Viernes 21 de mayo, 2004. San José, Costa Rica.
documentos,leyes,proyectos,informes,estudios,fallos,reglamentos,decretos,encuestas,deportes,educacion,cocina,politica,salud,historia,fotos,tecnologia,video,audio,navidad,libertad.de.prensa.y.expresion,moda,servicios.nacion.com Suplemento Cultural Áncora Estación 21 Metro Cuadrado Revista Dominical Teleguía Tiempo Libre Zurquí Secciones Suplementos
Portada

Carrera ciclística Del día la noche

Pronostique y gane con Digigol

Mundial futbol 2002

Vídeos goles Costa Rica hacia Mundial 2002

Historia de los mundiales

Grandes Ligas

FIFA

NBA

Noticias Deportes:

Foto Principal: 726402
HIJO DEL ÉXITO. En su primera temporada completa como entrenador, Hernán Medford consiguió anoche su primer título nacional en el banquillo, al frente del Saprissa.
David Vargas/LA NACIÓN
El técnico campeón

Medford: siempre a la ofensiva

• Entrenador insufló su estilo como jugador al plantel morado

Gustavo Jiménez M.
gujimenez@nacion.com

Nunca como ahora un equipo de futbol retrató tan bien la personalidad de su entrenador. Porque este Saprissa campeón de la temporada 2003-2004 es un fiel espejo de Hernán Medford: siempre al ataque.

Desde su época como jugador, Medford se destacó como un líder dentro de la cancha, donde mostró innegables condiciones, y fuera de ella, como caudillo frente al eterno desorden administrativo y muy crítico con la prensa.

Ese estilo frontal, al ataque, agresivo, fue el sello que prometió al asumir el reto del banquillo saprissista, a finales de marzo del año anterior. Y lo cumplió: polémico, frontal, directo, pero también exitoso.

Le tocó una brasa inestable, pues a Saprissa los técnicos no le duraban mucho.

Eso sí, a diferencia de los otros, él llegó en la época de bonanza financiera, justo después del arribo de Jorge Vegara. O más bien: Medford contribuyó a la entronización del mexicano, pues fueron el ahora entrenador y el gerente de comunicación del club, Manuel Muñoz, quienes establecieron los primeros contactos con el magnate de Omnilife.

En el momento de asumir el reto Medford carecía de experiencia, aunque sí tenía algo de academia: un título de entrenador conseguido en México a mediados de la década anterior, cuando todavía destacaba como jugador.

Su carácter firme le permitió posesionarse rápidamente del vestuario, donde coincidió con muchos jugadores con los que compartió como futbolista.

Varios de ellos le habían dicho meses antes: “Ojalá yo no esté bajo su cargo cuando se convierta en entrenador, porque usted es muy exigente”.

Código

Poco a poco Medford estableció su código como entrenador, que en algunos alcances le generó roces con la prensa. Por ejemplo, jamás habla de algún jugador individual, ni propio ni adversario, por más extraordinaria o nociva que fuera la actuación de ese futbolista.

Es decir, ni cuando Álvaro Saborío se hizo amigo íntimo de la red en el Apertura, o cuando José Francisco Porras detuvo penales en la dramática serie ante el Pachuca, Medford deslizó elogios para alguien en particular. Siempre fueron para el conjunto, hasta para los que no jugaron, muy a lo tico, buscando la uniformidad.

Igual, tampoco hubo regañadas en público cuando alguien atravesó un bache o, por ejemplo, cuando Wálter Centeno se ganó tres expulsiones en apenas una vuelta. En privado fue otra cosa…

En las dos últimas semanas, el entrenador agregó un nuevo “decreto”: solo los lunes y jueves para atender a la prensa. Ocurrió cuando Herediano les ganó el Clausura, y en el gesto de aislamiento se percibió algún síntoma de preocupación en el banquillo morado.

Luego llegó la derrota estrepitosa ante la Liga. La mano del entrenador pesó para componer el ánimo de velorio en solo tres días. De miércoles a domingo, el equipo fue otro, y de domingo a jueves terminó de sepultar cualquier rastro de amargura para volver a inyectar alma de campeones.

Él mismo asumió la función de pararrayos, ante los cuestionamientos de los periodistas. No teme subir la voz y enrostrarle alguna de sus “verdades” a quien estime conveniente.

“A los 17 años incursioné en el futbol y desde entonces estoy listo para lo que venga”, había dicho cuando debutó como entrenador.

Ese es Medford: siempre al ataque, como cuando era jugador.

Buena estrella

• El éxito también le sonríe a Medford en su nueva profesión

Nombre: Hernán Evaristo Medford Bryant.

Nacimiento: 23 de mayo de 1968 en Desamparados.

Trayectoria como jugador: actuó en Sagrada Familia y Saprissa de Costa Rica, además de clubes en Yugoslavia, Austria, Italia, España, y México. Con la Selección Nacional disputó dos Mundiales mayores y uno infantil.

Último partido: se retiró en un amistoso entre Saprissa y la Universidad Católica de Chile, el 29 de enero de 2003 (victoria chilena 1-0).

Debut como entrenador: fue el 23 de marzo de 2003 con una victoria 1-0 ante San Carlos, en el Carlos Ugalde, aunque ese día no pudo estar en el banquillo.

Títulos como entrenador: campeón nacional de la temporada 2003-2004, campeón de Uncaf 2003 y subcampeón de Concacaf 2003-2004.

Otros puestos: gerente deportivo de Saprissa de enero a marzo de 2003.


Archivo y Ediciones anteriores
Última hora por email
Noticias en Celular GSM
Emails de Redacción
Envíe un fax gratis
Servicios
Avisos Económicos
Infórmese en su Agenda digital
Chats



Agenda
Nacionales
Foro sobre torturas de estadounidenses en Iraq.
Foro sobre TLC Centroamérica - EE.UU.

Promociones
Oferta Enciclopedia Salvat
Reglamento del concurso Deje y Gane 2004
Reglamento del concurso Digigol

Educación
Revista Salud

Tecnoavances
Escogiendo carrera
Padres expertos
Fascículo Aula Verde: ecología para niños
Fechas históricas
Tribuna idioma
Columna Raíces

Deportes
Especial Campeonato de Clausura


Belleza, hogar y moda
Recetarios
Especial Miss Costa Rica 2004

Pasatiempos
Cinemanía

Sitios de interés
Sitios web de Costa Rica
50 de los sitios ticos más populares de Internet
Libertad de prensa
Sitio Libertad prensa y expresión
Sobre nacion.com
Anúnciese
Preguntas frecuentes
Edición más actual
Equipo de nacion.com

Sobre La Nación impresa
Tarifario 2003-2004
Suscríbase
Envíe su currículum
talento@nacion.com



© 2004. LA NACION S.A. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com