Búsqueda
Avanzada
Martes 04 de septiembre, 2007
San José, Costa Rica.

Publicidad
  Servicios | Archivo | Escríbanos | Fax gratis | Nacion.com en PDA, celular, e-mail,  

Noticias
Nacionales
Sucesos
Deportes
Internacionales
Economía
Aldea Global
Week in Review
Futbol: Campeonato 2007-2008
Sitio especial sobre cambio climático
Sitio de Mapas

Editoriales y Opinión
Opinión
Cartas
Xpresiones
Chats
Foros
Obituario

Ocio y Cultura
Viva (Entretenimiento)
Áncora (Cultura)
Caja de Cambios (Motores y transporte)
Tiempo Libre
Teleguía
Proa (revista dominical)
La Nación en Imágenes
Cinemanía
Tarjeticas
Horóscopo
Crucigrama
Calendario 2007

Especiales Noticiosos
Nueva ley de Migración
Conferencia mundial sobre sida 2006
Mundial 2006
Elecciones 2006
Especial Escogiendo Escuela
Listado Completo

Educación y Ciencia
Tribuna del Idioma

  Otros formatos
nacion.com en su PDA
nacion.com en el celular
nacion.com en formato
Noticias por e-mail

Quiénes somos
Teléfonos, fax y direcciones de La Nación
Preguntas frecuentes nacion.com
Ver edición más actual de nacion.com
Equipo de nacion.com
Emails de Redacción
Trabaje en Grupo Nación

Noticias Internacionales:

Foto Principal: 1713216
Bush se fotografió ayer con tropas estadounidenses en la base aérea Al-Asad en Anbar, provincia de Iraq.
AP
Presidente de EE. UU. estuvo en base aérea

Bush realiza sorpresiva visita a Iraq e insinúa recorte de tropas

Mandatario dijo que nivel de tropas lo definirá análisis de sus comandantes
Casa Blanca dará informe a Congreso para prolongar apoyo financiero a guerra


Base aérea de Al Asad, Iraq. AFP. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, visitó ayer sorpresivamente Iraq donde habló sobre un posible recorte de tropas estadounidenses en ese país.

Bush brindó sus declaraciones luego de que su “consejo de guerra” se reunió con el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, y altos responsables iraquíes.

El encuentro se produjo pocos días antes de que el general David Petraeus y el embajador estadounidense en Bagdad, Ryan Crocker, informen al Congreso sobre cuál será el rumbo de la estrategia norteamericana en Iraq.

“El general Petraeus y el embajador Crocker me informan de que si el éxito actual continúa, es posible mantener el mismo nivel de seguridad con menos soldados norteamericanos”, afirmó Bush.

Sus palabras hacían referencia al progreso que las tropas estadounidenses aseguran haber hecho en la provincia de al-Anbar, al oeste de Bagdad.

“Exhorto a los miembros del Congreso a escuchar lo que (Petraeus y Crocker) tienen para decir”, agregó Bush.

El mandatario insistió en que el número de tropas sería decidido con base en recomendaciones de sus comandantes en Iraq y no por políticos “nerviosos” en el Congreso; dominado por la oposición demócrata.

Bush partió horas después de Iraq, informó la portavoz de la Casa Blanca, Cynthia Bergman.

“Esta es la última gran reunión de los consejeros militares del Presidente y del líder iraquí antes de que el Presidente decida cómo seguir”, expresó Geoff Morrell, vocero del Pentágono.

Estrategia política. La Casa Blanca hará un informe para el Congreso el 15 de setiembre que busca sostener el apoyo financiero de los legisladores a la guerra en Iraq; cuatro años y medio después de la invasión.

La visita de Bush a ese país árabe “es un dramático movimiento con claro objetivo político”, informó ayer el diario The New York Times en su edición electrónica.

Foto Flotante: 1713729
Tropas de infantería de EE. UU. toman posición tras escuchar disparos durante un patrullaje ayer por la margen del río Tigris, al sur de Bagdad.
AFP

Según la publicación, el viaje a Iraq busca desviar la atención política del Congreso, donde se acercan varias audiencias ligadas a la estrategia que la administración Bush seguirá en Iraq, y respaldar la idea de que el esfuerzo del gobierno en ese país está dando resultados.

La oposición demócrata en el Parlamento estadounidense lleva meses presionando a Bush para que defina fecha para el retiro de tropas en Iraq.

La precandidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton –quien lidera las encuestas sobre intención de voto–, prometió ayer que si gana la presidencia de Estados Unidos en el 2008, ordenará a los mandos militares que empiecen “a traer las tropas en Iraq a casa”.

Bush, sin embargo, ha pedido tiempo para que la estrategia de aumento de tropas funcione; luego del despliegue de 28.500 soldados suplementarios en febrero.

En su discurso ante soldados en la base de Al-Asad, el mandatario reiteró su controvertida postura de que la guerra en Iraq es una lucha “de vida o muerte” contra los extremistas de al-Qaeda.

Tras su visita, Bush expresó su apoyo a Maliki y afirmó que el primer ministro “está progresando como líder”, en declaraciones a bordo del avión Air Force One en ruta hacia Australia, donde participará en una cumbre de la región Asia-Pacífico.

“Lo que yo quiero es coraje, convicción y disposición para pedir ayuda”, señaló Bush.

“Mi mensaje a Maliki es: tienes mucho trabajo que hacer y sea cual sea la decisión que se tome en Washington, todo está dirigido a ayudarte a lograr lo que sea necesario para cumplir con la labor”.

Bush llegó a Iraq junto a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, y el consejero de Seguridad Nacional, Stephen Hadley. Fue su primera visita desde junio del 2006 y la tercera desde la invasión a Iraq, iniciada en marzo del 2003.

Sala de Redacción
Latinoamérica Ya
Mundo Ya
Deportes Ya
Gente Ya
Nuevas Tecnologías


Especiales
Especial de salud: Bienestar integral
Festival Imperial
Inventario completo


Suplemento inmobiliario M
Tarifario Grupo Nación
Suplemento comercial Mano a mano
Anúnciese en nacion.com
Suscríbase a La Nación
El Empleo.com
Economicos.com


Obituario
Diario Oficial La Gaceta
Radio Nederland