Costa Rica, Domingo 18 de noviembre de 2007

/ALDEA GLOBAL

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Las habla un 0,7% de la población costarricense

Lenguas indígenas en nuestro país están condenadas a morir

 De los seis idiomas existentes, solo tres tienen posibilidades de sobrevivir

 Se extinguen por su poca utilidad, el progreso comunal y avance del español

Doriam Díaz | ddiaz@nacion.com

Las lenguas indígenas en Costa Rica están condenadas a morir: los idiomas de nuestros ancestros se van extinguiendo ante la progresiva pérdida de sus verdaderos hablantes.

En el siglo XVIII desaparecieron en el país las lenguas chorotega y huetar y en la primera mitad del siglo XX se extinguió el rama o voto. Las que lograron sobrevivir hasta finales del siglo XX fueron el bribri, el cabécar, el boruca, el guatuso o maleku, el guaimí y también el térraba.

En la actualidad su estado “de salud” es preocupante, ya que ninguna de ellas está floreciente sino que están agonizando.

El térraba está extinto; el boruca perdió a casi todos sus hablantes y unos dicen que está extinto y otros que solamente está obsoleto; el guaimí se halla en estado de resistencia gracias a la influencia de indígenas panameños, y el bribri, el cabécar y el maleku se encuentran en franca declinación, según detallan diversos especialistas nacionales.

¿Qué provoca su extinción? Los principales factores que contribuyen a la extinción de estas lenguas indígenas son el uso predominante del español, la poca utilidad que se le da a los idiomas propios y el desarrollo de las comunidades indígenas.

El prestigioso lingüista costarricense Adolfo Constenla explicó que los hablantes de las lenguas indígenas representan un 0,7% de la población costarricense. Es decir, los indígenas conviven diariamente con gente que habla español y que les lleva una ventaja numérica muy grande.

“Al paso que vamos, los indígenas van a hablar solo castellano en cosa de unos 50 años”, comentó Constenla, mientras el filólogo y lingüista Enrique Margery señaló que los indígenas sienten que el español es útil y su lengua inútil.

“El 60% de la población indígena tiene menos de 18 años y ellos no le ven utilidad al idioma. Las condiciones económicas los hacen aprender otras cosas y buscar otras opciones”, explicó Dónald Rojas, presidente de la Mesa Indígena.

El español sirve para comunicarse con otros en la vida cotidiana, para buscar trabajo, para aspirar a puestos públicos y hasta para ver televisión, escuchar radio e ingresar a Internet.

“Sus lenguas no les dan ninguna ventaja ni en actividades propias de su etnia. El problema es que los hablantes indígenas son una minoría con poco poder político”, agregó Constenla.

Por otra parte, el aislamiento y la situación de precariedad en que viven algunos pueblos indígenas han protegido sus lenguas. “En Alto y Bajo Chirripó se vive en condiciones tan precarias e inhóspitas que uno puede encontrar a indígenas monolingües: solo hablan su lengua nativa”, detalló Juan Carlos Santacruz, asesor nacional de educación indígena.

Sin embargo, el aislamiento no será para siempre, dijo Constenla.

“A más progreso, se acelera la pérdida. La gente enfatiza el aprendizaje de la cultura que ve como más avanzada”, manifestó la antropóloga María Eugenia Bozzoli.

Lucha sin garantías. El Ministerio de Educación trata de defender estas lenguas enseñándolas en los centro educativos. Actualmente tiene 120 docentes en esta materia en los 21 territorios indígenas del país.

Sin embargo, falta mucho por avanzar. “Es cierto que hay unas en vías de extinción, pero hay otras en mejor condición que requieren una mayor inyección de innovaciones”, aseguró Santacruz.

Para Constenla, las circunstancias y nosotros mismos estamos condenando a las lenguas indígenas a desaparecer. “Para que se conserven, la sociedad debe hacer un esfuerzo muy grande, que implica una enorme inversión de recursos económicos”, señaló.

Bozzoli es optimista y cree que con buenas ideas y más recursos se podrían revitalizar estas lenguas. No obstante, para Margery el proceso es imparable. “Si se invierte más en educación, quizá se pueda demorar su extinción”, dijo.

FOTOS

Nacion.com

Isha, alumna de quinto grado en Boruca, escribe algunas frases en la lengua de sus ancestros. Francisco Rodríguez

Nacion.com

En Suretka, Talamanca, el rótulo de bienvenida de la escuela anuncia su bilingüismo al mostrar una misma leyenda en español y bribri. Eyleen Vargas

  • Nacion.com
  • Nacion.com

VIDEOS

Isha, indígena boruca de 11 años, enseña algunas frases en su lengua con ayuda de su profesor Óscar Leiva Morales.

Mayda Gallardo, escolar de Suretka, en Talamanca, muestra como se pronuncian algunas palabras y frases en bribri.

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2007. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 247-4747. Servicio al cliente: (506) 247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 247-5022. CONTÁCTENOS