LN EL MUNDO

Costa Rica, Sábado 8 de agosto de 2009

/EL MUNDO

Irán reanuda juicio en masa contra activistas y opositores

ALI AKBAR DAREINI |
http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

Teherán (AP). Una joven académica francesa y empleados locales de las embajadas de Gran Bretaña y Francia, acusados junto con docenas de figuras de la oposición iraní, confesaron el sábado haber estado involucrados en los disturbios que sucedieron a las elecciones nacionales.

La oposición iraní y grupos defensores de los derechos humanos condenaron el juicio por considerarlo una farsa y dijeron que dichas confesiones son extraídas bajo coerción e inventadas. Gran Bretaña, que pareció ser tomada por sorpresa por la comparecencia del empleado de su embajada, lo calificó de atentado.

La segunda audiencia del juicio colectivo ante el Tribunal Revolucionario de Teherán involucró a un nuevo grupo de detenidos y se concentró en el testimonio del académico francés y los otros dos acusados con conexiones extranjeras, en una demostración de la determinación del gobierno por desacreditar el movimiento reformista como supuesta herramienta de otros países, particularmente de Gran Bretaña y Estados Unidos.

El fiscal acusó a los dos países de fomentar inestabilidad en un intento por lograr el derrocamiento del gobierno.

La académica francesa Clotilde Reiss y los dos empleados de las embajadas subieron por turno al podio en el amplio salón para confesar frente a un juez sentado entre dos enormes retratos del líder supremo iraní y el fundador de la república islámica.

La empleada de la embajada francesa, Nazak Afshar, lloró al admitir que había estado involucrada en los disturbios poselectorales. Se limpió los ojos con un papel y dijo que los hermanos del Ministerio de Inteligencia me hicieron comprender mi error, reportó la Agencia Noticiosa de la República Islámica.

Dichas confesiones _objeto o no de coerción_ se han convertido en el eje del juicio colectivo a más de un centenar de prominentes figuras de la oposición y activistas, iniciado hace una semana.

Se les acusa de disturbios, espionaje y confabulación para derrocar el régimen durante las manifestaciones callejeras masivas que denunciaron los resultados oficiales de las elecciones presidenciales del 12 de junio.

Los cargos denuncian a Gran Bretaña y Estados Unidos de suministrar asistencia financiera a los reformistas iraníes para socavar la autoridad de los clérigos gobernantes.

Hossein Rassam, un analista político en la embajada británica que fue arrestado poco después de la elección, dijo al tribunal que Gran Bretaña estaba envuelta en fomentar la inestabilidad, según la agencia.

El canciller británico David Miliband condenó el juicio y dijo que el gobierno británico planteó la cuestión con el embajador iraní en Londres y el vicecanciller iraní.

Hossein es un miembro de nuestro personal que cumple sus obligaciones legítimas, afirmó Miliband en una declaración. Agregó que el juicio contra él y otro empleado de embajada sólo desacredita más al régimen iraní.

La cancillería francesa reclamó la libertad inmediata de Reiss y Afshar, y dijo que los cargos en su contra eran infundados.

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS