LN OPINIÓN

Costa Rica, Jueves 24 de diciembre de 2009

/OPINIÓN

Nacion.com

Buenos días

Armando Mayorga | amayorga@nacion.com

Lección diplomática

Jefe de información

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

El embajador de Nicaragua, Harold Rivas, y su hermano, el magistrado electoral de Nicaragua, Roberto Rivas, recibieron una inolvidable lección.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica les ha hecho saber que pese a lo alto de sus rangos, no están exentos de cumplir las leyes y decretos.

Entonces, lo menos que se puede esperar ahora de Daniel Ortega es que lo vea desde esa perspectiva. Es decir, que no se moleste en tomar represalias por la lección que se les ha dado a sus amigos acá en Costa Rica.

Pero, por si acaso está bufando, Ortega debe comprender que es poco diplomático enviar a un embajador a otro país, y que este permita a particulares usar las placas especiales que le asignó la nación anfitriona. Eso, es penoso y daña la imagen de Nicaragua. Eso, viola lo dispuesto en un decreto de 1967 que regula el uso de placas diplomáticas por parte de embajadas.

De hecho, Ortega más bien debe agradecer la firmeza del canciller Bruno Stagno, pues es muy directo, nada diplomático, al tratar el caso de la Embajada de Nicaragua: dice tener pruebas de un “uso indebido” de las exoneraciones de impuestos de tres carros, dos de ellos inscritos como del embajador Rivas y un tercero como del tercer secretario Guillermo Matus.

A esos autos de lujo, un Mercedes Benz S500 (valorado en ¢110 millones), un Porsche 911 Carrera (¢75 millones) y un BMW M3 (¢76 millones), el Ministerio de Hacienda los exoneró del pago de impuestos por ¢31 millones debido a que eran para uso diplomático.

Pero, resulta que reportajes del periodista Ronny Rojas, de La Nación , revelaron que el BMW era usado por un particular, el presidente del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua, Roberto Rivas, que pasa muchos días al mes en San José, mientras los otros dos eran conducidos por otras personas.

Antes que resentirse, allá en Managua, Daniel Ortega más bien debe actuar con entereza: lo prudente, en el mundo diplomático, es retirar a su embajador luego de haber causado un problema fiscal en Costa Rica.

Es de suponer que si el embajador y su tercer secretario tienen tanto dinero para ser dueños de esos autos, pagarán sin reparos los impuestos.

Pero, acá, el problema no es económico, es diplomático, y lo diplomáticamente correcto es sustituir al señor Rivas por irrespetar un decreto ejecutivo de Costa Rica.

ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS