Búsqueda
Avanzada
Sábado 28 de julio, 2007
San José, Costa Rica.

Publicidad
  Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,  

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Copa América 2007
Mercado de jugadores de la Primera
Sitio de Mapas

Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Xpresiones
Chats
Foros
Obituario

Ocio y Cultura
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Caja de Cambios (Motores y transporte)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Calendario 2007

Especiales Noticiosos
Nueva ley de Migración
Texto preliminar del TLC Costa Rica-EE.UU. y noticias publicadas
Conferencia mundial sobre sida 2006
Mundial 2006
Elecciones 2006
Especial Escogiendo Escuela
Listado Completo

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Teléfonos, fax y direcciones de La Nación
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Aldea Global:

Foto Principal: 1673055
La pieza sustraída se titula Casa de campo . Es un óleo de Emilio Span que mide 20 centímetros de largo y 25 centímetros de ancho.
Museo Nacional/LN
Obra del pintor de origen alemán Emilio Span

Roban pintura centenaria del Museo Nacional

Sustrajeron pieza el viernes 20, pero el guarda informó del hurto el martes 24
Cuadro fue arrancado, a pesar de estar amarrado con cable de acero

Doriam Díaz
ddiaz@nacion.com

Una pintura de principios del siglo XX, realizada por el artista alemán Emilio Span, fue robada del Museo Nacional hace ocho días. Dicha institución reveló públicamente el hurto ayer, tras una consulta hecha por La Nación .

Nadie supo decir cómo ni en qué momento sustrajeron el cuadro valorado en $8.000 (unos ¢4,2 millones) de la sala de Historia Patria de ese museo.

La pieza mide 20 centímetros de largo y 25 centímetros de ancho, y estaba sobre el piano con el cual José María Zeledón cantó por primera vez el Himno Nacional . Se exhibía junto a otras dos obras: La niña , de Francisco Zúñiga, y Paisaje rural , de Fausto Pacheco.

El guarda de la sala, Enrique Alvarado, dijo que notó la ausencia de la obra el viernes 20, a las 3:30 p. m. “A esa hora ya se habían ido los administrativos de las oficinas así que lo reporté hasta el martes. Tuve ese error”, detalló Alvarado, de 59 años.

Foto Flotante: 1673178
La obra robada estaba, junto a otras dos pinturas, sobre el piano de la sala de Historia Patria.
Natalia Soto de LN

El mismo martes 24, el departamento de Protección del Patrimonio hizo un inventario y determinó que la pieza sustraída era Casa de campo , de Emilio Span.

No obstante, la denuncia del robo ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se presentó hasta el miércoles. De hecho, la administración del Museo Nacional le encargó al propio vigilante poner la denuncia, sin compañía de ningún abogado ni de ningún experto en piezas patrimoniales.

En ninguna parte de la denuncia se detalla el nombre del destacado artista ni que el cuadro formaba parte del patrimonio resguardado por el Estado. Tampoco se dice que posee un incalculable valor histórico y cultural, según se puede ver en el documento, cuya copia tiene La Nación .

Solo se incluye que cuesta $8.000 y que el guarda se percató del “faltante” al limpiar el piano.

Las autoridades del museo afirman que Alvarado presentó la información técnica de la obra, pero que solo aceptaron su declaración.

Ayer por la tarde, los investigadores del OIJ acudieron al Museo Nacional para comenzar las pesquisas. “El OIJ realizará una investigación muy seria porque es una pintura de valor patrimonial... a pesar de que esto se ha tratado como el robo de una caja de galletas o una refrigeradora”, dijo Francisco Ruiz, jefe de prensa del OIJ.

Sistema vulnerable. Marlin Calvo, jefa del departamento de Protección del Patrimonio del museo, comentó que la pintura fue arrancada de “un jalonazo” del lugar donde estaba colgada. Esto, a pesar de que tenía medidas de seguridad como el estar sostenida por argollas de seguridad y amarrada con cables de acero forrado.

“Ya retiramos de la sala otras obras exhibidas con este mismo sistema, pues comprobamos su vulnerabilidad”, expresó Calvo.

La sala de Historia Patria mide unos 75 metros de largo y es vigilada por una sola persona, que debe recorrerla de lado a lado constantemente pues tiene paneles de información que imposibilitan la visibilidad de todo el espacio.

Ayer, un equipo de La Nación comprobó que. mientras el guarda hace su recorrido. pierde de vista a los visitantes al menos por dos minutos y medio.

Esta sala no cuenta con cámaras de vigilancia.

Francisco Corrales, director del Museo Nacional, reconoció que el robo muestra una serie de errores en la seguridad del Museo Nacional, institución que se encarga de exhibir, conservar y resguardar el patrimonio del país.

“Hubo fallos a lo largo de toda la cadena; además, nuestra respuesta no fue lo rápida que se requería”, detalló Corrales.

Este funcionario manifestó que desde hace años se señala la necesidad de reforzar las medidas de seguridad en la institución con un escáner en la entrada del museo, más personal de vigilancia y un circuito cerrado con cámaras. Sin embargo, alega que las limitaciones presupuestarias los han obligado a posponer el tema.

“Quizá lo podamos implementar en el 2008; por ahora, estamos reforzando la vigilancia y revisando las pertenencias de los visitantes al salir”, expresó Corrales.

María Elena Carballo, ministra de Cultura, se enteró ayer por la tarde del robo. “El que a mí me informaran hasta hoy es el más pequeño de los serios errores que hubo en este caso: cómo desaparece un cuadro y se sabe hasta el martes, por qué se pone la denuncia hasta el miércoles, cómo sale del museo. Es importante que se investigue todo esto”, reflexionó.

Ayer, el Museo Nacional le emitió un informe a la Interpol con el fin de que se sepa de este robo en el mundo. También alertaron a la Seguridad Aeroportuaria y a las aduanas del país.

Amante del paisaje tico

Emilio Span

El Museo Nacional tenía una colección de unas 25 pinturas de Emilio Span, un artista de origen alemán que llegó a Costa Rica en 1906, a la edad de 37 años, y que murió aquí en 1944.

En el país no solo dio clases sino que pronto se convirtió en un exponente de la plástica nacional, tanto que en 1925 se le escogió, junto a Enrique Echandi y a Tomás Povedano, para representar a Costa Rica en la Exposición Panamericana de Pintura, patrocinada por el Museo de Los Ángeles.

Ileana Alvarado, curadora e historiadora del arte, lo considera un precursor del tema del paisaje costarricense. De hecho, este alemán fue un enamorado de nuestro paisaje y naturaleza.

Sala de Redacción
Latinoamérica Ya
Mundo Ya
Deportes Ya
Gente Ya
Nuevas Tecnologías


Especiales
Especial de salud: Bienestar integral
Festival Imperial
Inventario completo


Suplemento inmobiliario M
Tarifario Grupo Nación
Suplemento comercial Mano a mano
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com


Obituario
Diario Oficial La Gaceta