LN DEPORTES

Costa Rica, Miércoles 14 de octubre de 2009

/DEPORTES

Sub-20 nunca desmayó

Juvenil dio ayer un ejemplo de amor por la camiseta

 Jugadores dijeron estar tristes tras caer ante Brasil, pero satisfechos por lucha

 Mundial no acaba todavía, el tercer lugar se disputará el viernes ante Hungría

David Goldberg J. | dgoldberg@nacion.com
http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

La Selección Sub-20 de Costa Rica no debe sonrojarse por la derrota que sufrió ayer ante Brasil, por 0-1, en las semifinales del Campeonato Mundial de Egipto 2009.

Los jóvenes ticos dieron una muestra inequívoca de lo que significa tener corazón y orgullo en una cancha de futbol, actitud que a muchos otros les caería bien adoptar.

No hay que ocultar que los brasileños fueron los claros dominadores del encuentro, puesto que la posesión de la pelota fue abrumadoramente superior (70 por ciento ante 30 los ticos), sin embargo, el orden defensivo y la disposición y compromiso para mantener el planteamiento táctico fue envidiable.

Además, el equipo nunca se dio por vencido, luchó durante todo el juego y corrió cuando ya quedaban pocos arrestos físicos.

Incluso, a todo el panorama hay que agregarle que no se contó con los laterales titulares, Cristian Gamboa y Bryan Oviedo, por acumulación de amarillas.

Empero, este nivel de entrega y coraje no fue solamente durante este partido sino a través de toda la Copa, la cual despertó la ilusión y esperanza de todo el país.

A su vez, también ayudó al ambiente futbolístico, el cual, sin duda, ocupaba un empujón como el que le dio la Juvenil.

El volante Carlos Hernández, quien entró en el epílogo para intentar salvar el barco, afirmó estar bastante triste, no obstante, no ocultó su satisfacción por el esfuerzo realizado por el grupo.

“Salimos tristes porque teníamos el sueño de llegar a la final, pero el balón no quiso entrar. Dios así lo quiso.

De igual forma, estamos satisfechos porque lo entregamos todo”, expresó el mediocampista.

Por su parte, el defensor Roy Smith, quien llegó a cerrar los errores defensivos de los primeros compromisos, comentó que “queríamos darle una alegría más a la gente de Costa Rica, pero no pudimos. Esperamos que por lo menos hayan disfrutado de un buen partido, en el cual pusimos todo nuestro empeño (...). Así es Brasil, le queda una oportunidad y la hace”.

No acabó aún. Empero, la larga aventura tica en suelo egipcio no terminó todavía.

La Sub-20 aún tiene un juego importantísimo el viernes ante Hungría (8:30 a. m., hora costarricense), donde se definirá al último ocupante del podio del certamen, ya que es el choque por el tercer puesto, ubicación que ya de por sí sería monumental para nuestro historial.

Los húngaros perdieron ayer con Ghana, por pizarra de 2-3.

Para este partido se contará con la presencia de Gamboa y de Oviedo, quienes vuelven de su sanción.

Este será antes de la gran final.

Marco Ureña, jugador que fue vital por sus goles en los encuentros previos, anunció que tomarán el compromiso con los húngaros con toda la seriedad del caso, ya que no quieren salir con las manos vacías del Mundial egipcio.

“Hoy (ayer) teníamos confianza para dar una sorpresa. No lo logramos, pero no queremos irnos a Costa Rica sin un premio, por eso, ese tercer lugar será nuestro”, dijo.

Similar criterio expuso el meta Esteban Alvarado, quien agregó que “alguien tiene que pagar los platos rotos y va a ser Hungría”.

FOTOS

  • Nacion.com

    Los costarricenses Carlos Hernández (16) y David Guzmán (en el suelo) pelean con todo por sacarle la pelota a Paulo Henrique, ayer en El Cairo. AFP

  • Nacion.com

    Los futbolistas de la Verderamarela se abrazan justo al final del encuentro. Roy Smith (derecha) lamenta la dolorosa eliminación en semifinales. AP

  • Nacion.com

    Daniel Varela (19) fue uno de los mejores jugadores de ayer. Recuperó infinidad de balones, sin embargo, Giuliano (10) y Brasil nos superaron. AFP

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen

La figura del partido

Nacion.com
Alan Kardec

Delantero de Brasil

Kardec se convirtió en el verdugo de los ticos. Su habilidad para pivotear generó muchos problemas a la parte central de la defensa, sin embargo, y con clara obviedad, su principal aporte fue el doloroso dardo que le clavó a la Tricolor al 67’, tras sacar un trallazo que besó las redes y a final de cuentas mató el sueño de Costa Rica.

La mala jugada

Un contragolpe con verdaderas posibilidades para Costa Rica se desperdició y dejó mal parado al equipo. En la respuesta, Brasil salió rápido, aprovechó y ubicó solo por la izquierda a Bertucci, quien centró y encontró a Alan Kardec para el gol (antes, la defensa no pudo despejar).

SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS