LN OPINIÓN

Costa Rica, Jueves 31 de diciembre de 2009

/OPINIÓN

Laura Chinchilla

El padre del solidarismo

 Podemos seguir la ruta trazada por grandes hombres como Don Alberto Martén

Candidata presidencial, PLN

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

El gestor de la idea más original e influyente que costarricense alguno haya concebido para transformar la realidad social y económica ha fallecido: Don Alberto Martén, Benemérito de la Patria, descansó para siempre de su existencia terrenal, a los 100 años de fecunda existencia.

Con exquisita formación académica, tuvo la oportunidad, muy joven aún, de estudiar en Bélgica y en Francia, así como en el Liceo de Costa Rica, la vieja Escuela de Derecho y en Nueva York.

En esos años conoce y entabla amistad con su contemporáneo José Figueres F. Juntos, inician una de las amistades más fecundas en nuestra vida pública: ambos inquisitivos, ambos disconformes con el orden social y político del país, ambos deseosos de buscar horizontes más amplios para sembrar luego su energía y su intelecto en su amada Costa Rica y con la visión de país en la que la democracia se llenara de contenido social.

Segundo Comandante de la Revolución del cuarenta y ocho, se desempeña como Ministro de Economía y Hacienda de la Junta Fundadora de la Segunda República. Ya para entonces había concebido su sistema de Capitalización Universal, buscando potenciar las empresas nacionales, empoderar a los trabajadores, aumentar el ahorro nacional y dar una respuesta constructiva al conflicto potencial entre patronos y empleados. A ello dedicó buena parte de sus esfuerzos intelectuales y profesionales en las décadas siguientes, sin dejar por ello de actuar en otros campos de la vida nacional.

Hombre ejemplar. Hoy no intento hacer una biografía de Don Alberto, ni repasar y alabar sus muchos servicios a la patria. Esto, con más que plena justificación, lo harán otros. Hoy lo que quiero es destacar su ejemplo para las generaciones que nos hemos beneficiado del sacrificio y la potencia intelectual y organizativa de esa generación de gigantes de la que Don Alberto fue una de las cumbres.

Porque nuestro país no se ha construido solo, sin esfuerzo y sacrificio. Costa Rica es grande en su pequeñez geográfica, por la acción decidida de mujeres y hombres que han construido sobre las fortalezas de nuestra institucionalidad. Las grandes realizaciones requieren de grandes sueños y acciones persistentes: no basta un esfuerzo, es indispensable machacar sobre la dura madera o la difícil ecuación que debemos resolver.

Inmersa en esta lucha política, batalla de ideas y de carácter, confieso que han sido vidas como las de Don Alberto, Doña Matilde Marín, Doña María Eugenia Obregón o Don Jorge Manuel Dengo, las que me inspiran y quiero que inspiren a los y las jóvenes que hoy están en las aulas, en sus primeros empleos o en el campo.

Porque, a diferencia de quienes aprovechan este período de renovación democrática para descalificar nuestras conquistas históricas y provocar pesimismo y decepción frente a nuestras instituciones, estoy profundamente convencida de que los costarricenses podremos seguir la ruta trazada por los grandes hombres y mujeres que nos antecedieron, cosechando éxitos capaces de sorprender al mundo y de generar un mayor bienestar.

Gracias, Don Alberto, por haber soñado una Costa Rica más justa y democrática y haber sembrado ese gran árbol que es hoy el Solidarismo que a tantos ha permitido realizar sus sueños y por haber demostrado que una buena idea hecha realidad, vale más que mil palabras vacías y gastadas.

FOTOS

  • Nacion.com

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS