LN EL MUNDO

Costa Rica, Lunes 9 de febrero de 2009

/EL MUNDO

Ultraderecha tendrá seguramente la llave del gobierno israelí

Tel Aviv. dpa. El político de ultraderecha Avigdor Lieberman es el político que más asciende en las elecciones legislativas que mañana se celebran en Israel. Su partido Nuestra Casa Israel (Beitenu) podría convertirse en la tercera fuerza más votada en las elecciones, lo que le daría a Lieberman la llave para las negociaciones de la coalición de gobierno.

Las encuestas le otorgan hasta 19 de los 120 escaños que integran la Knesset (Parlamento), ocho escaños más que en las últimas elecciones.

Tres semanas después de la sangrienta ofensiva en la Franja de Gaza, las tensiones entre judíos y árabes en Israel son “el combusible para la campaña de Beitenu”, afirma una columnista del diario israelí Haaretz . Los críticos advierten que Lieberman es el mascarón de proa de un nuevo racismo en Israel.

El político, que inmigró a Israel en 1978 de la antigua república soviética de Moldavia, entró a formar parte de la coalición de Ehud Olmert en octubre de 2006.

Olmert le nombró entonces ministro para Amenazas Estratégicas y viceprimerministro, pero en enero de 2008 dejó el gobierno enojado por la reanudación de las conversaciones de paz con los palestinos.

Antes de las elecciones anticipadas, Lieberman, un aliado natural del conservador Likud que lidera Benjamin Netanyahu, ya dejó claro que “no descarta a nadie para una coalición”.

Como potencial rival en las negociaciones de coalición se perfila el partido ultrareligioso Shas, de Eli Yishai. El líder espiritural de Shas, el rabino Ovadia Josef, dijo este fin de semana durante su homilía semanal que un voto a Lieberman es un voto para “Satanás y su retoño maligno”.

El partido de Lieberman, una persona marcadamente secular, aboga por “negocios con carne de cerdo, bodas civiles, la destrucción de la Torá e incluso del servicio militar y de los estudiantes de religión”, advirtió el rabino.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, sin embargo fue mucho más cauteloso con sus críticas. Ha evitado dar una opinión clara del arisco Lieberman.

Su partido Laborista, que ha sido una de las principales fuerzas políticas del país, podría sufrir el peor resultado de su historia y quedar desplazado a un cuarto lugar por la ultraderecha de Lieberman.

Los más preocupados por ello son los árabes israelíes, que constituyen el 20 por ciento de los 7,5 millones de ciudadanos.

Lieberman los ve como quintacolumnistas y ha atacado duramente a los diputados árabes en el pasado. En mayo de 2006 los calificó de “colaboradores nazi” a los que habría que ejecutar. Hace poco se supo que Lieberman fue en el pasado miembro del prohibido movimiento antiárabe Kaj. “La tolerancia en Cercano Oriente no es la moneda adecuada y no ha demostrado ser útil”, dijo durante la campaña electoral.

El político aviva la indignación en muchos israelíes por sus conciudadanos árabes israelíes que, durante la última ofensiva a la Franja de Gaza mostraron simpatía por el pueblo palestino y algunos que se manifestaron a favor de la organización palestina Hamas.

Lieberman exige de los árabes israelíes un juramento de fidelidad a Israel como Estado judío sionista si se quieren quedar en el país.

A largo plazo aspira a un intercambio de territorios con los palestinos: Las zonas del norte de Israel habitadas por árabes se agregarán a los territorios palestinos y a cambio Israel se anexionará los bloques de asentamientos en Cisjordania. “Sin lealtad no hay ciudadanía”, fue una de sus consignas durante la campaña electoral.

Lieberman, quien vive en una colonia judía en Cisjordania, dijo al diario Jerusalem Post : “Estamos haciendo más para fomentar la lealtad (de los árabes israelíes) y tenemos el valor de ser patriotas sin tener que pedir disculpas por ello. Lo que está en juego es nuestra capacidad para protegernos de una amenaza desde dentro. Tenemos que transmitir a nuestros hijos un orgullo inalterado sobre ser un judío que vive en una tierra que le pertenece por derecho”.

FOTOS

  • Nacion.com

    El líder del partido de ultraderecha Yisrael Beiteinu, Avigdor Lieberman, hizo campaña el domingo pasado en la ciudad de Haifa, en el norte de Israel. AP

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS