LN EL PAÍS

Costa Rica, Domingo 6 de diciembre de 2009

/EL PAÍS

‘La Cali’ es considerada la nueva ‘Calle de la Amargura’

Licor y drogas invaden barrio La California los fines de semana

 Cientos de jóvenes ingieren licor en la vía pública a lo largo de tres cuadras

 Autoridades incautan ‘crack’, cocaína y marihuana todas las semanas

Luis Edo. Díaz | luisdiaz@nacion.com
http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

El barrio La California, en el centro de la capital, se colma durante las noches de fin de semana de cientos de jóvenes que se reúnen en la vía pública para ingerir licor y, en muchos casos, drogas.

La Cali , como se le comenzó a llamar a esa zona, está ubicada al este del casco central, muy cerca de la estación ferroviaria al Atlántico, y se ha convertido desde hace más de un año en uno de los epicentros de la vida nocturna capitalina.

Así lo determinan diferentes autoridades que, por medio de informes, operativos y decomisos constatan la situación actual de barrio La California.

Incluso, para la Municipalidad de San José, La Cali está tomando el auge que en su momento tuvo la Calle de la Amargura, en San Pedro de Montes de Oca.

El gran consumo de licor y de sustancias prohibidas no es esporádico, pues todas las semanas la Fuerza Pública y la Policía Municipal realizan operativos, de los cuales no necesariamente se marchan con las manos vacías.

Las incautaciones así lo demuestran. El viernes por la noche, en tan solo los primeros cinco minutos de un operativo de la Fuerza Pública, se decomisaron 14 piedras de crack , cuatro puntas de cocaína y tres puchos de marihuana.

Para el oficial Jorge Guadamuz, quien ese día estuvo a cargo del despliegue policial, “esa cantidad de droga es mínima con respecto a la que se decomisa durante todo un fin de semana en ese sitio”.

300 metros. La vida nocturna de La Cali gira en torno a un bar, cuatro ‘restaurantes’ y un supermercado. Todos están ubicados en un espacio de tres cuadras, específicamente en calle 21, entre el paseo de las Damas y la avenida Central.

Maureen Clarke, vicealcaldesa de San José, explicó que solamente el establecimiento llamado La Flota posee patente de bar.

Los otros locales (Bahamas, Latino Rock Café, Rafa’s y San Lucas) están en categoría de restaurantes, pero poseen patente turística que les permite vender alcohol.

Además, dijo la vicealcaldesa, “está claro que la venta de comida no es el fuerte de esos locales”.

Clarke aseguró que ante la gran frecuencia de operativos por parte de la Sección de Inspección, todos los establecimientos se esmeran en tener sus documentos al día, incluido el pago de impuestos.

“Esa una manera en que se ‘curan en salud’, porque (los dueños de bares) saben que si tienen todo en orden la municipalidad no puede tomar medidas, excepto de que cumplan los horarios permitidos”, manifestó Clarke.

En plena calle. Pese a los bares, y sobre todo cuando estos están a reventar, la mayoría de personas que visitan a La Cali prefiere quedarse en la vía pública.

La gran cantidad de jóvenes en ese sector es tal, que en las noches de fin de semana el paso de vehículos la zona es lento o imposible.

Muchos de los visitantes se abastecen de licor en un supermercado de la cadena AMPM, ubicado a pocos menos metros de la calle predilecta de los jóvenes, que es la que está frente al bar Bahamas.

El consumo de licor al “aire libre” queda en evidencia con los primeros rayos de sol cuando personal municipal debe recoger decenas de latas de cerveza y bolsas plásticas de aceras y caños.

Anoche, Enrique Miranda, administrador del local de AMPM, negó que este problema haya sido provocado por el supermercado pues, según dijo, abrieron hace cuatro años. Añadió que para evitar problemas con vecinos y autoridades tomaron medidas como no vender cervezas en botella de vidrio y cerrar a las 11:30 p.m.

Perfil. Para Yajaira Ceciliano, psicóloga de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), el fenómeno de La Cali es, en parte, consecuencia del cambio que ha tenido la Calle de la Amargura.

La Cali tiene bares con cierta identidad, no como en el caso de la Amargura, donde se han puesto los conocidos ‘megabares’”, explicó.

Agregó que el barrio La California “ofrece –desde la visión de los jóvenes– un ambiente mucho más tranquilo y la gente está en su ‘onda’, por lo que existe la idea de que nadie se mete con nadie”.

Para Giselle Amador, directora del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), la forma de controlar el consumo de licor en La Cali es restringiendo la ingesta en la vía pública.

FOTOS

  • Nacion.com

    Marvin Caravaca

    El viernes la Fuerza Pública inició a las 11 p. m., frente al bar Rafa’s, los operativos en La Cali .

  • Nacion.com

    El oficial Jorge Guadamuz buscó indicios de drogas. Marvin Caravaca

  • Nacion.com

    Decenas de jóvenes consumen licor en las aceras y calles de La California. Así lucía ese sector la noche del viernes. Marvin Caravaca

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS