Busqueda
Avanzada
Domingo 3 de octubre, 2004
San José, Costa Rica.

Servicios | Archivo | Escríbanos | Economicos.com | Fax gratis | Noticias en PDA , celular , e-mail

  Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Concurso Digigol
Internacionales
Economía
Ciencia
Week in Review
Ediciones anteriores de nacion.com

  Editoriales y Encuestas
Opinión
Cartas
Encuestas
Chats
Foros

Ocio y Cultura
Campeonato de Futbol 2004-2005
Concurso Digigol
Viva (Vida/Cultura)
Áncora (Cultura)
Tiempo Libre
Teleguía
Revista Dominical
La Nación en Imágenes
Revista Salud
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Sitios Costa Rica

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Estación 21
Raíces (Geneología)
Tribuna Idioma
Fechas históricas

  Documentos
Leyes
Informes

Especiales
Especiales
Olimpiadas Atenas 2004

  Quienes somos
Anúnciese en nacion.com
Preguntas frecuentes nacion.com
Edición más actual nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Tarifario La Nación 2004-2005
Envíe su currículum

Noticias Deportes:

Foto Principal: 820105
FELIZ. A Sunsing le volvió la fantasía en Pérez Zeledón. “No es un club canchero, como nos dice el profe Restrepo. Hay más orden, identidad y profesionalismo. Tiene otra mentalidad y se piensa en grande”, afirmó.
Carlos Borbón/LA NACIÓN
Goleador del campeonato

El resurgir del nuevo Sunsing

Superó la indisciplina y volvió a ser figura en Pérez Zeledón

Rodrigo Calvo C.
rcalvo@nacion.com

San Isidro de El General.“ Lo que usted hizo en su vida, bueno o malo, no me importa. A partir de ahora cuenta lo que usted haga para el equipo, no solo en un partido, sino en todo el campeonato”.

Este mensaje de Carlos Restrepo, estratega de Pérez Zeledón, caló muy hondo en William Sunsing, cuando fue contratado por los generaleños a solo diez días de arrancar el Torneo de Apertura.

El resultado se vio en solo seis fechas. Sunsing recobró la alegría, la picardía y fantasía por el futbol, que había perdido hace dos años cuando, en sus palabras, tocó fondo por indisciplina, con trasnochadas y problemas de faldas.

En amplia entrevista con La Nación, el viernes pasado en la Hotelera del Sur, William dijo que ya recoge los frutos de una reconversión espiritual en su vida.

Ahora, previo al duelo de invictos con la Liga, hoy a las 11 a. m., Sunsing exhibe credenciales como goleador del torneo (7 dianas), referente generaleño y un personaje que retorna ilusionado a la Selección, tras dos años de ausencia.

–¿Qué encontró en Pérez?

–No me imaginaba encontrarme un ambiente de paz, tranquilidad, compañerismo, unión y familiaridad como el que recibí. La afición me recibió con gran cariño.

–¿Volvió a retomar su juego?

–Antes de reencontrarme con todo lo bueno que ahora me pasó, tuve que reencontrarme con mi propia personalidad y mi forma de jugar. Volví a retomar las bases sólidas que tenía atrás: mi espiritualidad... muy cerca de Dios.

–¿Qué le impidió encontrar este derrotero antes?

–Empecé joven en la Primera División y llegué a la Selección a corta edad. Perdí las raíces que me llevaron a estar ahí. Eso me desvió un poquito. Hubo un tiempo en que no quise jugar más.

–¿Problemas de conducta lo hicieron caer al abismo?

–Cuando se van los sueños y las metas, viene la desconcentración y las cosas negativas. De ahí surgió la indisciplina. Como joven llegué a cometer muchos errores y a fallar en mis áreas débiles.

–¿Llegó a tocar fondo?

–Sí. No tenía la ambición de antes. Me cuestionaba para qué ir a entrenar o jugar. Y hasta pensaba en dedicarme a otras cosas.

–¿Hubo drogas y licor?

–Nunca me llamó la atención. Como hijo único tuve libertad y descuidé la parte humana. Me gustaban las discotecas, los carros y me ufanaba por tener plata. Mis debilidades fueron las mujeres.

–¿Qué pasó durante el accidente de tránsito que sufrió?

