Búsqueda
Avanzada
Viernes 04 de mayo, 2007
San José, Costa Rica.

  Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,  

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Copa Nacional Ciclismo Montaña AM-PM
Campeonato 2006-2007
Sitio de Mapas

Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Xpresiones
Chats
Foros
Obituario

Ocio y Cultura
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Caja de Cambios (Motores y transporte)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Calendario 2007

Especiales Noticiosos
Nueva ley de Migración
Texto preliminar del TLC Costa Rica-EE.UU. y noticias publicadas
Conferencia mundial sobre sida 2006
Mundial 2006
Elecciones 2006
Especial Escogiendo Escuela
Listado Completo

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Raíces (Geneología)
Tribuna del Idioma

  Documentos
Leyes
Informes

Especiales
Especial de salud: Bienestar integral
Festival Imperial
Inventario completo

Quiénes somos
Teléfonos, fax y direcciones de La Nación
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Opinión:


PLN y una democracia eficaz

Tenemos responsabilidades ineludibles, con TLC o sin él

René Castro Salazar
castro_rene@att.net


En su Congreso Nacional “Daniel Oduber Quirós”, el Partido Liberación Nacional (PLN) acordó apoyar el TLC, y lo incluyó como una propuesta de campaña para mayor crecimiento económico.

Eso bastaría para que yo fuera uno de los promotores del sí al TLC; sin embargo, este artículo pretende sumar otros argumentos a tal mandato.

Históricamente, el PLN ha sido líder en fomentar la democracia interna para elegir candidatos; en razón de ello, no es extraño que hoy recojamos el guante del referéndum y nos preparemos para nuevas formas de democracia, más eficaz y participativa.

Don José Figueres, al proscribir el ejército, y don Francisco Chico Orlich, al llevarnos al Mercado Común Centroamericano, marcaron el modelo de desarrollo que promueve el liberacionismo. Ellos, entre los modelos clásicos griegos, se inspiraron en Atenas y no en Esparta.

Inspiradores fundamentos. Los atenienses fueron padres de la democracia y del comercio internacional. Basada en esos pilares, su precursora democracia floreció y dio pasos que iluminaron la Antigüedad. Aún hoy, inspirados en sus luces, queremos poner en marcha a la pequeña Costa Rica y llevarla a ser un país desarrollado en el 2021. Soñamos con una pequeña democracia, pacífica y que comercia con todo el mundo.

Gracias a Miguel Gutiérrez, obtuve una copia del modelo de equilibrio general elaborado por CEPAL, en el cual se analiza el impacto del TLC en Costa Rica. Destaca la proyección económica del modelo y nos augura crecer en un 2% adicional por año como producto de la mayor apertura comercial.

Distribuir ese monto adicional y equilibrar la distribución del ingreso en nuestra sociedad es una decisión nacional y soberana. Todos hemos escuchado al presidente Óscar Arias, en diversas oportunidades, insistir en que los ricos deben contribuir más. Incluso ha dicho que el pago de impuestos es necesario pero no suficiente y que la responsabilidad social es un imperativo para lograr que la brecha social disminuya.

Como primer paso del compromiso de campaña, más de 150.000 jóvenes reciben apoyo con becas y materiales para continuar estudios. El Presidente ha dicho, sin remilgos, durante la campaña y en el Gobierno, que para dar pasos adicionales –y rescatar al 20% de compatriotas que están por debajo de la línea de pobreza– hacen falta impuestos adicionales y que se propone mejorar la recaudación y subir los impuestos.

Decisión costarricense. En el campo ambiental, el TLC no cambia ni la legislación nacional ni nuestros compromisos internacionales. Por ejemplo, la responsabilidad de decidir cómo se usa el agua es y seguirá siendo nuestra. Más aún, nadie nos va a decir ni hacer nada si queremos modernizar la ley actual o declarar constitucionalmente que el agua es para todos y que las decisiones de cómo se usará hoy o en el futuro permanecerán bajo el dominio del Estado. Es decir, la normativa ambiental es y será una decisión costarricense.

Igual sucede en el campo ambiental internacional. Por ejemplo, Costa Rica y EE. UU. son firmante de la Convención Marco del Cambio Climático.

Sin embargo, nosotros y la mayoría de los países decidimos dar pasos adicionales en 1997 y nos adherimos al llamado Protocolo de Kioto. Por otro lado, la administración Bush ha reiterado que EE. UU. no se adherirá y, aunque apuesto a que el cambio climático será uno de los temas en la próxima campaña presidencial de ese país, poco o nada podemos hacer los ticos para presionar a EE. UU. a que ratifique el Protocolo, pues esa será su decisión nacional y soberana, lo que no cambiará en nada con el TLC.

En resumen, en el PLN tenemos un mandato en pro del TLC del Congreso “Daniel Oduber” y de nuestra conciencia, pues estamos convencidos de que mejorará el desempeño económico del país. También estamos convencidos de que hacer de la nuestra una sociedad más equitativa y mejor ciudadana ambiental, son y serán responsabilidades de los costarricenses, con TLC o sin él.

Sala de Redacción
Latinoamérica Ya
Mundo Ya
Deportes Ya
Gente Ya
Nuevas Tecnologías


Especiales
Especial de salud: Bienestar integral
Festival Imperial
Inventario completo


Suplemento inmobiliario M
Suplemento Autos 2007
Tarifario Grupo Nación
Suplemento comercial Mano a mano
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com


Obituario
Diario Oficial La Gaceta