LN SUCESOS

Costa Rica, Lunes 17 de agosto de 2009

/SUCESOS

Viajan por el Pacífico 11.700 kilómetros

Grandes olas en costas ticas tienen su origen en la Antártida

 El pasado 23 de julio dañaron 15 embarcaciones en San Juanillo

 Experto advierte sobre posibilidad de que fenómeno se repita este año

Carlos Arguedas C. | carguedasc@nacion.com
http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

Grandes olas como las que golpearon la costa Pacífica costarricense el 23 de julio tienen su origen en ciclones extratropicales generados en la Antártida.

Así lo informó Omar Lizano Rodríguez, del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar) de la Universidad de Costa Rica (UCR), quien agregó que esas olas alcanzan una altura de tres metros, pero que encuentran un efecto multiplicador en la costa al coincidir con una marea alta y la brisa marina.

“Eso fue lo que ocurrió hace tres semanas, pues entre el 23 al 25 de julio se produjo la segunda marea más alta del año y fue entonces cuando uno oyó decir a los vecinos de San Juanillo (Santa Cruz) que habían olas hasta de siete metros de altura” dijo el experto.

Precisamente, en San Juanillo el fenómeno dañó 15 embarcaciones pesqueras y dejó pérdidas estimadas en ¢30 millones. También se reportó el anegamiento de casas en playa Azul de Tárcoles, en el cantón de Garabito, Puntarenas.

Recurrentes. Al ahondar en el origen de las grandes olas, Lizano explicó que los ciclones se generan en la Antártida en cualquier época del año, pero son más intensos en el invierno (junio, julio y agosto).

Las tormentas más fuertes producen olas que llegan a los 12 metros de altura, al pasar por Australia y Nueva Zelanda y luego se abren al Pacífico.

En ocasiones esos oleajes, tras viajar 11.746 kilómetros, son empujados hacia las costas de Centroamérica y México. Otras veces se desvían hacia Suramérica.

En aguas profundas viajan bajo la superficie marina (similar al tsunami ) pero al acercarse a la costa de nuevo se manifiesta en olas.

Lizano recordó que el efecto de los fuertes oleajes en el litoral Pacífico no es nuevo. Citó, por ejemplo, que en febrero del 2002, ocurrió un fenómeno que dañó el rompeolas de puerto Caldera e inundó Mata de Limón y la Angostura en Puntarenas y playa Garza, en Nicoya, Guanacaste. Las autoridades estimaron los daños en ¢350 millones.

Para Lizano en esa ocasión se conjugó una marea alta con un oleaje desde la Antártida.

Inadvertido. Lizano comentó que el Cimar le da seguimiento a los oleajes provenientes de la Antártida y emite avisos para que los pescadores y autoridades tomen las medidas preventivas.

Precisó que para la semana del 20 al 26 de julio se emitió un boletín donde alertaron sobre el fenómeno, pero nadie hizo caso.

Gerardo Barrantes, un pescador de San Juanillo, dijo que el oleaje los tomó desprevenidos.

Sigifredo Pérez, jefe de Operaciones de la Comisión Nacional de Emergencias manifestó: “Lamentablemente en los últimos meses no hemos recibimos la información sobre corrientes extraordinarias”.

FOTOS

  • Nacion.com

ADEMÁS EN SUCESOS
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS