LN EL MUNDO

Costa Rica, Miércoles 1 de julio de 2009

/EL MUNDO

Comunidad internacional aumenta presión sobre Honduras

Ana Fernández |
http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

Tegucigalpa (AFP). Bloqueos de créditos, medidas de Estados Unidos sobre cooperación militar y un últimatum de la OEA reforzaron este miércoles el aislamiento de Honduras, a cuatro días del golpe contra Manuel Zelaya, cuyo eventual regreso llevó al gobierno que lo sustituyó a pedir su captura.

Estados Unidos dió un paso adelante en su presión al suspender sus "actividades militares con las fuerzas armadas de Honduras el tiempo necesario para estudiar la situación", dijo el portavoz del Pentágono, Bryan Whitman.

Al mismo tiempo "el Banco Mundial decidió hacer una pausa en sus préstamos (a Honduras) hasta que se encuentre una solución a la crisis actual", indicó su portavoz, Sergio Jellinek, a la AFP. El BM financia 16 proyectos en Honduras, y hay desembolsos pendientes por 270 millones de dólares, precisó.

Todas estas medidas se conocieron poco después de que la Organización de Estados Americanos diera un ultimátum de 72 horas a Honduras para "la restauración inmediata, segura e incondicional del presidente a sus funciones".

Frente a esta resolución de toda América, Zelaya resolvió postergar por 72 horas su anunciado intento de regreso a Tegucigalpa, previsto en principio para el jueves, en el que iba a ser acompañado por funcionarios de la OEA y presidentes latinoamericanos.

Zelaya llegó este miércoles a Panamá para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente Ricardo Martinelli, acompañado por el canciller venezolano Nicolás Maduro y la canciller de su gobierno, Patricia Rodas, según su embajador en Tegucigalpa.

Entretanto, en Tegucigalpa, donde las autoridades lanzaron una orden de arresto contra Zelaya acusándolo de 18 delitos, dos nuevas manifestaciones estaban previstas para la tarde, una para respaldarlo y otra para apoyar a Roberto Micheletti, designado por el Congreso para terminar el mandato.

Estas protestas se desarrollan diariamente desde el golpe. El martes ambas concluyeron pacificamente, a diferencia del lunes, cuando choques entre policía y manifestantes dejaron 300 heridos.

Micheletti era el titular del Congreso de Honduras, y del mismo partido que Zelaya, y fue ungido al frente del país el domingo luego de que al amanecer militares tomaron por asalto la residencia presidencial, argumentando una orden judicial, capturaron a Zelaya, lo subieron a un avión y lo expulsaron a Costa Rica.

La respuesta contundente de la comunidad internacional no ha hecho cambiar a las autoridades hondureñas.

Micheletti, frente al bloqueo de préstamos, anunció que el gobierno iba de todas formas a garantizar dos partidas por casi 3 millones de dólares, una para luchar contra la gripe A y otra para prevenir inundaciones.

Pero las medidas de presión (retiro de embajadores de países latinoamericanos, medidas de cierre de comercio de paises de la región, declaración de la ONU y de Washington en respaldo a Zelaya) preocupaban cada vez más en Tegucigalpa.

"El problema más difícil es cómo evitar un aislamiento total y convertirnos en un país paria", dijo el analista y director del Movimiento Consenso Ciudadano, Efraín Díaz, a la AFP. "La comunidad internacional tiene que agotar determinados pasos antes de aislarnos", sostuvo.

Tanto los partidos políticos como empresarios, medios de comunicación y parte de la población están en contra del retorno de Zelaya y aprueban su expulsión del gobierno y del país ocurrida el domingo.

Desoyendo a la justicia que la había declarado ilegal, Zelaya estaba determinado a realizar ese día una consulta popular cuyo fin último era reformar la Constitución para que incluya la reelección presidencial.

En la multitudinaria manifestación que realizaron el martes sus detractores en Tegucigalpa, abundaron los gritos de "¡Que no vuelva, que no vuelva!" y los vítores al jefe del Estado Mayor conjunto, Romeo Vásquez, a quien Zelaya había destituido por resistirse a distribuir el material electoral.

Zelaya, que había llegado al poder en elecciones democráticas ungido por un partido de derecha, giró su línea durante su mandato, y finalizó ingresando a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), grupo de países con gobiernos de izquierda, entre ellos Venezuela, Cuba y Nicaragua.

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS