Búsqueda
Avanzada
Martes 17 de mayo, 2005
San José, Costa Rica.

Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,

  Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review

Especiales Noticiosos
Texto preliminar de reforma fiscal (1,2 MB)
Listado Completo
Discurso presidente Pacheco, 1° mayo
Papa Benedicto XVI
Muerte Juan Pablo II
Caso ICE-Alcatel
Caso CCSS-Fischel

  Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Chats
Foros

Ocio y Cultura
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
Concurso Digigol
Campeonato futbol 2004-05
La Nación en Imágenes
Revista Salud
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Sitios Costa Rica

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Estación 21
Raíces (Geneología)
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Deportes:

Foto Principal: 973580
El saprissismo llegó henchido de ánimo a apoyar a su equipo
Afición morada en pie hasta el final

Saprissa 2 - Alajuelense 2: Fiesta en casa prestada

Liguistas llegaron al Saprissa y tuvieron su recompensa por acompañar equipo
La afición morada se refugió en el título de la Concacaf para encontrar consuelo

Yuri Lorena Jiménez
yjimenez@nacion.com

Los manudos eran apenas un manchón en el coloso teñido de morado y blanco, pero al final fueron sus cantos los que se escucharon con más fuerza.

La mayoría saprissista no tuvo la razón anoche en el estadio Ricardo Saprissa pues fue la minoría rojinegra la que al final sonrió con mayor amplitud.

A pocos minutos del arranque, un Saprissa que se antojaba majestuoso hizo gala de su orgullo bien ganado tras el triunfo en México. Por los altoparlantes sonó imperioso el himno de la legendaria banda Queen, We are the champions, mientras la pantalla gigante daba cuenta de las imágenes en cámara lenta con los jugadores morados en plena celebración.

Foto Flotante: 973678
Los jugadores alajuelenses montaron su fiesta en la gramilla del Saprissa.

Los pocos rojinegros fruncieron el ceño con atisbos de preocupación, mientras el estadio rugía pidiendo un triunfo más.

El gol de Carlos Hernández viró el ánimo triunfalista y el entusiasmo cambió de bando para posarse eufórico en los manudos, que se multiplicaron en gritos y loas.

Durante el descanso, las actividades planificadas por los anfitriones tuvieron tinte de desaguisado. Un cantante panameño de reggae tuvo una misión ingrata: intentó animar, pero su canto se perdió en el desafine del momento. Parecía un cuentachistes en un velorio.

Los goles saprissistas no hicieron más que echar sal sobre la herida que la daga rojinegra había clavado en el primer tiempo. Porque renacer en la esperanza para volver a caer es aún más lacerante. Al final, los morados acudieron a su bien ganado último orgullo: "¡ Deporsí vamos para Japón!", decían muchos. Sonrisas forzadas y gestos mustios.

La daga, imposible negarlo, había quedado clavada en las entrañas del Monstruo.

Sala de Redacción
Costa Rica Hoy
Centroamérica Hoy
Latinoamérica Hoy
Mundo Hoy
Futbol en Costa Rica
Futbol en América
Futbol en el Mundo
Otros Deportes
Economía en América
Economía en el Mundo



Especiales
Especiales
Galería: Concierto Café Tacuba
Décimo aniversario de nacion.com
Calendario 2005


Suplemento Metro cuadrado
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com
Empleos en Económicos.com
Vehículos en Economicos.com
Bienes Raíces en Economicos.com
Alquileres en Economicos.com
Tarifario La Nación 2005


Campeonato futbol 2004-05
Concurso Digigol
Obituario
Diario Oficial La Gaceta