Búsqueda
Avanzada
Viernes 11 de mayo, 2007
San José, Costa Rica.

Publicidad
  Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,  

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Copa Nacional Ciclismo Montaña AM-PM
Campeonato 2006-2007
Sitio de Mapas


Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Xpresiones
Chats
Foros
Obituario

Ocio y Cultura
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Caja de Cambios (Motores y transporte)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Calendario 2007

Especiales Noticiosos
Nueva ley de Migración
Texto preliminar del TLC Costa Rica-EE.UU. y noticias publicadas
Conferencia mundial sobre sida 2006
Mundial 2006
Elecciones 2006
Especial Escogiendo Escuela
Listado Completo

Educación y Ciencia
Zurquí (Niños)
Raíces (Geneología)
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Teléfonos, fax y direcciones de La Nación
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Economía:

Foto Principal: 981092
/LA NACIÓN

Fusión de sociedades


Marco Odio
Experto tributario

Debemos entender la fusión de sociedades como la ejecución de un acuerdo mediante el cual dos o más entidades deciden unificar sus intereses de tal manera que sus patrimonios sociales y socios se integran en una única sociedad.

Hay diversas modalidades; en nuestro medio podríamos mencionar la fusión por “integración”, que es aquella en la cual se crea una sociedad completamente nueva que sustituye a las que se funden, y la fusión por “absorción”, que se da cuando una o más sociedades son absorbidas por la que subsiste.

Al darse una fusión, se produce un efecto extintivo en las entidades que integran la nueva o que son absorbidas por la que subsiste, mas ello no quiere decir que se da una liquidación societaria.

Y es que la liquidación supone una serie de actos que buscan la satisfacción de los acreedores sociales distribuyéndose el patrimonio remanente entre los socios, y en la fusión, por su parte, se da el traspaso en bloque de los patrimonios a la nueva sociedad o a la absorbente; es, en definitiva, una sucesión universal de derechos y obligaciones.

Por lo tanto, absorción del patrimonio implica indudablemente la asunción del pasivo, así que las deudas tributarias pendientes serán asumidas ipso iure por la sociedad absorbente o la nueva entidad. Al respecto, cabe mencionar que la Administración Tributaria ya no extiende las constancias de solvencia tributarias y que en muchas ocasiones los estados de cuenta no son precisos ni exactos, por lo que los empresarios interesados en participar en fusiones deberán proceder a practicar un verdadero due diligence que les permita conocer la situación fiscal real de las entidades.

Sala de Redacción
Latinoamérica Ya
Mundo Ya
Deportes Ya
Gente Ya
Nuevas Tecnologías



Compra: ¢516.75
Venta: ¢520.68
vie 11/may/2007
Fuente: B.C.C.R.

Convertidor de moneda

Especiales
Especial de salud: Bienestar integral
Festival Imperial
Inventario completo


Suplemento inmobiliario M
Suplemento Autos 2007
Tarifario Grupo Nación
Suplemento comercial Mano a mano
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com


Obituario
Diario Oficial La Gaceta
Evolución mensual del tipo de cambio 2000-2006
Evolución de la tasa básica 2000 - 2006
Inflación del 2006
Inflación del 2005
Inflación del 2004
Indice mensual de actividad económica
Estado de la Nación