Búsqueda
Avanzada
Martes 02 de agosto, 2005
San José, Costa Rica.

Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Campeonato futbol 2005-06

  Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Chats
Foros

Especiales Noticiosos
Texto preliminar de reforma fiscal y noticias publicadas
Texto preliminar del TLC Costa Rica-EE.UU. y noticias publicadas
Listado Completo

Ocio y Cultura
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Revista Salud
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Sitios Costa Rica

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Estación 21
Raíces (Geneología)
Tribuna del Idioma

  Documentos
Leyes
Informes

Especiales
Inventario completo
Copa de Oro 2005
Imágenes: Tragedia en Hospital Calderón Guardia
Galería: Conciertos Live 8
Guerra de las Galaxias
Miss Universo 2005
Décimo aniversario de nacion.com
Calendario 2005

Quiénes somos
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Opinión:

Foto Principal: 939041
/LA NACIÓN

TLC ahora

Causa angustia la ausencia de reformas complementarias para aprovechar el TLC

Rodolfo Saborío Valverde


Luego de los enconados esfuerzos por parte de políticos y sindicalistas nacionales por sabotear el TLC en los propios Estados Unidos, brindando argumentos a los proteccionistas y grupos de interés de ese país, valiéndose en muchos casos de información falsa, la discusión se traslada nuevamente al ámbito local. El TLC entrará en vigencia en breve y ahora la decisión es si formaremos parte de ese acuerdo comercial o nos quedamos fuera de él.

En días recientes el argumento preferido de los impenitentes opositores ha sido el de las diferencias en el rango normativo que asume en los Estados Unidos y Costa Rica el conjunto de normas negociadas. Esto se deriva del hecho de que en el primer país el acuerdo no adquiere la categoría de tratado internacional y no se encuentra en una relación de superioridad con la legislación interna federal o estatal. Por otra parte, en nuestro país, hasta el momento, se ha hablado de que la aprobación de dicho instrumento debe hacerse mediante el trámite de aprobación de tratados internacionales, lo cual le asigna por disposición constitucional un rango superior a la ley ordinaria.

El nuevo argumento, llevado a sus extremos, implicaría que Costa Rica no podría suscribir ningún acuerdo comercial con países con sistemas de negociación internacional diferentes. A lo sumo, lo que se está poniendo en evidencia es que los mecanismos internos de que disponemos son obsoletos o insuficientes, y somos nosotros mismos quienes podemos modificar esas reglas o dejarlas como están, lo cual no es atribuible, por supuesto, a nuestros socios comerciales. Lo que interesa en el presente caso es que el acuerdo vincule y sea cumplido por ambas partes y hasta el momento no existe un solo antecedente que permita cuestionarse que así sucederá, ya que las reglas del Derecho Internacional aplicable, independientemente de las diferencias de sistemas entre las naciones, hacen que los acuerdos comerciales sean operativos en la práctica.

Lo más preocupante. Lo que realmente debería causar gran preocupación es la ausencia de avances en la preparación y tramitación de medidas legislativas complementarias que permitan sacar el máximo provecho del acuerdo comercial y mitigar los eventuales efectos negativos. Hasta el momento ninguna agrupación política ha formulado una propuesta para efectuar los ajustes normativos que cumplirán con ese papel de contención que todos reconocen como necesario.

Lamentablemente los únicos que se hacen oír son los que amenazan con la acción callejera ya que el Gobierno, descabezado en este campo, lo único que propone es aumentar el endeudamiento mediante un crédito que ni de lejos puede catalogarse como la legislación complementaria que demandan las circunstancias actuales.

Como lo hemos venido afirmando, con TLC o sin él, se hace necesaria la apertura en telecomunicaciones para no quedarnos rezagados ante los avances tecnológicos que nos llegan con cuenta- gotas debido al sistema de corrupción que domina las compras públicas. Asimismo, el monopolio de los seguros ha implicado el beneficio de un grupo reducido de intermediarios y de políticos, que no halla ninguna justificación, a pesar de la resistencia que a toda costa plantean los sectores que se escudan detrás de una hipócrita defensa del Estado Social.

Lo impostergable. Adicionalmente, independientemente del acuerdo comercial, el país ya no puede posponer más la profunda transformación institucional que se requiere para eliminar los grandes cuellos de botella y las distorsiones burocráticas que nos impiden siquiera acercarnos a un despegue económico que nos encamine a un desarrollo con equidad.

La legislación complementaria debe incluir las herramientas para dirigirnos a la construcción de ese Estado Social de Derecho al que todos debemos aspirar, que no es todavía una realidad y que más bien ha demostrado marcados retrocesos en las últimas décadas, debido a los políticos que han llegado a servirse de la función pública y a los cómplices que han callado a cambio de prebendas sindicales y corporativas.

Llegó el momento, entonces, de que los responsables políticos individualicen y definan las transformaciones específicas con que se enfrentará el reto que se nos presenta por delante.

Sala de Redacción
Costa Rica Hoy
Centroamérica Hoy
Latinoamérica Hoy
Mundo Hoy
Futbol en Costa Rica
Futbol en América
Futbol en el Mundo
Otros Deportes
Economía en América
Economía en el Mundo


Especiales
Inventario completo
Copa de Oro 2005
Imágenes: Tragedia en Hospital Calderón Guardia
Galería: Conciertos Live 8
Guerra de las Galaxias
Miss Universo 2005
Décimo aniversario de nacion.com
Calendario 2005


Suplemento Metro cuadrado
Suplemento comercial Mano a mano
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com

Tarifario La Nación 2005


Obituario
Diario Oficial La Gaceta