Costa Rica, Domingo 2 de marzo de 2008

/ALDEA GLOBAL

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Allí hay un taller especializado

Prótesis de alta tecnología se confeccionan en La Garita

 Estadounidense fabrica ‘pies’ y ‘brazos’ con plástico, titanio y carbono

 Piezas ortopédicas son más livianas, flexibles y personalizadas

Alejandra Vargas M. | alevargas@nacion.com

En las cálidas tierras de Alajuela un estadounidense confecciona prótesis de alta tecnología que le permitirán devolverles la alegría y la movilidad a personas que han perdido alguna de sus extremidades, ya sea producto de enfermedades o accidentes.

Armado con plásticos polietilenos suaves y flexibles, bisagras, pistones mecánicos y otros materiales como fibra de carbono y aluminio, Dino Cozzarelli –profesional en prótesis y rehabilitación– fabrica desde hace tres años unas 12 piernas y brazos ortopédicos al mes en La Garita, Alajuela.

“Estas prótesis tienen dos características que las hacen muy atractivas. Primero, las piezas integran la más moderna tecnología existente y, segundo, son prótesis baratas y, por ende, más accesibles para el público latinoamericano”, explicó.

Agregó: “Aquí hay más de 40 personas beneficiadas”.

El experto señaló que mientras que una sola prótesis puede costar entre $8.000 y $22.000, él fabrica una alternativa que cuesta entre $500 y $4.000. Todos los materiales que usa son importados y algunas piezas son de segunda mano, compradas por Internet.

¿Cómo lo hace? Cozzarelli tiene más de más de 20 años haciendo prótesis, de modo que conoce las necesidades de los amputados y la oferta que existe en el mercado para cada uno de ellos.

Según el técnico, lo primero que se hace es identificar dónde está el muñón; es decir, la parte del pie o mano cortada que permanece adherida al cuerpo.

“Hay que tomar medidas diferentes si el muñón está por encima de la rodilla o debajo de esta. En cada caso, hay que distribuir el peso del cuerpo para que no lastime al usuario”, puntualizó.

Luego, se coloca una especie de media panty sobre este muñón y se chorrea yeso común para hacer un molde personalizado.

Con este molde en mano, el técnico se desplaza hacia una especie de torno artesanal donde se coloca el molde para adherir el plástico suave y flexible. Cuando el plástico se seca, se quiebra el yeso y queda listo el soporte de la prótesis. Luego, considerando el presupuesto del usuario, se eligen las demás piezas de la pierna artificial.

En la mayoría de los casos, se sugiere el uso de rodillas cementadas con bisagras mecánicas.

Estas tienen un seguro especial que impide que la pierna artificial se doble hacia atrás. Así, impide que el usuario se caiga o pierda el balance cuando da un paso o cuando sube y baja gradas.

Además, se recomienda el uso de pies artificiales hechos con nanotubos de carbono y titanio. Esta aleación permite crear un material liviano y resistente.

Las prótesis de carbono para los pies son las mejores del mercado porque están diseñadas para que la energía que imprime el usuario al dar el paso ‘rebote’ hacia arriba y le permita levantar el pie sin hacer ningún esfuerzo adicional.

Pruebas realizadas por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) y el Instituto de Biomécanica de Alemania comprobaron que las prótesis de carbono restituyen un 90% de la energía de impacto frente al 60% del pie humano.

Son tan buenas que se les prohíbe a atletas con dos de estas prótesis participar en juegos olímpicos porque se considera que tienen ventajas sobre las personas con piernas normales.

Cozzarelli también fabrica prótesis biónicas para las manos. Estas recogen las señales eléctricas de los músculos a través de unos electrodos colocados en la superficie de la piel. “Estas tienen una apariencia humana y permiten la movilidad individual de los dedos y sostener y manipular objetos”, explicó.

Vivencial. El abogado sancarleño Jhenner Araya, de 50 años, es uno de los beneficiados con el trabajo de Cozzarelli. É utiliza una prótesis personalizada en su pierna izquierda. “Me siento agradecido con la vida por tener la oportunidad de pagarme esta prótesis, pero me entristece que no todo el mundo pueda”, expresó Araya.

Reclamó que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) otorgue prótesis hechas con piezas de plástico y madera rudimentarias que dificultan la movilidad de los usuarios.

Ana Cecilia Chan, del Centro Nacional de Rehabilitación (Cenare), defendió la política de la CCSS y resaltó que se otorgan más de 2.500 prótesis al año, valoradas entre ¢300.000 y ¢500.000 cada una, dependiendo si son para manos o pies.

“Se receta un monto específico para una prótesis básica que funciona bien. El paciente, si lo desea, puede hacer una inversión adicional y obtener prótesis más complejas”, dijo.

“Hay mucho que hacer aquí todavía. Yo no entiendo porqué en el país todavía es más fácil conseguir un préstamo para ponerse unas siliconas que obtener uno para hacerse una prótesis médica que le permita a uno vivir dignamente”, declaró Araya.

FOTOS

Nacion.com

Cozzarelli laboró varios años en el Hospital Thoms de Asheville, Carolina del Norte, y luego decidió trasladarse al país para ayudar a personas de Latinomérica con una oferta que aquí no había. Mario Rojas

Nacion.com

El técnico Rafael Cortés toma las medidas del muñón del abogado Jhenner Araya con un yeso para fabricarle una prótesis personalizada. Mario Rojas

Nacion.com

Esta es la muestra de una mano biónica. Esta prótesis permite al usuario agarrar cosas. Mario Rojas

  • Nacion.com
  • Nacion.com
  • Nacion.com
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2007. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 247-4747. Servicio al cliente: (506) 247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 247-5022. CONTÁCTENOS