LN OPINIÓN

Costa Rica, Sábado 13 de diciembre de 2008

/OPINIÓN

Alfonso Sancho | p8sancho@hotmail.com

El largo proceso ante la Setena

 La actividad de Ticoverde no produce contaminación alguna

Presidente Agroindustrial Ticoverde S. A.

Tanto el diputado Rafael Elías Madrigal, del PAC, en su artículo “El duro camino de las comunidades“ ( La Nación , 28/11/08), como la abogada Gabriela Cuadrado (“Lo que los piñeros no han podido comprobar”, La Nación , Foro, 4/12/08) reproducen los ideas sin fundamento que esgrimen reiteradamente los “dirigentes” de la comunidad de La Perla de Guácimo, Limón, contra la empresa productora de piña Agroindustrial Ticoverde. Cuestionan de esta manera la actuación de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena).

Más grave aún, ponen en tela de juicio la honestidad de quienes dirigimos esta empresa y de las autoridades de esa entidad ambiental, al cuestionar, entre líneas, la integridad de algunas de las resoluciones de la Setena.

Proceso largo y costoso. El proceso de esta empresa ante la Setena ha sido largo, complejo y costoso. Cuando Ticoverde inició labores, en la finca no se dio un cambio de uso del suelo, sino más bien un cambio de cultivo (el antiguo propietario se dedicaba a la actividad ganadera y a la siembra de palmito y macadamia), lo cual no ameritaba presentar un Estudio de Impacto Ambiental (EsIA). Aun así, la Setena nos solicitó realizar dicho estudio.

Ticoverde presentó dicho estudio el 27 de agosto de 2007. El 12 de setiembre del 2007, la Setena paraliza el proyecto “por no haber presentado el EsIA”, a pesar de que Ticoverde ya lo había entregado. Precisamente por un error interno de la Setena no lo habían analizado antes de emitir esa resolución, la cual se impugnó.

El 22 de octubre de 2007, Setena ordena paralizar nuevamente el proyecto por “desacato a lo ordenado por la Secretaría”. Esta resolución también fue impugnada por cuanto la Setena desconocía, por razones de orden interno, tanto la primera revocatoria como el EsIA presentados por Ticoverde.

Cierer técnico. El 3 de diciembre de 2007, aun cuando se había cumplido con todos los requisitos para optar por la Viabilidad Ambiental, y estando pendientes de resolución los recursos de revocatorias presentados por Ticoverde, la Setena declara un cierre técnico de la empresa por 4 meses, dejando abierta la posibilidad de optar por la viabilidad ambiental si la empresa cumplía con otros requisitos adicionales.

En diciembre del 2007, luego de conocer el cierre técnico, se realizó una reunión con los funcionarios de la Setena, algunos representantes de la Cámara Nacional de Productores de Piña (Canapep) y el ministro de la Competitividad, Jorge Woodbrigde, entre otros, para discutir las medidas impuestas por la Setena.

El 19 de diciembre del 2007, se presenta ante la Setena el documento llamado PLAN A “Propuesta de Cierre Técnico”, y PLAN B “Plan de Cumplimientos de las Medidas Solicitadas por la Setena”. Estos documentos no fueron vistos por los funcionarios hasta febrero de 2008, y la Comisión Plenaria no los conoció hasta inicios de marzo de ese mismo año.

El 4 de abril de 2008 se levanta el cierre técnico y se aprueba finalmente, y no de la noche a la mañana como se ha insinuado, el EsIA presentado desde agosto de 2007. Además, se le solicita a Ticoverde nuevamente otra serie de puntos que debe cumplir y presentar.

Denuncias rechazadas. Desde entonces la Setena ha recibido apelaciones contra esa decisión y nuevas denuncias de parte de algunos “ambientalistas” de la comunidad y de la Municipalidad de Guácimo, incluso una del propio diputado Madrigal, las cuales han sido rechazadas por falta de fundamento.

Finalmente, El 10 de junio del 2008, Agroindustrial Ticoverde recibe la Viabilidad Ambiental.

Ticoverde ha presentado ante la Setena estudios técnicos que demuestran que la actividad de esta empresa no produce contaminación alguna en los mantos acuíferos del Acueducto Rural de la Perla y que nunca ha utilizado agroquímicos como el Bromacil.

El 3 de noviembre 2208 Ticoverde presentó además ante la Setena y otras instancias del país un estudio hidrogeológico, en el que se demuestra que no hay nacientes de agua, ni mantos acuíferos que sean afectados por la actividad de Ticoverde. Todo lo aquí indicado está totalmente documentado y es de acceso público.

Comentarios como los del diputado Madrigal y la abogada Cuadrado solo dan continuidad a los ataques injustificados a mi empresa y mantienen la persecución de que hemos sido víctimas, una de las más feroces liderada por la Municipalidad de Guácimo, que mantiene ilegalmente cerrada la planta empacadora de Ticoverde al alegar no estar de acuerdo con las directrices de la Setena.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL
ALEJANDRO URBINA
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS