Búsqueda
Avanzada
Lunes 13 de febrero, 2006
San José, Costa Rica.

Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Elecciones 2006
Campeonato futbol 2005-06

Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Chats
Foros

Especiales Noticiosos
Mundial 2006: Equipos, grupos, figuras y calendario
Texto preliminar de reforma fiscal y noticias publicadas
Texto preliminar del TLC Costa Rica-EE.UU. y noticias publicadas
Listado Completo

Ocio y Cultura
Calendario 2006
Su | Do | Ku
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Sitios Costa Rica

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Raíces (Geneología)
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Deportes:

Foto Principal: 1186671
El delantero poeta Athin Rooper (rojo) toca el balón ante el portero liberiano Rodolfo Álvarez.
Jorge Castillo
Lucha por el no descenso

Liberia 1 - Ramonense 0: Liberia dejó a los poetas a punto del K. O.

Al minuto 94, Kénneth García se abrió espacios y marcó el único tanto
Un fuerte viento que sopló en el estadio atentó contra ambos conjuntos

Arnoldo Rivera J.
arivera@nacion.com

Liberia. Los gestos de los ramonenses eran el mejor retrato y la crónica más acertada del juego: desencajados, todos; buscando respuestas, otros; recriminaciones entre sí; otros, sin dar crédito a lo que sucedía, ninguno.

De manera increíble (por la circunstancias del cotejo), Liberia tumbó a Ramonense con un gol en tiempo de descuento y producto de un despiste fenomenal de la defensa. La habilidad de Kénneth García se encargó del resto.

Además:

  • Dopaje, un episodio delicado en la pampa
  • Solo había caras largas en el bando moncheño
  • Los liberianos dejaron a los poetas en estado muy cercano al coma: la distancia entre ambos ahora es de 16 puntos, cuando solo quedan 27 puntos. Parece muy complicado, sobre todo porque la caída de ayer fue ante uno de los rivales directos en la lucha por eludir el descenso.

    Ramonense necesitaba el puntito para seguir abrigados a la esperanza de lograr la hombrada en la recta final del Campeonato; pero, como le sucedió el martes ante Carmelita, la derrota los golpeó justo cuando el tiempo para tan siquiera balbucear una respuesta se había agotado.

    Si se mira bien, fue un choque equilibrado y el empate -sin ser el mejor trato- no era un mal negocio. En estas circunstancias siempre es bueno recoger algo, que irse con las manos vacías.

    ¡Qué viento! Por parte de ambos hubo ganas e intentonas por hacer bien las cosas, pero el inusitado viento que sopló sobre el estadio liberiano provocó que las precauciones fueran parte del menú . Sin dudas, el ventolero fue el que más conspiró en contra.

    Los poetas extremaron cuidados en la primera mitad, cuando les tocó lidiar -como a todos los presentes- contra esos vientos; los liberianos lo vivieron luego.

    Se vio un poco mejor Liberia en la etapa inicial.

    Sin embargo, le faltó contundencia y puntería en los tiros libres que buscaron. John Jairo Quiñones fue la visagra del ataque aurinegro: por él pasaron los balones para abrir la defensa roja.

    Enfrente, Athim Roper se prodigó en esfuerzos y siempre buscó el diálogo con Ewance Benwell; este disminuido por una lesión en los albores del encuentro.

    Con el viento en contra, Liberia se puso -ojo al Cristo y mano a la cartuchera-: no fuera que alguna desafortunada acción hiciera una mala pasada, pues los poetas mostraron algo más de atrevimiento.

    La segunda mitad quedó en deuda y el 0-0 parecía escrito., hasta que los ramonenses se equivocaron en la salida, la bola quedó en pies de Kénneth García, un recorte y ¡al fondo! (minuto 94). Final.

    Ramonense, entonces, queda al borde del abismo. Los rostros desencajados de sus jugadores eran el mejor retrato de su situación.

    Liberia 1

    Ramonense 0

    Liberia: Rodolfo Álvarez 6, Rándall Chavarría 6, Carlos Espinoza 7, Diego Villalobos 6, Freddy Segura 6, Jorge Retana 6, Fabio Jiménez 6, Kénneth García 6, Randy Cubero 6, John Jairo Quiñones 7, Marvin Calvo 6. D. T.: Juan Diego Quesada.

    Cambios: José Humberto Ugarte 6 (Calvo, 46'); Fernando Piñar 7 (Cubero, 53') y Wálter Chevez (Villalobos, 75').

    Ramonense: Jorge Vindas 6, Marco Tulio Cordero 6, Álvaro Sánchez 6, Cristian Cisneros 6, Cristian Estrada 6, Luis Peña 6, Ariel Rodríguez 6, Roberto Mudarra 6, Rolando Araya 6, Athim Roper 7 y Ewance Benwell 6. D. T.: Luis Bonilla

    Cambios: José Araya 6 (Rolando Araya, 37'); Álvaro Noreña 5 (Benwell, 66') y Ulises Morera 5 (Mudarra, 75').

