LN DEPORTES

Costa Rica, Jueves 19 de noviembre de 2009

/DEPORTES

Selección consumó el fracaso

Empatar en el Centenario fue un consuelo inútil

 Como en toda la eliminatoria, la Sele reaccionó tarde y con el agua al cuello

 Hacía falta más, mucho más, para salir de Uruguay con el boleto mundialista

Gustavo Jiménez M. | gujimenez@nacion.com
http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

Montevideo. Empatar en uno de los templos históricos del futbol mundial es consuelo inútil para una Selección de Costa Rica que fracasó en su objetivo de colarse a última hora en Sudáfrica.

La Tricolor reaccionó tarde. Salió del encierro y tiró los últimos manotazos de desesperación cuando perdía 1-0 (2-0 en el global).

Antes de ahogarse atinó a descontar gracias al acierto de Walter Centeno. Pero el equipo tico se quedó corto. Para ir al Mundial se necesitaba mucho más.

No fue el desastre que muchos temían. Incluso Uruguay terminó pidiendo la hora. Pero el 1-1 resulta simplemente ornamental, muy escaso como para pensar en salirse con la suya. Una hazaña, o se hace completa o no es hazaña.

Perder en la ida dejó en bancarrota a la Selección tica. El entrenador René Simões aplicó cirugía a la alineación y a la propuesta táctica: colocó a Celso Borges en la contención –una reminiscencia de la era Kenton– y trató de ganar presencia ofensiva con Cristian Bolaños, liberado de responsabilidades defensivas con el ingreso de Herrera.

La hoja de ruta estaba bien clara: ingresar por los costados. El mejor futbol de Costa Rica nació a partir de la sociedad de Herrera y Bolaños desde la derecha; en izquierda, a Bryan Ruiz y Junior Díaz les costó un poco más entablar diálogo.

Víctor Núñez fue titular en la zona de artillería en lugar de Álvaro Saborío. Simões decidió que con el equipo del sábado no era posible buscar la proeza y decidió reacomodar un tercio de las fichas.

Uruguay, por su parte, pegó menos. Dejó el hacha intimidatoria para el primer juego; ayer sus afanes eran aproximarse cuanto antes a los predios de Keylor Navas.

Solo aplicaron el freno de emergencia cuando Cristian Bolaños huía en solitario hacia el gol, a mitad del primer tiempo.

Los charrúas dominaban más la pelota, pero el dato de la posesión pierde sentido si no hay claridad a la hora de inquietar al portero.

Descalabro. Por alguna razón al equipo tico se le olvidó jugar futbol al inicio del complemento.

Desaparecieron las combinaciones y el juego punzante por las bandas. La Tricolor permitió que Uruguay se adueñara de las acciones y construyera su gol.

La hinchada pidió a Sebastián Abreu y el Loco respondió con el tanto de cabeza. Un minuto antes Simões relevó a Luis Marín en incluyó a Álvaro Saborío, la apuesta definitiva cuando el Mundial se estaba yendo por la cuneta.

La Selección no se desmoronó con el gol en contra. Cuando los tambores del Centenario todavía retumbaban con la celebración, Saborío abrió surco dentro del área y le permitió a Centeno la igualada.

Más adelante, el propio Saborío entró con pelota dominada pero su remate de izquierda se perdió a un lado. Ahí se acabó el partido para Costa Rica. Ya no había tiempo, ni futbol, para crear más opciones.

Tampoco hay que engañarse. Si Saborío erró una clara, los uruguayos también dejaron ir un par de goles cantados. Y Keylor Navas también silenció algún festejo.

Costa Rica consumó su fracaso en la histórica grama del Centenario. El Mundial se fue a pedazos: la derrota ante México, la derrota con El Salvador, el empate en Estados Unidos, el tropiezo en el primer partido ante Uruguay ...

Es demasiada mediocridad. Un equipo así no merece acudir a la gran cita. Sería faltarle al respeto al futbol mismo.

FOTOS

  • Nacion.com

    ap

  • Nacion.com

    Sebastián El Loco Abreu marcó, al 69’, el gol uruguayo que puso a la Sele en ruta a la eliminación. Michael Umaña (4) se vio superado en la jugada y Pablo Herrera observa. EFE

  • Nacion.com

    René Simões y Marcelo Tulbovitz (orden usual) en el desgobierno que se armó con la televisión uruguaya, que metió su “golcito” anoche. AFP

  • Nacion.com

    Wálter Centeno en plena lucha aérea con Diego Forlán. El capitán tico marcó el gol que abrió una esperanza a la Tricolor. Al final de cuentas no alcanzó para estirar el sueño mundialista y se escapó el Mundial. AP

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen

La figura y el error

Nacion.com
Cristian Bolaños

volante ofensivo de Costa Rica

Otra vez acarreó peligro desde la banda derecha. A los uruguayos les costó detenerlo, al igual que en el anterior partido. No cualquiera se juega un partido así en el Centenario.

