Costa Rica, Jueves 27 de septiembre de 2007

/EL PAÍS

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Bernie Sanders se opone al libre comercio para defender empleo en EE. UU.

Senador visitante votó contra beneficios para Costa Rica

 Congresista Michael Michaud, quien lo acompañó en el país, también critica el TLC porque desplazará puestos de trabajo hacia Centroamérica

Armando González R. | agonzalez@nacion.com

El senador estadounidense Bernie Sanders, invitado al país para promover el rechazo del TLC, votó contra la ampliación de los beneficios otorgados a Costa Rica por la Iniciativa para la Cuenca del Caribe (ICC).

La ampliación de la ICC, aprobada pese a la oposición de Sanders, confiere a los países de la región caribeña la posibilidad de exportar textiles, atún y otros productos sin pagar los impuestos que dificultan su ingreso al mercado estadounidense.

Sanders tiene un largo historial de oposición a cualquier acuerdo comercial cuyas ventajas contribuyan a crear empleo en otros países. En su opinión, esos empleos se crean a costa de oportunidades de trabajo para los estadounidenses.

Esas razones esgrimió para votar contra el TLC con Centroamérica y Dominicana (conocido como CAFTA-DR por sus siglas en inglés) y también contra los tratados de libre comercio con Chile, México, Omán, Bahrein, Marruecos, Australia y Singapur. Además, se opuso a la ley que otorgaba al Presidente autoridad para negociar tratados por la vía rápida y que extendía las preferencias comerciales concedidas a los países andinos.

Tan radical es la posición de Sanders, que en dos ocasiones votó para retirar a los Estados Unidos de la Organización Mundial del Comercio (OMC), un organismo internacional regulador del comercio e integrado por 151 países de todas las ideologías y regiones geográficas.

Su controversial defensa de las oportunidades de trabajo para los estadounidenses incluye la oposición a la fallida reforma integral migratoria.

Sanders vino a Costa Rica por invitación del excandidato presidencial del PAC, Ottón Solís, y se hizo acompañar del representante Michael Michaud, otro acérrimo enemigo del libre comercio. Ambos rechazan las tesis de que el comercio dinamiza la economía y crea oportunidades de empleo para todos sus participantes. En su criterio, Estados Unidos es el gran perdedor en los convenios comerciales firmados desde la época de Bill Clinton.

Los dos congresistas critican los acuerdos comerciales porque, según afirman, desplazan oportunidades de trabajo hacia los países en vías de desarrollo, con cuyas escalas salariales los norteamericanos no pueden competir. En los Estados Unidos, aprovechan cualquier oportunidad para asegurar que el TLC creará puestos de trabajo en Centroamérica a costa del empleo disponible en su país, y se muestran aún más preocupados porque, según ellos, se trata de empleos bien remunerados.

Discreción en Costa Rica. En nuestro país, los legisladores se cuidaron de no repetir esas tesis, tan reñidas con la misión que vinieron a cumplir. Desde la óptica costarricense, decir que el TLC creará empleos en Centroamérica es un argumento favorable a su aprobación y un espaldarazo a los defensores del Tratado. Sin embargo, en la página oficial del senador Sanders en Internet (sanders.senate.gov) y en los archivos de la prensa norteamericana abundan las referencias al tema con un discurso muy diferente.

La introducción del capítulo referido al comercio en la página de Sanders afirma: “El Congreso de los Estados Unidos ya no puede permitirles a las corporaciones estadounidenses traicionar a la clase media y trasladar nuestra economía hacia el exterior”.

En el 2003, Sanders escribió un artículo en The Hill titulado “Libre comercio significa que la mayor exportación de los Estados Unidos son sus empleos”. Allí delineó sus objetivos ideales para la política comercial de su país: “Estados Unidos es el mercado más lucrativo del mundo. Necesitamos apalancar su valor para conseguir acuerdos comerciales que resulten en la exportación de productos, no empleos”.

En entrevista con Democracy Now , Sanders declara: “Una de las razones del declive de la clase media son estos acuerdos comerciales terribles que nos obligan a competir contra gente desesperada de otros países.

“La gente debería saber que en América Central el 40% de los trabajadores gana menos de $2 al día, y que esa es la competencia a la que nos enfrentaremos”.

“La política (norteamericana) está fallando en cuanto al número de empleos bien remunerados que estamos perdiendo para la clase trabajadora. La política comercial está fallando porque estamos a punto de perder millones de bien remunerados empleos en el área de la tecnología de la información”, sostiene Sanders en el artículo titulado “No más malos acuerdos comerciales”.

Ideas de Michaud. En la página de Michaud (michaud.house.gov) aparecen las declaraciones del congresista un día después de aprobado el CAFTA en Estados Unidos. Michaud afirma que el acuerdo solo “promete la pérdida de más empleos”.

Michaud también desacredita las posibilidades del mercado centroamericano señalando que, pese a su población de 44 millones, el área apenas goza de un poder de compra equiparable a la ciudad de New Haven, en el estado de Connecticut. “En estas condiciones, CAFTA no abrirá realmente nuevas oportunidades de mercado para los productos americanos. Simplemente permite más subcontrataciones y acceso a mercados laborales baratos, carentes, casi por completo, de protecciones ambientales y laborales”.

En alusión a las ventajas ofrecidas por el Poder Ejecutivo a los legisladores que apoyaron el TLC, Michaud declaró: “A los congresistas se les está pidiendo canjear sus votos por un acuerdo comercial que solo promete canjear empleos americanos”.

Michaud votó en contra del TLC con Centroamérica y los acuerdos de libre comercio con Chile, Omán, Marruecos, Australia, Bahrain y Singapur. También se ha manifestado contra los beneficios textiles para los países centroamericanos e impulsa un proyecto de ley para proteger a los obreros de Estados Unidos frente a la competencia de trabajadores de otras nacionalidades.

El congresista es firme defensor de las leyes de protección a la propiedad intelectual que inquietan a los opositores al TLC en Costa Rica. En la página de Michaud aparece un artículo titulado “Las patentes construyen empleo en América”. En el artículo, Michaud advierte la necesidad de reforzar la ley de patentes ante la posibilidad de que fabricantes de medicinas en la India y otros países planteen una fuerte competencia a los intereses norteamericanos.

Michaud también apoyó con su voto los subsidios agrícolas estadounidenses que constituyen el principal reclamo de los países en vías de desarrollo contra las políticas comerciales de ese país.

Respaldo sindical. A cambio de su polémica defensa del empleo en Estados Unidos, Michaud y Sanders gozan de sólido respaldo entre los sindicatos, que han sido generosos contribuyentes a sus campañas políticas, incluyendo a la AFL-CIO, que gestionó el intento de cancelar los beneficios de la ICC a Costa Rica en el 2001.

El 13 de junio de ese año, la poderosa central sindical planteó ante la Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos una demanda para excluir a Costa Rica de los beneficios de la ICC y del Sistema General de Preferencias (GSP) como sanción por el supuesto incumplimiento de sus obligaciones en el ámbito laboral.

Para sustentar la demanda, los sindicatos citaron el párrafo de la ley de la ICC que permite al Presidente revocar la condición de beneficiario al país que “… no esté tomando medidas para hacer valer los derechos laborales internacionalmente reconocidos”.

La AFL-CIO figura entre los principales contribuyentes de los dos congresistas visitantes. El fuerte apoyo a Michaud en esos sectores nace de la militancia del congresista en el sindicato de madereros. Sanders, por su parte, es un legislador independiente y el único que se define como socialista en el Congreso de los Estados Unidos.

Nuevo modelo:

EE. UU. siempre gana

El domingo, en conferencia de prensa celebrada en casa del excandidato del PAC, Ottón Solís, los congresistas evadieron preguntas sobre las razones que los impulsan a oponerse al TLC y se definieron como defensores de “una nueva generación de tratados comerciales” que ofrezca ganancias a todos los países involucrados.

El modelo, a juzgar por las intervenciones de los legisladores en el Congreso, más bien consiste en asegurar que Estados Unidos siempre gane. Sanders respalda el NAFTA Accountability Act, un proyecto con escaso apoyo legislativo que exigiría al presidente de los Estados Unidos retirar a su país del acuerdo de libre comercio con México y Canadá si el valor de las importaciones estadounidenses desde esos países supera en un 10% el valor de las exportaciones hacia ellos.

Además, Estados Unidos tendría que retirarse del Tratado si los empleos creados en los otros países superan los surgidos en su suelo.

Durante la conferencia de prensa brindada en casa de Solís, Michaud ofreció buscar apoyo para un acuerdo bilateral con Costa Rica en caso de que el TLC sea rechazado en el referendo por celebrarse el 7 de octubre. El congresista no mencionó si en ese tratado intentará imponer los principios que defiende con tanta vehemencia. Sí advirtió, sin embargo, que la posibilidad de negociar el Tratado “tomaría tiempo” porque el Congreso se rehusó a renovar la autoridad negociadora del presidente estadounidense.

FOTOS

Nacion.com

La conferencia de prensa del senador Bernie Sanders y del congresista Michael Michaud se llevó a cabo el pasado domingo en la casa del excandidato presidencial del PAC, Ottón Solís. eyleen vargas

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2007. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 247-4747. Servicio al cliente: (506) 247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 247-5022. CONTÁCTENOS