LN EL PAÍS

Costa Rica, Lunes 7 de julio de 2008

/EL PAÍS

Fuentes más comunes son karaokes, fábricas y canchas de futbol 5

Exceso de ruido desvela y enferma a cientos de personas

 Nuevo reglamento eleva nivel de ruido permitido cerca de áreas residenciales

 Denuncias por contaminación sónica abundan en la Defensoría

Ángela Ávalos R. | aavalos@nacion.com

Dio la casualidad que el ruido que desvela y enferma a Mirín Pérez casi todas las noches, en San José, desapareció durante las tres veces en que inspectores del Ministerio de Salud la visitaron.

Ante la falta de evidencia, la Oficina de Salud cerró el caso “ya que no se tienen claros los días y las horas en que se producen los ruidos que son la causa de la molestia de la vecina”, según le informaron el 26 de mayo.

Pero Mirín Pérez los tiene bien claros. Sobre todo, cuando empiezan a taladrarle los oídos y la paciencia a través de la pared de su cuarto, casi siempre después de las 11 p. m. Esto sucede, por lo menos, cuatro veces a la semana.

Según la Defensoría de los Habitantes, las denuncias por contaminación sónica se caracterizan porque los afectados se quejan del proceder de los inspectores, quienes llegan a verificar las quejas en horas cuando las fuentes del ruido están bien calladitas.

En general, llevan sonómetros (aparatos para medir los niveles de ruido) que no funcionan porque no están bien calibrados, y se conforman con una sola visita para archivar los casos.

El 21% de las denuncias por contaminación que recibe el área de Calidad de Vida de la Defensoría, son por el manejo de las quejas por contaminación sónica que hace el Ministerio de Salud y las municipalidades.

Las fuentes más comunes son iglesias, talleres mecánicos e industriales, fábricas, karaokes, perifoneos y canchas de futbol sala.

Efectos. Los ruidos perjudiciales para la salud son aquellos muy altos o los muy fuertes con una duración extensa. Este tipo de ruidos dañan las estructuras del oído interno y, en casos extremos, producen pérdida de la audición.

Sin embargo, hay otros problemas asociados como el insomnio, y la hipertensión arterial por el estrés que causa el ruido.

Este tipo de contaminación no hace distingos de lugar ni clases.

Como ejemplo, en Santo Tomás de Santo Domingo de Heredia, los vecinos de un residencial soportaron por más de dos años el escándalo nocturno diario de quienes asistían a jugar futbol salón.

En ese caso, como en el de Mirín Pérez, los técnicos llegaban cuando no estaba el problema.

Esta era la situación en Santo Tomás, y aún lo sigue siendo para Pérez, quien tiene su negocio y su residencia 150 metros al norte de la iglesia La Soledad, en San José.

“La eficiencia para actuar de las entidades competentes es pobre y, sobre todo, lenta. Se emiten órdenes sanitarias y para observar su cumplimiento se tardan meses. Clausuran una actividad y luego no verifican que realmente no esté laborando. No proceden con el decomiso de las fuentes de ruido”, señala la Defensoría.

Contradictoriamente, el Ministerio de Salud publicó un reglamento en el 2005, en que elevó los niveles de ruido permitidos.

Antes, se permitían 40 decibeles de 6 a. m. a 6 p. m. Hoy, se permiten 45 decibeles de 8 p. m. a 6 a. m. y, 65 decibeles de 6 a. m. a 6 p. m. Estos niveles pueden subir a 75 en zona industrial. La Nación intentó localizar a Marvin Boza, jefe de Protección al Ambiente Humano, de la región Central Sur, del Ministerio de Salud, pero no fue posible.

FOTOS

  • Nacion.com

    Mirín Pérez lleva casi tres años de no dormir bien por el ruido de un restaurante vecino en San José. Eddy Rojas LN

  • Nacion.com

    Pérez no solo vive junto a la calle transitada, sino junto al tanque de gas del restaurante vecino, que, cuando lo cargan, le afecta por el ruido. eddy rojas

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen

Para medir ruido

Calibración. Antes de cualquier medición, el equipo debe tener el certificado de calibración vigente. La calibración del equipo debe hacerse sin ruido de fondo.

Medición. Cada medición debe hacerse cada 15 segundos. Deben hacerse, al menos, 15.

Ruido. Si se confirma que la fuente supera el nivel de ruido permitido, Salud debe girar una orden sanitaria. El dueño del local denunciado deberá presentar un plan de confinamiento de ruido y planos constructivos.

Prohibido. Está prohibida la instalación de bocinas y sirenas. Tampoco está permitida la venta por pregoneo mediante el uso de sistemas de amplificación en zonas residenciales o comerciales.

Control. El uso de alarmas no está permitido, a menos de que el ruido cese en cinco minutos.

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS