Búsqueda
Avanzada
Domingo 25 de febrero, 2007
San José, Costa Rica.

Publicidad
  Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,  

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Copa Nacional Ciclismo Montaña AM-PM
Campeonato 2006-2007

Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Xpresiones
Chats
Foros
Obituario

Ocio y Cultura
En detalle
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Calendario 2007

Especiales Noticiosos
Nueva ley de Migración
Texto preliminar del TLC Costa Rica-EE.UU. y noticias publicadas
Conferencia mundial sobre sida 2006
Mundial 2006
Elecciones 2006
Especial Escogiendo Escuela
Listado Completo

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Raíces (Geneología)
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Teléfonos, fax y direcciones de La Nación
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Aldea Global:

Foto Principal: 1516892
Cada nido de baula tiene unos 60 huevos; solo uno de cada 1.000 retoños llega a ser adulto.
Eyleen Vargas
Playa Grande, Guanacaste

Anidación de tortugas baula disminuye en más del 50%

Entre octubre y febrero arribaron solo 58 quelonios a playa Grande
En la temporada pasada se registró la llegada de 124 animales

Jéssica López
Corresponsal

Playa Grande, Guanacaste. La última temporada de anidación de tortugas baula evidenció una preocupante disminución en la cantidad de tortugas que llegan al desovar al Parque Nacional Marino Las Baulas, en Santa Cruz.

Entre octubre del 2006 y febrero del 2007, los guardaparques contabilizaron el arribo de solo 58 tortugas a playa Grande y playa Ventana, menos del 50% de la temporada anterior en la que 124 quelonios llegaron a anidar allí.

Esa playa es el sitio de anidación más importante de las baulas en el océano Pacífico Oriental y el cuarto en el mundo.

Los datos obligan a las autoridades del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) a lanzar una voz de alerta que advierte que la más grande de las tortugas marinas está en peligro crítico de extinción.

“Estamos hablando de una disminución de mas del 50% en comparación con la temporada 2005- 2006. Hace 15 años llegaban entre 1.000 y 246 tortugas”, agregó Michelle Soto, de la Fundación MarViva.

La última vez que una buena cantidad de baulas llegaron al lugar fue en la temporada 2000-2001, cuando arribaron 417 tortugas a la playa para depositar sus huevos.

Bajo cuidado. Funcionarios del Minae, con el apoyo de organizaciones ambientalistas, monitorearon durante la presente temporada un total de 401 nidos con huevos de esos reptiles.

De ellos, 27 requirieron el traslado hasta los viveros de la zona protegida por estar ubicados en sitios de alto riesgo. “Esos nidos produjeron cerca de 600 neonatos que en condiciones naturales se hubieran perdido y no hubieran podido nacer”, detalló Rotney Piedra, administrador del parque nacional.

Causas. De acuerdo con Piedra, el escaso arribo de los quelonios esta temporada se debe a varios factores, entre ellos los cambios climáticos que derivan en el calentamiento de las aguas, producto del fenómeno de El Niño.

Esto se debe a que el cambio en la temperatura del mar afecta el metabolismo de las tortugas y eso también incide en su capacidad de desplazamiento para poder arribar hasta la costa del Pacífico del país.

Otra de las causas tiene que ver con la pesca ilegal, ya que muchos pescadores utilizan redes y anzuelos prohibidos en los que las tortugas quedan atrapadas y mueren.

También la contaminación del mar y el desarrollo turístico en la zona inciden en el desove de las tortugas, señalan los expertos.

“La construcción de hoteles, condominios y restaurantes ha generado que las tortugas sean ahuyentadas por la luz; ellas prefieren buscar sitios oscuros para desovar”, dijo Piedra.

Según el experto, la disminución de tortugas que desovan en el sitio se debe a un proceso de años de explotación de las playas Langosta, Ventana y Grande, antes de que esta última fueras declarada Parque Nacional, en 1995.

Medidas de Conservación. Patrullajes en lancha en la zona costera, la implementación de períodos de veda con el fin de disminuir la pesca ilegal y el proceso de expropiación de terrenos que están dentro del área del parque nacional son algunos de los esfuerzos que hacen el Minae, la comunidad y varias organizaciones ambientalistas para lograr la preservación de la tortuga baula en las playas costarricenses.

“Estamos conscientes de que ningún esfuerzo valdrá la pena si no existe sensibilidad de las personas por estos animales y eso podemos lograrlo con educación, mediante la colaboración de las entidades educativas, las empresas turísticas, el gobierno y las comunidades.

“Es urgente garantizar a las tortugas un adecuado sitio de anidación”, concluyó Piedra.

Fiesta ambiental

Por las tortugas

Ayer sábado, como cada año, funcionarios del Área de Conservación Tempisque realizaron el “Cuarto Festival Anual de la Tortuga Baula”, actividad que tiene como objetivo promover la educación ambiental entre las comunidades y presentar los proyectos turísticos cercanos al área protegida.

Con la actividad de ayer se cerró oficialmente la época de anidación de las tortugas y el ingreso de los visitantes al parque nacional.

Sala de Redacción
Latinoamérica Ya
Mundo Ya
Deportes Ya
Gente Ya
Nuevas Tecnologías


Especiales
Especial de salud: Bienestar integral
Festival Imperial
Inventario completo


Suplemento inmobiliario M
Suplemento Caja de Cambios
Suplemento Autos 2007
Tarifario Grupo Nación
Suplemento comercial Mano a mano
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com


Obituario
Diario Oficial La Gaceta