LN EL MUNDO

Costa Rica, Domingo 28 de junio de 2009

/EL MUNDO

Cientos de fieles a Zelaya piden su regreso ante sede presidencial

Noé Leiva |
http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

Tegucigalpa (AFP). "Queremos a Mel", gritaban cientos de personas fieles al depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, que a lo largo de la mañana del domingo se fue congregando frente a la Casa Presidencial, fuertemente protegida por decenas de soldados y una docena de tanquetas.

El presidente, que ya se encuentra en Costa Rica, fue "secuestrado y golpeado" por los militares en la mañana de este domingo, según relató a la AFP un funcionario de su gobierno.

Los partidarios, miembros de organizaciones sociales que han defendido al presidente durante la crisis política de las últimas semanas, seguían llegando a la sede del ejecutivo hondureño amenazando con romper el portón de acceso al complejo presidencial.

"Un oficial nos amenazó con lanzarnos bombas", dijo a la AFP el activista del bloque popular Isidro Portillo.

Los manifestantes quemaban llantas y coreaban consignas como "el pueblo unido, jamás será vencido".

Desde los altavoces espetaban a los militares diciéndoles que "si hay un sólo muerto, va a haber miles de muertos".

En una pancarta, también se podía leer "militares golpistas".

La casa presidencial, en el centro de la capital hondureña, estaba protegida por decenas de soldados y una docena de tanquetas, cuatro de ellas en el patio interno de acceso al edificio.

Desde primeras horas de la mañana aviones militares y helicópteros surcan el cielo de Tegucigalpa, que se ha quedado sin luz y prácticamente incomunicada.

Varios canales de televisión públicos, así como radios, fueron silenciados y las comunicaciones telefónicas con el exterior del país eran cada vez más difíciles a medida que transcurría la mañana.

Las consignas a la población era que se quedara en su casas.

Zelaya fue detenido hacia las 06H00 (12HOO GMT) por los militares que lo condujeron a una base aérea antes de enviarlo a Costa Rica.

En las últimas semanas, el presidente había desafiado a todos los poderes institucionales y militares. Pretendía realizar este domingo una encuesta popular para preguntar a la población si estaba de acuerdo en realizar en las próximas elecciones generales un referéndum para establecer una Asamblea Constituyente con poderes para reformar la Constitución y permitir la reelección.

Según el diario El Heraldo, la detención de Zelaya fue ordenada por los tribunales para impedir que cometiera un acto ilegal.

Zelaya destituyó el miércoles al jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Vásquez, por negarse a distribuir el material electoral, aunque al día siguiente el Tribunal Supremo de Justicia lo restituyó, dejando sin efecto la decisión del presidente.

El viernes, el Congreso Nacional barajó la posibilidad de inhabilitarlo, pero la falta de apoyo de la Fuerzas Armadas hizo que diera marcha atrás.

La consulta de este domingo había sido declarada ilegal tanto por la justicia ordinaria como electoral. Pese a ello, el presidente, en un encuentro con el cuerpo diplomático acreditado en Tegucigalpa, insistió en realizarla.

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS