LN EL MUNDO

Costa Rica, Lunes 16 de febrero de 2009

/EL MUNDO

Chávez mira a elección de 2012 en un país más dividido

Néstor Rojas Mavares | |

Caracas (DPA). El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, podrá postularse a una segunda reelección en 2012, tras la aprobación de la enmienda constitucional sobre la reelección ilimitada, pero en cuatro años deberá enfrentar la crisis económica que ya se asoma en un país más dividido.

La aprobación de la enmienda en la consulta del domingo dejó a Chávez fortalecido en su proyecto socialista, con una legitimidad renovada por los votos y un liderazgo al que no parece hacerle mella los 10 años que lleva en el poder.

Con una votación de un 54,36 por ciento a favor y un 45,63 por ciento en contra, la consulta del domingo mostró que la polarización entre partidarios y opositores del mandatario no cede y que Chávez tiene el rechazo prácticamente de la mitad del país.

Además, mientras su votación estuvo por debajo de los siete millones que alcanzó en 2006, en los comicios de su primera reelección, la oposición por primera vez en una década superó su techo de cinco millones.

La enmienda abre al mandatario el camino a su postulación en 2012 para una segunda reelección, viendo en el horizonte el mandato de 2013-2019, que en caso de ganarlo concretaría una permanencia en el poder de 20 años, algo inédito dentro la etapa democrática que comenzó en 1958.

Chávez asumió el triunfo como un espaldarazo para su proyecto socialista, que intenta vender a todo el país, mientras que prometió que en los próximos cuatro años atenderá problemas como la inseguridad personal y la corrupción.

El mandatario desde ya lanzó su "precandidatura" en su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para las elecciones de diciembre de 2012, haciendo firme su posición de candidato inagotable.

"En 2012 habrá elecciones y a menos que Dios disponga otra cosa, a menos que el pueblo disponga otra cosa, este soldado que está aquí ya es precandidato a la presidencia de la república para el mandato de 2013-2019", señaló ante cientos de partidarios que se reunieron anoche en la sede de gobierno para celebrar el triunfo electoral.

El dirigente opositor Teodoro Petkoff, editor del diario "Tal Cual", escribió hoy que el país vivió la campaña "ventajista" jamás vista con motivo de la enmienda constitucional, con una desproporción brutal entre la tendencia favorable al "sí" con respecto al "no".

Sin embargo, puntualizó el debilitamiento del respaldo a Chávez, ya que en 2006 ganó la reelección con siete millones y en el domingo el apoyo a la enmienda fue de seis millones.

"Puede celebrar hoy pero en el horizonte 2012 lo que comienza a alzarse es el fantasma de una derrota inevitable", advirtió.

Los analistas estiman que, después de su triunfo, Chávez tendrá la tentación de avanzar más rápido en su revolución socialista, aunque todavía se espera la elección clave de 2010 para la Asamblea Nacional (Congreso) y después deberá ganar cómodamente las elecciones de 2012.

El reto será titánico en vista de que la economía, más independiente de las exportaciones petroleras, está sufriendo los embates de la crisis financiera global, y el gobierno de Chávez ha acostumbrado a la sociedad a millonarios subsidios en medio de la bonanza petrolera.

Chávez afirma tener recursos para sostener los niveles de gasto público este año, pero lo cierto es que los ingresos bajarán a casi la mitad en relación con el año pasado.

Del otro lado, la oposición logró mejorar su respaldo en las urnas pero deberá enfrentar a un Chávez más fuerte. Un ejemplo de lo que le espera se vio en la campaña por la enmienda, en la cual el gobierno utilizó toda la infraestructura del Estado, incluyendo los empleados, en la promoción del "sí".

El analista político Saúl Cabrera, de la firma encuestadora Consultores 21, dijo que los resultados del domingo ratifican la división del país en partidarios y opositores del mandatario, dos mitades más o menos del mismo tamaño.

"En la campaña vimos cómo se perdió cualquier pudor de parte de los poderes del para darle cumplimiento a lo que el presidente Chávez quería y esto se dio en un contexto de fuerte polarización del electorado", señaló.

Cabrera pronosticó que el gobierno será "más personalista e individualista", con un presidente que va querer centralizar todo en la sede del gobierno.

El dirigente opositor Leopoldo López dijo hoy que la oposición debe buscar la consolidación de "un país en el que quepamos todos, a pesar de nuestra diferencias".

"Hasta entonces, seguiremos en la lucha, de pie, con esperanza. Creo que tenemos que construir un proyecto para un país que supere la división entre una mitad y la otra, con una queriéndose imponer sobre la otra. Debemos construir la esperanza desde la conciliación no desde el conflicto", señaló.

Aunque durante la campaña Chávez llamó "apátridas" a quienes rechazaban la enmienda, anoche lanzó un "puente" y afirmó "ellos también son venezolanos".

FOTOS

  • Nacion.com

    AP

    El presidente venezolano Hugo Chávez saluda a sus seguidores luego de conocer el resultado del referendo.

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS