Copa de Oro 2007
Tricolor empieza cuesta arriba


Arnoldo Rivera J.
arivera@nacion.com

Miami. La derrota de 2-1 ante Canadá, ayer, deja a la Tricolor en una situación incómoda de cara a lo que sigue en la Copa de Oro.

Esta es segunda vez que Costa Rica cae ante los de la hoja de maple en su debut en este torneo regional de la Concacaf.

De los siete juegos inaugurales de la Selección (no se clasificó para la edición de 1996), cuatro han sido frente a Canadá con dos empates (a 1 en el 93 y a 2 en el 2000), una victoria (1-0 en el 2005) y la única derrota fue en 2003 (0-1).

Ayer, jugadores y cuerpo técnico de la Tricolor salieron cabizbajos del Orange Bowl.

El técnico Hernán Medford fue el más crítico: “En los últimos 20 minutos fuimos un desastre. No tengo defensa ante ello”, dijo.

Añadió que sus pupilos “fallaron en actitud” durante ese lapso, en el que Canadá anotó dos goles.

Medford, quien aceptó la responsabilidad de la caída, aseveró que todavía hay tiempo para enderezar la barca.

“Por este resultado no somos los más malos del mundo y lo bueno del futbol es que todavía tenemos opción para la revancha”.

No obstante, el timonel costarricense sostuvo que no cambiará en nada su sistema táctico.

Walter Centeno, el anotador del gol tico, pidió calma para afrontar lo que sigue en la Copa.

“Hay que motivar al grupo para que no se pierda la cordura. Un mal momento lo tiene cualquiera y hoy (ayer) nos tocó a nosotros”.

Paté casi que lamentó su gol. “Fue muy bonito, pero siento que en lugar de beneficiar a la Selección más bien la perjudicó, pues tras ese tanto los canadienses tuvieron un segundo aire”.

Por su parte, el lateral Harold Wallace indicó que Canadá sorprendió a los jugadores ticos.

“Vimos el video del juego que realizó contra Venezuela, cuando utilizó el pelotazo, pero hoy (ayer) cambió varios jugadores y más bien usaron mucho el toque”.

Gracias a este planteamiento, “el rival se adueñó de la pelota y fue muy difícil controlarlo”.

El contención Rodolfo Rodríguez reconoció que durante el primer tiempo la Tricolor no tuvo claridad en su juego.

“Teníamos muchas marcas y no fuimos contundentes como en los partidos anteriores”.

Añadió que en el segundo tiempo, el técnico Medford quiso arriesgar, lo que explica su salida por Randall Azofeifa al 52’.

Rodríguez aseveró que de cara a los próximos juegos “los seleccionados tenemos que hablar entre nosotros para volver a replantear el juego que haremos”.

Azofeifa dijo que el primer gol del rival “nos cayó de sorpresa y pesó mucho. Por ello, estas desatenciones no deben repetirse”.