    Gol: 1-0 (94'): Kénneth García, pase de John Jairo Quiñónez. Árbitros: Luis Rodríguez 7, asistido por Jorge Villalobos y Miguel Guadamuz. Incidencias: expulsados Erick Quesada y el técnico Luis Bonilla. Ambos se encontraban en el banquillo del equipo ramonense. Estadio: Edgardo Baltodano, de Liberia. Hora: 11 a. m.

    Foto Principal: 1186673
    Detrás de la malla que separa la zona de camerinos con la gramilla, el técnico ramonense Luis Bonilla lamenta la derrota de ayer.
    Jorge Castillo

    Dopaje, un episodio delicado en la pampa


    Guillermo Rivera
    Corresponsal

    Liberia. Sin tener certeza aún sobre lo que habría provocado una supuesta violación al reglamento del control de dopaje, el cuerpo técnico y la junta directiva de Liberia aún no salían ayer de la incertidumbre y molestia.

    El hecho de que los nombres de los jugadores Carlos Alemán y Leonardo Jiménez fueran de dominio público antes de notificar al club o a los involucrados, provocó malestar en la pampa.

    Para Manrique Sibaja, presidente liberiano, los términos del informe no son claros.

    "Debemos reunirnos con los jugadores antes de emitir algún criterio. Si ellos manifiestan desconocimiento y que no ha sido adrede, pediremos el análisis de la contramuestra, si por el contrario aceptan el hecho esperaremos lo que pueda venir", aseveró.

    Un criterio similar externó el técnico Juan Diego Quesada.

    "Los jugadores son seres humanos y pueden cometer errores; como técnico es la primera vez que me pasa", manifestó Quesada.

    "Yo creo en ellos, vamos a escucharlos y los apoyaremos hasta donde el reglamento lo permita. De haber sucedido seguro fue por una acción personal de cada uno de ellos sin mala intención", agregó.

    Aunque se intentó hablar con ambos futbolistas a la salida del vestuario, el único que se refirió al tema fue Alemán, quien manifestó que desconocía el informe y que hasta que se reuniera con el presidente emitiría un criterio.

    Por su parte, Leonardo Jiménez, quien jugó todo el encuentro, permaneció dentro del camerino.

    Todas las partes involucradas señalaron que si el informe es positivo aceptarán el castigo, aunque indicaron que es un tema nuevo en el futbol tico, y los jugadores deben informarse más sobre dopaje.

    Solo había caras largas en el bando moncheño


    Arnoldo Rivera J.
    arivera@nacion.com

    Liberia. Rolando Araya caminaba despacio de la cancha al vestuario asignado a Ramonense. Arrastraba consigo la lesión que lo apartó del juego al minuto 37, y el desánimo de una derrota de última hora que casi los sentencia al descenso.

    "No hay mucho que decir, ahora tenemos las cosas muy difíciles, tenemos que sacar todos los partidos que nos quedan", expresó, de manera amable, el capitán moncheño.

    "Fue lo mismo que pasó contra Carmelita: una desatención nos costó el partido. Hoy (ayer) no se vio una diferencia entre ellos y nosotros. Se intentó, pero tal como hoy..." y la frase se quedó sin terminar porque el hombre no encontró las palabras para explicar una derrota cuando se jugaba el minuto 94.

    Cuando ese gol cayó, Athim Roper solo atinó a cubrirse la cabeza con su camiseta. "Le duele a uno esto porque se luchó. Usted vio el partido y no merecíamos perder", indicó el atacante.

    En medio de la incredulidad, Roper deslizó una petición: "Quiero pedirle a la gente de San Ramón que nos acompañe el miércoles (ante Alajuelense), vamos a tratar de darle una alegría. Un pueblo tan ameno no se merece esto. Hay que ganar".

    Ramonense "torea" el descenso desde el Apertura, en el cual no ganó ningún partido y pasó 10 sin anotar. Luis Perla Bonilla llegó al banco poeta con el fin de rescatar la nave.

    "Yo sabía que era difícil esto, pero no que era tan difícil. Hoy (ayer) vamos a rumiar la pena, mañana (hoy) vamos a ver de qué forma le hablamos a los muchachos porque el miércoles tenemos que volver a jugar.

    "Hay que seguir luchando, Ramonense se merece más y el que vio el partido se dio cuenta de que Liberia no hizo mucho para ganar. Se intenta, pero siento que vamos de espalda, que vamos para atrás, para atrás.", manifestó.

    Sala de Redacción
    Costa Rica Hoy
    Centroamérica Hoy
    Latinoamérica Hoy
    Mundo Hoy
    Futbol en Costa Rica
    Futbol en América
    Futbol en el Mundo
    Otros Deportes
    Economía en América
    Economía en el Mundo


    Especiales
    Escogiendo carrera
    Concurso Digigol
    Inventario completo


    Suplemento Metro cuadrado
    Tarifario Grupo Nación
    Suplemento comercial Mano a mano
    Anúnciese en nacion.com
    Suscríbase a La Nación
    El Empleo.com
    Economicos.com


    Enlaces comerciales:




    Obituario
    Diario Oficial La Gaceta