Búsqueda
Avanzada
Lunes 02 de mayo, 2005
San José, Costa Rica.

Servicios | Archivo | Escríbanos | Economicos.com | Fax gratis | En PDA, celular, e-mail,

  Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review

  Especiales Noticiosos
Listado Completo
Papa Benedicto XVI
Muerte Papa Juan Pablo II
Caso ICE-Alcatel
Caso CCSS-Fischel

  Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Chats
Foros

Ocio y Cultura
Concurso Digigol
Campeonato 2004-2005
Calendario 2005
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Revista Salud
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Sitios Costa Rica

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Estación 21
Raíces (Geneología)
Tribuna Idioma

  Documentos
Leyes
Informes

Especiales
Especiales
Galería fotos: Concierto Café Tacuba
Décimo aniversario de nacion.com

  Quienes somos
Anúnciese en nacion.com
Preguntas frecuentes nacion.com
Edición más actual nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Tarifario La Nación 2005
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Opinión:


Tiempo y vacío


Rodolfo Saborío Valverde


Todavía falta un largo año para que culmine el presente período constitucional de gobierno y ya llevamos más de dos deseando que el tiempo pase más rápido. Cada vez se hace más notoria la necesidad de introducir cambios a nuestro sistema político.

Sin duda, el país en su conjunto pierde con un modelo en el que no queda más alternativa que esperar a que transcurra el plazo fijo de elección de los diputados y el presidente, independientemente de lo desafortunado de su gestión. Este es un tema que se ha venido evadiendo y ya casi nos costó el colapso institucional en el período caracista, 1978-1982, y todo parece que nos va a dejar ahora como legado cuatro años perdidos, con los grandes temas de transformación ausentes de la agenda parlamentaria.

Repasando las deliberaciones que efectuaron los constituyentes de 1949, se ve lo inadecuado del modelo presidencialista para una sociedad como la actual en que los ciudadanos exigen resultados y no se contentan con discursos con estadísticas vacías. Puede que ese haya sido uno de los mayores desaciertos de la Constitución del 49, superado solo por la eliminación del requisito de saber leer y escribir para ser diputado.

Sala de Redacción
Costa Rica Hoy
Centroamérica Hoy
Latinoamérica Hoy
Mundo Hoy
Futbol en Costa Rica
Futbol en América
Futbol en el Mundo
Otros Deportes
Economía en América
Economía en el Mundo



Especiales
Especiales
Galería fotos: Concierto Café Tacuba
Décimo aniversario de nacion.com


Suplemento Metro cuadrado
Suscríbase La Nación
Sitio El Empleo.com
Economicos.com
Empleos en Económicos.com
Vehículos en Economicos.com
Bienes Raíces en Economicos.com
Alquileres en Economicos.com


Obituario
Diario Oficial La Gaceta