LN OPINIÓN

Costa Rica, Sábado 27 de junio de 2009

/OPINIÓN

Walter Farah

El doble discurso de la política comercial

 Urge la asignación de recursos para incrementar la eficiencia y competitividad

Walter Farah es secretario nacional de políticas públicas, Movimiento Libertario

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

En junio de 2007, el Gobierno de la República anunció el establecimiento de relaciones diplomáticas con China, que incluyó la posibilidad de negociar un Tratado de Libre Comercio entre ambos países y, conforme las conclusiones y recomendaciones derivadas de un “Estudio conjunto de factibilidad para un Tratado de Libre Comercio”, realizado entre enero y julio de 2008, el 17 de noviembre de ese mismo año ambas partes firmaron un “Memorando de Entendimiento” para el inicio de dicha negociación.

A propósito de la reciente III Ronda de Negociaciones, representantes de las Cámaras de Industrias, Industria Alimentaria, Industria Plástica, Metalurgia e Industria Gráfica, llamaron la atención de Comex para asumir una actitud responsable a propósito de las condiciones de dicha negociación y su incongruencia con el resto de la política comercial del país.

En efecto, al mismo tiempo que el Gobierno negocia acuerdos comerciales con Europa, China y Singapur, bajo la supuesta bandera del libre comercio, mantiene su política proteccionista de desgravación arancelaria selectiva, mediante una apertura desigual que impide el libre acceso a materias primas en precio y condiciones competitivas.

En la práctica, ello ha significado, por ejemplo, aplazar la eliminación del Anexo A del Convenio Arancelario Centroamericano y la armonización arancelaria y normativa con la región.

Doble discurso. En consecuencia, el doble discurso de la política comercial costarricense afecta negativamente a productores de, entre otros, pollo, huevos, cerdo, embutidos, leche, pan, galletas, pastas, bocadillos y snack’s , justamente por el alto precio de sus materias primas. Es el caso, por ejemplo, para la fabricación de harinas, de quienes utilizan grasas vegetales provenientes de soya y palma, como panificación, galletería y pastas.

A pesar de declaraciones oficiales, lo cierto del caso es que la voluntad política y la dinámica se concentran en los tratados de libre comercio, mientras que la desgravación centroamericana marcha a paso lento. Es cierto que algunas acciones se han tomado, como la eliminación, en mayo del 2008, del arancel del 35% a las partes de pollo para embutidos, que permitió la libre la importación de la denominada carne deshuesada mecánicamente (CDM). Pero medidas similares son escasas y, cuando se deciden, reflejan de inmediato las distorsiones existentes, como, en el ejemplo anterior, donde la producción nacional es protegida, mientras, al mismo tiempo, es deficitaria para atender la fuerte demanda de la industria nacional, de igual forma que ocurre con el maíz blanco, el arroz de puntilla o, como en el caso de algunos sólidos lácteos, que ni siquiera son producidos en Costa Rica, pero que son protegidos arancelariamente o, utilizando como barreras de entrada exclusiones del comercio, cuotas, salvaguardas, tal como ocurre con la leche en polvo y el azúcar, entre otras.

En realidad, para incrementar la eficiencia y la competitividad de la producción costarricense que conduzca a una mejor asignación de los recursos para los consumidores y los propios productores, la única solución viable es, por un lado, la inmediata armonización arancelaria y normativa con la región centroamericana y, por otra, la total desgravación arancelaria a todas las importaciones.

Mientras ello no suceda, las contradicciones de Comex seguirán prevaleciendo y no es de extrañar que Marco Vinicio Ruiz, Ministro de Comercio Exterior, no tenga mejor remedio que acudir al golpe bajo, a la insolencia gratuita y al calificativo que denigra a industriales nacionales, sus antiguos representados, como para no olvidar el excesivo poder del sector azucarero, entre otros, a costa de la producción de alto valor agregado, la verdad y la coherencia.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS