LN OPINIÓN

Costa Rica, Miércoles 15 de abril de 2009

/OPINIÓN

Nacion.com

Página Quince

Rodolfo Saborío | rodolfo@saborio.com

Agenda pospuesta

 No podemos seguir posponiendo la definición de una agenda nacional de desarrollo

Abogado

Si en condiciones tales de concentración del poder en donde quien firma una ley lo hace al mismo tiempo como presidente del Congreso y presidente del Ejecutivo, y, casualmente, es a la vez el presidente del partido en el gobierno, no es posible administrar eficientemente, como afirman nuestros tres presidentes, no puede quedar, entonces, ninguna duda de que el sistema político e institucional costarricense tocó fondo.

En condiciones teóricas de ruptura del orden constitucional, las cuales analizamos en un comentario anterior ( La Nación , Página Quince, 3/12/08), podría parecer que el paso natural sería la convocatoria a una asamblea constituyente, pero lo que desde el anuncio original parecía muy vago y por sí solo insuficiente para generar la masa crítica necesaria para impulsar una idea tan ambiciosa, quedó por el momento condenado al fracaso luego de ser expuestas en detalle las pobrísimas ideas que tras cuatro meses del aviso pudieron hilvanar los asesores presidenciales que, se supone, estuvieron a cargo de darle cuerpo a la idea.

Quienes han manifestado su aspiración a gobernar este país en el próximo período tampoco pasan de las generalidades demagógicas rutinarias que no involucran compromiso alguno ni ponen en riesgo el apoyo de los grupos clientelistas tradicionales. Las universidades públicas, en el pasado fuente de innovación y pensamiento creativo que moldeaba el futuro del país, han pasado a ser estructuras aisladas de la sociedad que aportan poco o nada al desarrollo social.

Falta debate. Lamentablemente, luego del feroz y en ocasiones enceguecido enfrentamiento provocado por la tramitación de un simple acuerdo de comercio internacional, las fuerzas de pensamiento vitales de este país parecen haber quedado sumidas en un aire enrarecido que sigue marcando la discusión en función del bando en que se colocó cada quien. Es necesario dejar atrás ese capítulo y decretar un armisticio de modo que la generación de ideas que no están logrando los partidos políticos, las universidades y otros centros de investigación, puedan encontrar terreno propicio en instancias no oficiales o ligadas al poder.

No podemos seguir posponiendo la definición de una agenda nacional de desarrollo y de modernización institucional ya que el enorme precio de la demora lo estamos pagando ya con malos servicios públicos, deficiente infraestructura, crecimiento anárquico de los centros urbanos, inseguridad ciudadana, deterioro de la calidad de vida y aumento en la desigualdad.

De la definición de esa agenda nacional deben derivarse las transformaciones institucionales que necesita el país, no en sentido contrario ,como parecen creer algunos políticos. El andamiaje institucional sirve a un fin y no es un propósito en sí mismo; por eso, en tanto quienes puedan aportar para ese proceso de construcción de consensos y metas nacionales no depongan las armas partidistas o ideológicas, será poco lo que podamos hacer para enfrentar los grandes retos que enfrenta el país.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS