Costa Rica, Lunes 31 de marzo de 2008

/SUCESOS

Estadísticas Resultados Posiciones Calendario Jugadores

Sentencia por estafa en caso de Radio María

Jueces reprochan a Minor Calvo haber pedido diezmo a fieles

 Dinero se usó para otros fines, como un viaje de vacaciones con una menor

 Iglesia no fue afectada por la estafa, sino los radioescuchas

Otto Vargas M. | ovaargas@nacion.com

Los jueces del Tribunal de Juicio de Heredia reprocharon al padre Minor Calvo Aguilar el haber solicitado a sus seguidores el diezmo como una forma de procurarse dinero para “abusar indiscriminadamente de esos donativos”.

Así quedó plasmado en la sentencia que dictaron el 19 de diciembre pasado, cuya copia está en poder de La Nación.

Calvo y el empresario Omar Chaves Mora fueron sentenciados a 15 y a 12 años de cárcel por estafa mayor, mientras que, por el homicidio de Parmenio Medina, al segundo le impusieron otros 35 años de prisión.

Según el Tribunal, la estafa no perjudicó a la Iglesia Católica, sino a los fieles que entregaron sus donativos con fines altruistas.

“Debe tomarse en cuenta que, efectivamente, no es la Iglesia como institución quien fue estafada, pues no fue este ente como tal quien dio una donación (...).

“Fueron los oyentes de la misma, fieles de la Iglesia Católica, personas comunes y corrientes que escuchaban la emisora (...) quienes dieron sus donaciones en dinero, especie y bienes diversos, engañados por el encartado Calvo Aguilar”, señalan los jueces.

Campaña de recolección. En el fallo, los jueces se hicieron eco de un documento –denominado “Radio María: un problema pastoral”– emitido por monseñor Román Arrieta, ya fallecido, en el que se hizo referencia al diezmo.

“Aparte de algunas cuestiones propiamente de índole teológica, litúrgica y pastoral que no interesa aquí mencionar, dentro de dicho documento se cuestionó precisamente el manejo de los fondos que ingresaban a dicha entidad y la petición del diezmo.

“Al respecto se expresó en el citado memorial: ‘Una gran parte del pueblo de Dios (casi la totalidad de los oyentes) no está en grado de discernir el hecho real de que la radioemisora María es una empresa privada (...) No pocos sacerdotes manifiestan haber recibido quejas de personas que se sienten angustiadas, y hasta con graves problemas de conciencia, por no poder diezmar en la forma y medida que sugieren las peticiones que se hacen a través de la radioemisora’”.

El Tribunal señaló también que el padre Minor no solo insistía en pedir donaciones, sino que incluso sacó a la venta un casete denominado Diezmo cuyo objetivo no era otro que captar más dinero.

Los fondos, recolectados en cajones situados en el primer y el tercer pisos del edificio que ocupó la radio en San José, ingresaban después a cuentas bancarias a nombre del religioso

Uso del dinero. El uso dado a las contribuciones también fue objeto de fuertes reproches.

“Atenta contra las reglas de la lógica, la psicología y la experiencia pensar que, si el imputado Calvo Aguilar hubiese pedido esas ofrendas, diezmos y donaciones para sufragar sus gastos personales –tales como invitaciones a sus amigos a caros restaurantes, viajes al exterior con una menor con quien mantenía una relación de noviazgo, viajes de recreo para sus familiares o préstamos a un amigo sacerdote acusado de abusos sexuales en perjuicio de un menor–, los radioescuchas de Radio María hubiesen efectuado estas donaciones, ofrendas y diezmos, las cuales claramente dieron para otros fines”, dijo el Tribunal.

Además, según los jueces, Calvo nunca vendió la radio a un tercero, pues la dejó en manos de Omar Chaves. “Lo que se ha logrado acreditar es que en realidad no hubo tal venta ni promesa de venta, sino que la emisora y sus activos fueron entregados por Calvo Aguilar al coimputado Chaves Mora, y que Calvo Aguilar recibió a cambio una suma de dinero, pero no para pagar deudas, sino como una regalía personal”.

Los hoy sentenciados fueron investigados por el homicidio del productor Parmenio Medina, ocurrido el 7 de julio del 2001.

FOTOS

Nacion.com

En diciembre, Mínor Calvo (centro) fue absuelto por el homicidio de Medina, pero condenado por estafa. Archivo

Fallo contra Omar Chaves

Temor a pesquisas motivó homicidio

El homicidio del productor de La Patada , Parmenio Medina Pérez, obedeció al peligro de que continuara con sus investigaciones sobre el caso de Radio María.

Tal fue la conclusión a la que llegaron los jueces del Tribunal de Juicio de Heredia.

“Que el ofendido continuara con vida constituía un grave peligro para los intereses económicos del imputado Omar Chaves, ya que, como hemos hecho ver, el negocio de Radio María de Guadalupe, con la explotación de la frecuencia 100.3 F.M., continuó, solo que ahora bajo el nombre de La Paz del Dial y don Parmenio iba a seguir divulgando lo que al respecto conocía”, puntualizaron.

Chaves ofreció dinero a Medina para que suspendiera las pesquisas, posibilidad que la víctima rechazó, según los testigos.

Los jueces descartaron la hipótesis de un tercero como homicida.

“Pese a que durante la existencia del programa La Patada el ofendido tocó muy diversos temas, afectando intereses de muchas personas (...), por dichas denuncias nunca fue amenazado de una forma tan sistemática y grave”.

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Fax Horóscopo Cartelera de cine
| GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS DE LA NACIÓN | ANÚNCIESE EN LA NACIÓN | TARIFARIO DE LA NACIÓN | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS