Búsqueda
Avanzada
Viernes 31 de agosto, 2007
San José, Costa Rica.

Publicidad
  Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,  

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Futbol: Campeonato 2007-2008
Sitio especial sobre cambio climático
Sitio de Mapas

Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Xpresiones
Chats
Foros
Obituario

Ocio y Cultura
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Caja de Cambios (Motores y transporte)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Calendario 2007

Especiales Noticiosos
Nueva ley de Migración
Conferencia mundial sobre sida 2006
Mundial 2006
Elecciones 2006
Especial Escogiendo Escuela
Listado Completo

Educación y Ciencia
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Teléfonos, fax y direcciones de La Nación
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Internacionales:

Foto Principal: 1709656
Imagen del estudiante Seung-Hui Cho, quien se suicidó después de la matanza de abril en Estados Unidos.
EFE
Ataque en Universidad Virginia Tech

Norteamérica
Matanza estudiantil en EE. UU. se pudo evitar, señala informe

Evaluación señala que autoridades no reaccionaron ante primeras muertes
Hubo dos horas entre los dos ataques del estudiante de origen surcoreano


Washington. Reuters y DPA. Las autoridades de Virginia Tech University deberían haber sido más rápidas en notificar a los estudiantes sobre dos asesinatos en el campus horas antes de que se produjera el tiroteo más mortífero en la historia moderna de Estados Unidos, según un informe estatal difundido ayer.

Criticando la respuesta de la universidad, el panel estatal convocado por el gobernador Tim Kaine dijo que se podrían haber salvado vidas si los responsables hubieran emitido una alerta después de que el estudiante Seung-Hui Cho disparó a sus dos primeras víctimas en una residencia estudiantil el 16 de abril.

Dos horas después, Cho apareció en el otro lado del campus, donde mató a otros 30 estudiantes y profesores, disparándoles metódicamente en un edificio.

“Creo que este es un informe extremadamente exhaustivo que nos da una idea de los cambios que necesitamos hacer en Virginia y en los campus universitarios en otras partes”, dijo Kaine.

El informe, publicado en el sitio de Internet del gobernador, señaló que la policía de la universidad concluyó prematuramente que su pista inicial en el primer tiroteo era buena. Los efectivos siguieron a otro sospechoso que se pensaba que había abandonado el campus.

“El Departamento de Policía de Virginia Tech se equivocó al no pedir (...) una notificación en todo el campus acerca del asesinato de dos personas y que todos los estudiantes y empleados fueran cautos y estuvieran alertas”, dijo el informe del panel de ocho miembros, del que formó parte el exsecretario de Seguridad Interior de Estados Unidos Tom Ridge.

El presidente de Virginia Tech, Charles Steger, reconoció que era “doloroso escuchar las duras y a veces graves conclusiones” de la comisión, pero defendió las acciones de la universidad el día del crimen.

Foto Flotante: 1709164
Foto de archivo de alumnos de Virginia Tech que firmaron sus condolencias en un emblema del centro universitario.
EFE

Sorpresivo. “No estaba consciente de cosa alguna que hubiese indicado a la policía que era inminente una matanza”, señaló en conferencia de prensa.

Un estudio de la propia institución, Virginia Tech, indicó la semana pasada que la universidad debería intensificar las medidas para asesorar a estudiantes problemáticos y controlar a aquellos que podrían resultar violentos.

“Para decirlo de manera simple, debemos tener un sistema mejor coordinado para manejar las necesidades de los estudiantes en riesgo”, dijo Steger.

“Hemos sido cambiados por siempre por los crímenes de un joven profundamente perturbado”, dijo Steger y agregó: “Emprenderemos los pasos que sean necesarios para mantener la seguridad, confianza y paz de toda la comunidad”.

Pero el informe estatal señaló que las autoridades de Virginia Tech pasaron por alto numerosos indicadores de los problemas de Cho porque malinterpretaron las leyes federales de privacidad, como la prohibición de cualquier intercambio de información sobre la salud mental de un estudiante.

El informe halló que la policía del campus conocía el historial de Cho de su comportamiento extraño y de su internación en un centro de salud mental, pero la información nunca llegó a los responsables de la universidad que se ocupan de trabajar con estudiantes con problemas.

“Nadie conocía toda la información y nadie unió los puntos”, según el informe.

Pese a lo que creyeron los responsables de la universidad, las leyes federales de privacidad hubieran permitido la comunicación de parte de la información, concluyó.

Sala de Redacción
Latinoamérica Ya
Mundo Ya
Deportes Ya
Gente Ya
Nuevas Tecnologías


Especiales
Especial de salud: Bienestar integral
Festival Imperial
Inventario completo


Suplemento inmobiliario M
Tarifario Grupo Nación
Suplemento comercial Mano a mano
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com


Obituario
Diario Oficial La Gaceta
Radio Nederland