LN OPINIÓN

Costa Rica, Lunes 27 de octubre de 2008

/OPINIÓN

José Rossi, Alberto Trejos, Francisco Chacón, Miguel Schyfter

“El que miente es corrupto” (Ottón Solís)

Miembros fundadores del Grupo “Por Costa Rica”

Las diferencias de criterio son parte de la vida democrática; el debate vigoroso de ideas, programas y propuestas es indispensable para la salud de la República. Por esto, nunca nos ha preocupado que costarricenses de buena fe tengan opiniones encontradas y/ o ambivalentes en torno al TLC.

Sin embargo, quien falsea los hechos para llevar agua a su molino, quien presenta denuncias que carecen de todo fundamento y quien recurre al insulto, no fortalece la democracia, sino que envilece y degrada el debate público y con él la democracia.

En el caso más grave, el que miente actúa de manera corrupta, tal y como lo afirmó acertadamente don Ottón Solís en conferencia de prensa en la Asamblea Legislativa el pasado 14 de octubre. Precisamente por ello nos sorprenden una serie de afirmaciones recientes de don Ottón Solís sobre nuestra campaña en defensa de la voluntad popular sobre el TLC. Unas son simplemente falsas. Otra es calumniosa. Veámoslas una por una.

Nada de anónimos. Nuestra campaña no ha sido pautada de manera anónima: en la totalidad de los anuncios de prensa se identifica a “Por Costa Rica” como el grupo que pauta el anuncio o se incluye además una firma responsable; la gran mayoría de nuestros anuncios televisivos también identifican con claridad a “Por Costa Rica”. Y en los casos en que –por un error– el anuncio no está “firmado”, es tan clara la similitud con los demás anuncios, que hasta el mismo don Ottón ha hablado congruentemente de UNA campaña y no de varias.

Sin embargo, además, cuando se inició nuestra campaña, varios medios publicaron reportajes de más de media página cada uno, en los que se identificaba tanto a la institución patrocinadora (“Por Costa Rica”) como a las personas que la representaban ( La Nación , El País, pág. 10 A, 18 /1/ 2008; Al Día, pag. 6 , 4 /2/ 2008 y La Extra , pág. 4 del 4 /2/ 2008).

Don Ottón dice haber solicitado muchas veces información sobre los responsables de la campaña y afirma que se le negó. No sabemos a quién le pidió información ni quién se la negó. Sin embargo, si don Ottón no hubiese leído los reportajes periodísticos ni hubiese tomado nota de las firmas responsables, le hubiera bastado una búsqueda de un minuto en Google para encontrar respuesta a su pregunta, si es que la formulaba de buena fe. Es simplemente falso que se haya tratado de una campaña anónima y ojalá don Ottón Solís tenga la hidalguía de reconocerlo así públicamente.

Un grupo conocido. Por otra parte, también es pública y notoria la información referente a quiénes representan al grupo “Por Costa Rica”. El grupo se presentó ante el país en conferencia de prensa abierta al público en el año 2005. En ese evento, nos encontrábamos en la mesa principal, entre otros, todos quienes firmamos este artículo, dando la cara como fundadores del grupo y asumiendo responsabilidad por sus acciones. Es simplemente falso que no se sepa quién está detrás de “Por Costa Rica” y ojalá don Ottón Solís tenga la hidalguía de reconocerlo así públicamente.

Finalmente, está el tema del financiamiento de la campaña que hemos pautado desde hace varios meses. Hemos dicho públicamente que nuestra campaña se ha financiado con las donaciones de muchísimas de las personas que se han adherido a nuestro grupo (más de 29.000): que todas las donaciones han provenido de personas físicas o jurídicas costarricenses; que los principales donantes son los mismos que contribuyeron a financiar la campaña del SÍ y que los respectivos registros obran en poder del Tribunal Supremo de Elecciones.

Además, le hemos indicado al Tribunal Supremo de Elecciones que, si considera pertinente, en ejercicio de sus atribuciones, que le suministremos información adicional, con gusto lo haremos, en el entendido de que los mismos requerimientos de información adicional se le harían a los demás participantes en el debate sobre el TLC y de que se establecerían mecanismos para verificar que la información que se suministre sea veraz y completa.

El Ministerio Público. Es obvio que este ofrecimiento se extiende únicamente al Tribunal Supremos de Elecciones y a las autoridades públicas con atribuciones en esta materia. Don Ottón no es autoridad pública –aunque a veces pareciera querer que se le trate como tal – y no tenemos por qué hacer pública información privada a petición suya.

Ahora bien, don Ottón ha señalado y repetido y vuelto a repetir que tiene “razones para sospechar y advertir que muy posiblemente el dinero se origina en el narcotráfico” que nuestros mensajes han sido promovidos “con plata robada” y que tiene “serias sospechas de cuál narcotraficante está financiando la campaña” (grabación de conferencia de prensa 12/10/08; Entrevistas Amelia Rueda 15 y 16 octubre y La Nación , 22/10/04).

Con estas cosas no se juega. Don Ottón está en la obligación de presentar la evidencia que sustenta sus temerarias acusaciones. Debe identificar al narcotraficante. Debe identificar el dinero robado. Debe demostrar que con ese dinero se financió nuestra campaña o, al menos que existe evidencia para sospechar que así fue.

Finalmente, don Ottón debe denunciar el caso ante el Ministerio Público. Es su obligación como ciudadano. Es doblemente su obligación como dirigente político. Y la obligación es triple si tomamos en cuenta la supuesta devoción de don Ottón a la lucha contra la corrupción.

Que informe y que denuncie, entonces, o que reconozca que también en este tema, gravísimo, habló sin fundamento, que lo dicho no fue una denuncia, sino una calumnia y que en esto, también, mintió.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL
ALEJANDRO URBINA
SERVICIOS En tu Celular Weekly review En tu PDA Noticias por email Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2008. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS