LN SUCESOS

Costa Rica, Martes 17 de febrero de 2009

/SUCESOS

Motociclistas le dispararon cuando transitaba por cruce de Barranca

Asesinado de dos balazos dueño del Puntarenas F. C.

 Homicidas le dispararon con precisión a través de la ventana del auto

 Director del OIJ afirma que la escena coincide con un ‘ajuste de cuentas’

Rónald Moya y Otto Vargas M. | rmoya@nacion.com

El presidente del Puntarenas F. C., Adrián Castro Velásquez, de 50 años de edad, fue asesinado ayer de dos balazos por una pareja de motociclistas encapuchados.

El sorpresivo ataque ocurrió a las 5:30 p. m. sobre la carretera Interamericana Norte, a unos 300 metros del cruce de Barranca de Puntarenas.

Castro había salido de su casa en Miramar de Montes de Oro a bordo de un pick up Mitsubushi L-2000 –de modelo reciente– con dirección a Puntarenas.

Aparentemente, se dirigía a recoger un hijo cuando de repente los asesinos le salieron de frente a bordo de una motocicleta y le dispararon muy de cerca.

Uno de los proyectiles penetró por la ventana del conductor e impactó al directivo en el pecho y el otro en la cabeza. La víctima murió de inmediato en el sitio.

El fiscal general de la República, Francisco Dall’Anese, dijo a las 9:30 p. m. que “la hipótesis de la investigación es sicariato”.

Adrián Castro era administrador de empresas y estaba casado desde hace 10 años con María Alejandra Ordóñez Lucovich. Tiene un hijo de 22 años, Marcelo Enrique, de su primer matrimonio.

En junio del 2004 fundó, junto con Eduardo Li, actual presidente de la Federación Costarricense de Futbol, el Puntarenas F. C., que participa en la Primera División.

Tres años más tarde, en junio del 2007, asumió como presidente del equipo.

Adrián Castro figuraba como presidente, vicepresidente, tesorero o fiscal en 32 sociedades anónimas dedicadas a actividades deportivas, inmobiliarias, exportadoras y ganaderas, entre otras.

La vida de este dirigente deportivo estuvo inmersa en numerosas controversias judiciales que incluso lo llevaron a perder la libertad en el 2000 cuando fue detenido como parte de una investigación por estafa, falsificación de documentos y uso de documentos falsos, en relación a operaciones con Certificados de Abono Tributario (CAT).

Ajuste de cuentas. Tres horas después del crimen, a las 8:30 p. m., el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Jorge Rojas, dijo por teléfono que “todo parece indicar que se trata de un ajuste de cuentas”.

Señaló que a esa hora era la hipótesis más fuerte, pero que por tratarse de un asunto reciente, era preferible no ahondar en el tema a la espera de más evidencias.

Por la trayectoria de los disparos y la altura del vehículo de Castro, la policía estima que el asesino viajaba de pie sobre la moto al momento del ataque.

Fuentes que participaban anoche en las pesquisas indicaron que no hubo testigos directos del homicidio. Sin embargo, una persona observó a una pareja de motociclistas encapuchados que se alejaban del lugar casi al mismo tiempo que se conoció el crimen.

“Al 911 llamó un a persona para decir que había observado una motocicleta y escuchado disparos. Tras el incidente, se movilizó recurso (patrullas) desde Esparza y Miramar para ver si daba con los sujetos, pero no hallamos ningún rastro”, dijo Milton Alvarado, jefe regional de la Fuerza Pública.

Aunque en estos días el cantón central de Puntarenas celebra sus fiestas, Alvarado dijo que entre semana el movimiento de vehículos es el habitual .

Un plan. Para el OIJ de Puntarenas el crimen fue bien planeado.

“ Es posible que estudiaran los movimientos de la víctima para matarlo en ese sitio. No hay duda que fue una ejecución en la cual los homicidas dieron muestras de gran precisión al momento de disparar” , declaró uno de los investigadores judiciales.

Los asesinos no tomaron las pertenencias del dirigente deportivo. El carro de la víctima quedó encendido y con una de las llantas traseras salidas de la carretera. Castro quedó ligeramente recostado hacia el lado izquierdo.

Anoche, las diligencias para levantar el cuerpo de Castro se hacían de manera cuidadosa para no estropear la escena y ya a las 10:30 p. m. la labor estaba concluida. Colaboraron el periodista Johan Umaña y el corresponsal Ronny Soto.

FOTOS

  • Nacion.com

    El asesino disparó de frente contra el pick-up que conducía Adrián Castro por la Interamericana. Ronny Soto

  • Nacion.com

    Las balas pulverizaron las ventanas del Mitsubishi L-200. El homicida demostró gran destreza en el uso del arma asesina. Ronny Soto para LN.

  • Nacion.com

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
ADEMÁS EN SUCESOS
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS