LN OPINIÓN

Costa Rica, Viernes 27 de febrero de 2009

/OPINIÓN

Nacion.com

Julio Rodríguez | envela@nacion.com

En Vela

Ayer se informó discretamente de que el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Inconfer), condenado a muerte hace unos 12 años, reconquistó la vía férrea entre Heredia y San José. Realizó esta ímproba labor de limpieza, con las uñas, en solo tres meses, lo que otros habrían tardado varios años. Tome su carro, amigo lector, y échese un viajecito por ciertas calles y verá obras comunales inconclusas, pidiendo a gritos una mano salvadora.

En el país del “nadadito de perro” y de todo a poquitos y raticos, los directores de Incofer y su personal, con el liderazgo indiscutible de Miguel Carabaguíaz, su presidente ejecutivo, merecen reconocimiento no solo por salvar esta vía de las garras de la delincuencia, de la legión de los cochinos, de la indiferencia y del abandono, sino por haber devuelto a los costarricenses el patrimonio del tren y el regusto insuperable de viajar en tren. Aún más, pusieron una pica en Flandes: el tren, este y el que viene, es hoy un proyecto oficial. No debemos sufrir más la pena de un país que abandonó la obra hercúlea de sus antepasados de costa a costa.

Dentro de algunas semanas, llegará, contra el acoso de la nieve, el nuevo equipo ferroviario de España. Otro gran primer paso. Luego, seguirán otros proyectos para desatascar nuestra pobre y fea capital. Atrás quedan, en un tiempo récord, la eliminación de toneladas de basura y de cañerías privadas, remoción de tierras, entubamiento de aguas negras, adaptación de los durmientes, restauración de los carriles, mantenimiento de cuatro puentes y defensa de los derechos de vía… En tres meses.

Un trabajo patriótico digno de una huelga de APSE por el mal ejemplo de trabajo y responsabilidad que están dando a los costarricenses, como el exhibido cuando, en la apertura de la vía férrea entre San Pedro de Montes de Oca y Pavas –otro logro– los propios directores, el presidente ejecutivo y altos funcionarios de Incofer hacían el oficio de cobradores en el tren, a falta de empleados.

Costa Rica necesita, hoy más que nunca, ejemplos de laboriosidad, responsabilidad y voluntariado. Requiere líderes que inspiren, propuestas innovadoras, la derrota de la rutina y gotas de agua que, como comentamos, nutran las olas que mueven los océanos. El testimonio de solidaridad dado por el 72% de los costarricenses, ante la furia del sismo pasado, no debe desvanecerse. Y no deben escucharse más las voces perversas que declaran huelgas para que “nos deje el tren” y para que los valores éticos del trabajo y la responsabilidad envenenen a nuestra juventud y perviertan el curso lectivo.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS