Búsqueda
Avanzada
Lunes 30 de abril, 2007
San José, Costa Rica.

Publicidad
  Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,  

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Copa Nacional Ciclismo Montaña AM-PM
Campeonato 2006-2007
Sitio de Mapas

Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Xpresiones
Chats
Foros
Obituario

Ocio y Cultura
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Caja de Cambios (Motores y transporte)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Calendario 2007

Especiales Noticiosos
Nueva ley de Migración
Texto preliminar del TLC Costa Rica-EE.UU. y noticias publicadas
Conferencia mundial sobre sida 2006
Mundial 2006
Elecciones 2006
Especial Escogiendo Escuela
Listado Completo

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Raíces (Geneología)
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Teléfonos, fax y direcciones de La Nación
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Nacionales:

Foto Principal: 1581476
Mientras los pacientes esperan meses por una cirugía, en el tercer piso las camas se desperdician.
Eddy Rojas

Pacientes sufren incomodidad por faltante de camas


Vanessa Loaiza N.
vloaiza@nacion.com

El jueves pasado Juan José Robles, Mónica Rodríguez, Juan José Ruiz y Max Méndez convivían en una estrecha salita de Emergencias en el hospital San Rafael de Alajuela.

Para entonces cada uno completaba entre cinco y siete días de dormir en las angostas camillas de revisión ginecológica.

Esos duros colchones eran mejores que dormir en una banca o en un pasillo mientras se desocupaba una cama en los salones de cirugía del tercer piso.

Para ellos es un “relajo” que un hospital nuevo no pueda habilitar más camas –teniendo 84 vacías– por falta de personal.

Juan José Robles es un joven de 20 años que se fracturó el empeine de la pierna derecha bajando las gradas de su casa. El viernes cumplió ocho días esperando una cama disponible para que lo operen.

Como él, Mónica Rodríguez se quebró el tobillo derecho y hoy cumple diez días de compartir espacio con tres hombres.

Acongojada, reconoció que aún no le dan una fecha para operarla y ella ya quiere irse a su casa a atender a su esposo y a dos hijos adolescentes.

Junto a ellos, Juan José Ruiz se quebró el brazo y la pierna izquierdas hace una semana, cuando se cayó en una ladera en Sabana Redonda. Y por último está Max Méndez, que tiene un hueso desmontado en la mano derecha.

Como escasean las sillas de ruedas y las muletas, tres de ellos comparten los equipos y vigilan para que otro paciente “no los deje a pie”.

Después de tantos días juntos ya comparten la misma queja: el hacinamiento y el hambre.

“Viera, en la tarde nos dan una tacita de sopa con una cucharada de arroz. En la noche me suena el estómago”, contó Robles.

“El miércoles hicimos banca y nos compramos una pizza y nos la trajeron a escondidas”, reconoció uno, inquieto por la travesura.

Guillermo Porras, jefe de Emergencias, aceptó que para ellos aún no hay respuesta. Las camas se asignan hasta que sean dados de alta otros pacientes, pero por ahora el hospital está lleno.

Sala de Redacción
Latinoamérica Ya
Mundo Ya
Deportes Ya
Gente Ya
Nuevas Tecnologías


Especiales
Especial de salud: Bienestar integral
Festival Imperial
Inventario completo


Suplemento inmobiliario M
Suplemento Autos 2007
Tarifario Grupo Nación
Suplemento comercial Mano a mano
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com


Obituario
Diario Oficial La Gaceta