Búsqueda
Avanzada
Miércoles 21 de junio, 2006
San José, Costa Rica.

  Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,  

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Mundial Alemania 2006


Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Chats
Foros

Especiales Noticiosos
Especial Esogiendo Escuela
Traspaso de poderes
Campeonato futbol 2005-06
Elecciones 2006
Texto preliminar del TLC Costa Rica-EE.UU. y noticias publicadas
Listado Completo

Ocio y Cultura
Calendario 2006
Su | Do | Ku
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Sitios Costa Rica

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Raíces (Geneología)
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Deportes:

Foto Principal: 1288179
Gabriel Badilla siente todo el peso de la derrota sobre sí; al fondo Wálter Centeno. Todo estaba consumado.
AP

Mundial: Costa Rica 1 - Polonia 2, Selección sin alma, ni coraje, ni futbol

La Tricolor reiteró errores y añadió un crónico descuido en la "bola muerta"
No fue posible arañar un punto ante el modesto y limitado cuadro polaco

Gustavo Jiménez M.
gujimenez@nacion.com

Hanover. Costa Rica volvió a demostrar ayer por qué es firme candidata a ocupar los últimos lugares del Mundial.

La Tricolor fue un equipo sin alma ni coraje para sobreponerse a sus anteriores derrotas, y careció de futbol para imponer sus condiciones ante el limitado cuadro polaco.

Además:

  • Un desastre anunciado
  • El defensa que salvó la honra polaca
  • Alemania 2006 fue un desastre total para la Selección tica, que reiteró muchos errores de sus primeros partidos y añadió una pésima forma de defender las jugadas de bola muerta.

    Polonia le sacó el jugo a dos tiros de esquina y evitó ser la comparsa del grupo A. Costa Rica, en cambio, sumó otro papelón, esta vez ante un conjunto mucho más modesto que Ecuador y Polonia.

    La Tricolor manejó el balón durante muchos tramos del encuentro, básicamente porque los polacos así lo permitieron, fieles a su estilo.

    Pese a disponer de tan preciado botín en los pies -posesión de pelota-, Costa Rica únicamente pudo conseguir una anotación de tiro libre. Aparte de ese trallazo de Rónald Gómez, el resto fue un futbolito descoordinado y de muy bajo calibre.

    Solo una acción de Gómez y Wanchope, una de las mejores combinaciones ticas de todo el Mundial, anunció un propósito de enmienda de la Selección.

    No obstante, el asunto terminó en nada porque Gómez erró el disparo cuando tenía todo el marco a su disposición.

    El cuerpo técnico prescindió esta vez de uno de los volantes de contención, para añadir volumen ofensivo con la inclusión de Cristian Bolaños como titular.

    La variante nunca terminó de cuajar. Por algunos lapsos la línea de tres volantes de llegada trató de hilvanar acciones de peligro, mas en general siempre fueron presa fácil de los gendarmes polacos.

    Foto Flotante: 1288285
    En el primer gol en contra de la Selección pudo haber falta contra Porras, pero eso no obvia la circunstancia de que salió mal por la pelota.
    AFP

    Otro padecimiento. Y en defensa esta vez se puede agregar otro aspecto a la enorme lista de defectos de la Tricolor.

    El equipo recibió los dos goles de bola muerta, en ambos casos al descuidar a Bartosz Bosacki.

    En el primero de los tantos pudo haber influido una posible falta a Porras. En el segundo, Wanchope perdió el salto ante Bosacki y dejó el arco a disposición del polaco.

    En la cancha de Hanóver quedó claro por qué Costa Rica y Polonia fueron los dos peores equipos del grupo A.

    A ambas selecciones les costó meterse en el partido, aunque al menos en esta oportunidad el cuadro tico no recibió el gol tempranero que sí había encajado en sus dos anteriores cotejos.

    Más bien, la Tricolor consiguió ponerse arriba, una circunstancia que no disfrutó en sus otros partidos. La costumbre era estar siempre abajo en el marcador.

    Sin embargo, de nada sirvió tomar la delantera. El cuadro tico fue incapaz, por un lado, de aumentar su ventaja, y por el otro, de proteger la frágil diferencia de un 1-0.

    Sin ser una maravilla de equipo, Polonia explotó los tiros de esquina y le dio vuelta a la pizarra.

    Cuando el técnico Guimaraes incluyó a Álvaro Saborío, Carlos Hernández y Harold Wallace, quedaba poco por hacer. Con menos arrestos físicos, y sin reserva anímica para nadar contra corriente, la Tricolor terminó de sucumbir.

    Acabó la pesadilla del Mundial Alemania 2006 para Costa Rica.

    Un equipo flojo, sin carácter y con serios problemas de planificación y de dirección no podía saldar su aventura de otra manera: fracaso total.

    Costa Rica 1

    Polonia 2

    Costa Rica: José Francisco Porras 5, Jervis Drummond 5, Michael Umaña 6, Luis Marín 5, Gabriel Badilla 5, Leonardo González 5, Cristian Bolaños 5, Mauricio Solís 6, Wálter Centeno 5, Rónald Gómez 6, Paulo Wanchope 4. D. T.: Alexandre Guimaraes

    Cambios: Harold Wallace 5 (Drummond, 70'); Álvaro Saborío (Bolaños,78'); Carlos Hernández - (Gómez, 82).

    Polonia: Artur Boruc 7, Marcin Baszczynski 6, Jacek Bak, Bartosz Bosacki 8, Michal Zewlakow 6, Euzebiusz Smolarek 6, Arkadiusz Radomski 6, Miroslav Szymkowiak, Jacek Krzynowek 8, Ireneusz Jelen 7, Maciej Zurawski 6. D. T.: Pavel Janas

    Cambios: Pawel Brozek 7 (Zurawski, 46'); Mariusz Lewandowski (Radomski , 64'); Grzegorz Rasiak (Smolarek, 85').

    Goles: 1-0 (25'): Gómez, de tiro libre tras falta a Wanchope. 1-1 (33'): Bosacki, en saque de esquina cobrado por Zurawski. 2-1 (66'): Bosacki, en saque de esquina de Kezynowek. Árbitros: Samshul Maidin 5, de Singapur, con Prachya Permpanich, de Tailandia, y Eisa Ghuloum, de Emiratos Árabes. Amonestados: Umaña, Marín, Gómez, Badilla, González, en Costa Rica; Radomski, Bak, Zewlakow, Baszczynski. Estadio: Hánover, 4 p. m. (8 a. m., en Costa Rica). Asistencia: 43.000 personas.

    Foto Principal: 1288204
    Bartosz Bosacki (19) sentenció el juego para Polonia al 66', al ganarle el salto a Paulo Wanchope. En el suelo, inerme, José Francisco Porras.
    AP

    Un desastre anunciado


    Gustavo Jiménez
    gujimenez@nacion.com

    Hánover. Mientras los polacos dejaban seca la ciudad de Hanover, los aficionados ticos pasaban su tercera vergüenza en cosa de dos semanas.

    La Selección costarricense fue un compendio de sufrimientos en este Mundial. Incluso desde antes: la gira previa por Cataluña, Ucrania y República Checa anunció un desastre que, con tales antecedentes, no debería sorprender a nadie.

    El termómetro de los fogueos, otras veces engañoso, en esta ocasión no falló.

    La paliza de los ucranianos y el baile que le dieron los catalanes a la Tricolor resultaron una certera profecía de lo que le esperaba a Costa Rica en el Mundial.

    El duelo ante República Checa no resultó tan humillante, mas también anunciaba lo que se venía: un cuadro tico incapaz de generar volumen de ataque significativo y que, además, exhibía peligrosas lagunas en defensa.

    La debilidad en el ataque se disfrazó en el primer duelo gracias a los dos tantos de Wanchope. Lo que desde el principio quedó bien claro fue que la mandíbula de cristal estaba en la zaga.

    El cuerpo técnico perdió tiempo valioso al no decidirse a tiempo por un sistema defensivo claro. Tras el fiasco de la línea de cuatro en los primeros dos amistosos, se dio vuelta en "U" hacia la antigua línea de tres.

    El viraje, apresurado, no terminó de calar entre los futbolistas, pero aparte de este problema de libreto, los jugadores se empeñaron en mostrar todas las deficiencias individuales posibles.

    Compendio. La zaga tica estuvo siempre propensa a la autodestrucción: el error de Danny Fonseca al controlar un balón ante Ecuador (que propició el primer gol suramericano), las fallas de Marín en dos goles alemanes, el mal salto de Wanchope en el tanto que le dio la victoria a Polonia.

    Fue una reedición de las carencias que se observaron en los partidos amistosos. Solo que, en lugar de corregirse a tiempo, se acentuaron y multiplicaron justo en el peor momento: cuando todo el planeta estaba viendo.

    Debido a la escasa ambición del plantel, la primera derrota ante Alemania se valoró positivamente en lo interno del vestuario. Ante Ecuador, las exageradas esperanzas que había alrededor del plantel se estrellaron contra la realidad.

    Los fogueos no mentían. Desde mucho antes anunciaron que a esta Selección el traje mundialista le iba a quedar enorme.

    El defensa que salvó la honra polaca


    Ryan Lucas
    AP

    Hanover. Polonia no había ganado y no tenía goles en el Mundial. Un defensor acabó con ambas carencias: Bartosz Bosacki, llamado a último momento, marcó los dos tantos en la victoria 2-1 sobre Costa Rica.

    El jugador de 30 años de edad fue convocado por el técnico Pawell Janas en reemplazo de Damian Gorawski, víctima de problemas circulatorios y respiratorios. Y no defraudó.

    "Todo el equipo estuvo a la altura de la ocasión. Fue un esfuerzo inmenso, pero estoy contento de que nos vamos del torneo con la frente en alto", declaró Bosacki

    Bosacki no jugó en la derrota 2-0 ante Ecuador, pero fue titular frente a Alemania. Su presencia fue fundamental para contener el asedio germano, que ganó 1-0 en el descuento.

    Sala de Redacción
    Costa Rica Hoy
    Centroamérica Hoy
    Latinoamérica Hoy
    Mundo Hoy
    Futbol en Costa Rica
    Futbol en América
    Futbol en el Mundo
    Otros Deportes
    Economía en América
    Economía en el Mundo


    Especiales
    Festival Imperial
    Concurso Digigol
    Inventario completo


    Suplemento Metro
    Tarifario Grupo Nación
    Suplemento comercial Mano a mano
    Anúnciese en nacion.com
    Suscríbase a La Nación
    El Empleo.com
    Economicos.com


    Enlaces comerciales:
  • TicosLand.com
  • Brokers Bienes Raíces




  • Obituario
    Diario Oficial La Gaceta