–Fue normal. Algunos pensaron que iba ebrio. Esa fue una escuela para mí, para darme cuenta de que estaba equivocado. La hora, 12:45 a. m., no era conveniente para un jugador profesional.

–¿Qué pasó en el Saprissa?

–Si no figuré fue porque llegué cuando el club no ganaba y, económicamente, estaba en la calle. Yo entraba y no pasaba nada. Fue la etapa más dura de mi vida: era uno más del montón que cobraba un salario. En lugar de ir para adelante, más bien retrocedía.

–¿Por qué no alcanzó estabilidad en los otros equipos?

–Después del Mundial, todavía pertenecía a la MLS y tenía que jugar torneos cortos por solo seis meses. Por eso no hubo química, ni me acomodé, se presentaron lesiones y así pasé por Saprissa, San Ramón y Santa Bárbara.

–¿Qué pasó para que no siguiera en el Cartaginés?

–Juan Luis me quería poner de lateral derecho. Yo lo intenté, pero no me sentía a gusto. Tomé la dura decisión de dejar el equipo, a una semana y media para comenzar el campeonato, sin tener nada con otro club. Y vino lo de Pérez.

–¿Pensó que en Pérez todo se iba a presentar tan rápido?

–Antes de empezar el torneo, mi pastor, Jásper Mac Donald, de la congregación Pasión por las Almas, me dijo: “Usted va a ser el goleador del campeonato y va a ir a la Selección cuando menos lo espere”. Yo le creí. Entonces, no sé si lo esperaba, pero sí lo creía.

–¿Hasta dónde quiere llegar?

–Me gustaría volver a un club grande y jugar en el exterior. Ser protagonista y retomar mi imagen. Espero agradecerles a todos en Pérez lo que hicieron conmigo. Si no fuera por ellos, no llevaría tantos goles. Debo tomarlo con calma, pues esto apenas empieza.

William en datos

Foto Flotante: 820107
Tranquilo. Sunsing halló la paz en Pérez. Aquí en el puente sobre el río General.
Carlos Borbón/LA NACIÓN

Nombre completo: William Sunsing Hidalgo.

Edad: 27 años. Nació el 12 de mayo de 1977, en San José.

Peso y estatura: 73 kilos y 1,74 metros.

Estado civil: Separado. Padre de una hija, Kalyn Rachel Sunsing, de cuatro años.

Puesto: Delantero.

Club: Pérez Zeledón.

Trayectoria: Herediano (1994-96, 1998-99, 1999-2000, 2001, 2002 y Apertura 2002), Ramonense (1996-98 y Apertura 2003), New England Revolution de Estados Unidos (2000, 2001 y 2002), Saprissa (2002-2003), Santa Bárbara (Clausura 2004) y Pérez Zeledón (desde el 2004).

Debut en la Primera División: Juego Herediano-San Carlos (ganó 3-1), el 5 de abril de 1995, en Heredia. Ingresó por Mauricio Solís, al 67’.

Primer gol oficial: Juego Saprissa-Ramonense (2-2), el 5 de marzo de 1997, en el estadio Saprissa. Venció a Érick Lonis, al minuto seis.

Goles anotados: 40 en Costa Rica y 17 en Estados Unidos. En el país convirtió 7 goles con Ramonense, 24 con Herediano, 1 con Saprissa, 1 con Santa Bárbara y 7 con Pérez.

Selecciones: Juvenil (1996-97), Sub-23 (1999-2000) y Mayor. Debutó el 26 de enero del 2000 contra Trinidad y Tobago (ganó 2-1) en San José, al reemplazar a Steven Bryce, al 46’. Registra un gol y 23 juegos internacionales de clase A.

Torneos: Copas de Oro del 2000 y 2002, Premundial 2002 y el Mundial 2002.

Sala de Redacción
Costa Rica Hoy
Centroamérica Hoy
Latinoamérica Hoy
Mundo Hoy
Fútbol en Costa Rica
Fútbol en América
Fútbol en el Mundo
Otros Deportes
Economía en América
Economía en el Mundo




Economicos.com
Metro cuadrado
Suscríbase La Nación


Campeonato de Futbol 2004-2005
CONCURSO DIGIGOL
Obituario
Diario Oficial La Gaceta