La mala jugada

Al historial de fallos de Álvaro Saborío habrá que agregarle el gol que se comió en los minutos finales. Ganó bien el espacio, pero le quedó en la pierna débil. Si con la derecha le cuesta, ahora con izquierda...

Uruguay 1

Costa Rica 1

Uruguay: Fernando Muslera 6, Diego Lugano 7, Diego Godín 6, Andrés Scotti 6, Álvaro Pereira 5, Maximiliano Pereira 6, Diego Pérez 7, Sebastián Eguren 7, Nicolás Lodeiro 7, Luis Suárez 6, Diego Forlán 5. D. T.: Óscar Washington Tabárez.

Cambios: Sebastián Abreu 7 (Suárez, 64’); Mauricio Victorino 6 (Scotti, 72’); Álvaro Fernández (Lodeiro, 84’).

Costa Rica: Keylor Navas 7, Luis Marín 6, Michael Umaña 6, Roy Miller 6, Junior Díaz 5, Cristian Bolaños 7, Celso Borges 5, Pablo Herrera 5, Wálter Centeno 7, Bryan Ruiz 6, Víctor Núñez 4. D. T.: René Simões.

Cambios: Michael Barrantes 6 (Borges, 57’); Rolando Fonseca 6 (Núñez, 63’); Álvaro Saborío 5 (Marín, 68’).

Goles: 0-1 (69'): Abreu. 1-1 (74’): Centeno. Árbitros: Massimo Busacca 6, Matthias Arnet y Manuel Navarro, todos de Suiza. Estadio: Centenario en Montevideo, 9 p. m. hora local (5 p. m. de Costa Rica).

Hombre a hombre

7 Keylor Navas. Dos o tres tapadas salvadoras. Atento, con grandes reflejos. Podemos decir que Navas respondió con categoría. Abreu lo sorprendió con un cabezazo certero, luego de superar en salto a Umaña.

6 Luis Marín. Fue el líder de la zaga, dirigió a sus compañeros en esa línea y mantuvo a raya a la delantera rival. Salió sacrificado (por Saborío) y justo un minuto después, Abreu nos hirió de muerte.

6 Michael Umaña. Firme por la derecha, combinó bien con Marín, al acatar las indicaciones de Luis Antonio. Lamentablemente, Abreu le ganó en el salto y hundió la daga en las redes de Keylor Navas.

5 Pablo Herrera. La táctica charrúa aplicó presión sobre uno de los recursos de pique y fluidez que teníamos por el carril derecho. Vale destacar su entrega, fue el socio de Cristian Bolaños por ese sector.

6 Roy Miller. Tiene una frialdad envidiable en situaciones límite. El balance de su actuación en los dos juegos es positivo, aunque insuficiente pues quedamos fuera. Buen papel defensivo, sin correr riesgos.

5 Junior Díaz. Buen trabajo, al igual que el resto de la parte defensiva de la Tricolor. Jugó quizás su mejor partido en el escabroso trayecto costarricense hacia el 2010. Ya era hora, porque estaba en deuda.

7 Cristian Bolaños. Gran despliegue; supo dominar la pelota y arrancar en diagonales que propiciaron buenos avances. Muslera le quitó un gol cantado (35’) al mejor hombre de Costa Rica en el Centenario.

5 Celso Borges. Mejoró su trabajo en relación con el primer duelo ante los uruguayos. Sin embargo, Celso no exhibió en esta oportunidad la proyección futbolística que le conocemos, con el balón o sin él.

7 Walter Centeno. El capitán nos devolvió la ilusión al aprovechar con certeza el pequeño espacio que abrió Saborío en la jugada de la anotación. Los rivales lo cercaron y, de nuevo, lo aislaron de Bryan Ruiz.

6 Bryan Ruiz. Quizás no lució en lo individual, pero sí desplegó un buen guión táctico. Figura de cuidado para los defensores adversarios, que lo vigilaron de cerca y le aplicaron hierro y presión constante.

4 Víctor Núñez. El técnico Simões se jugó una carta interesante. El Mambo apareció en la nómina y los uruguayos no lo conocían. Sin embargo, solo intervino en una acción con posibilidades.

6 Michael Barrantes. Buen relevo de Borges, en el minuto 67. Entró a soportar la presión adversaria y fue un peón más del mediocampo, sin explotar su remate de media distancia, pues no encontró espacio.

6 Rolando Fonseca. Cuando buscábamos la ventaja, luego del 1 a 1, cobró un tiro de esquina con astucia. Envió el balón al primer poste de Muslera y estuvimos cerca, muy cerca, de la anotación tan ansiada.

5 Álvaro Saborío. ¡La tuviste, Sabo , la tuviste! Ese remate desviado del minuto 86, de cara al gol, lo seguiremos lamentando por mucho tiempo. Eso sí, efectiva la incursión que abrió espacio para el gol de Paté .

ADEMÁS EN DEPORTES
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS