LN SUCESOS

Costa Rica, Miércoles 14 de octubre de 2009

/SUCESOS

193 años de cárcel para uno y 179 para el otro

Atacantes de empleadas de casino reciben penas centenarias

 Juezas descartaron afectación mental de los acusados

 Tribunal: asesinos tomaron medidas extraordinarias para encubrir actuación

Otto Vargas M. | ovargas@nacion.com
http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

Entre amagos de peleas e intercambio de insultos entre los acusados y el padre de dos de las víctimas terminó ayer el debate en el que el Tribunal de Juicio de Pavas impuso condenas centenarias a dos delincuentes por atacar, la noche del 28 de octubre del 2008, a tres empleadas de un casino.

Por unanimidad, las juezas del Tribunal establecieron una pena de 193 años de cárcel para Christian Mora Cantillano, y de 179 años para su cómplice, Juan Carlos Mena Jiménez.

El plazo en ambos casos se reducirá a 50 años, pues ese es el tope máximo en Costa Rica.

La Fiscalía los acusó de homicidio, tentativa de homicidio, abusos contra persona mayor de edad, violación, robo agravado y privación de libertad en perjuicio de las hermanas Arelis y Yerlin Marín Salazar (esta última falleció), y de su compañera Angie Peraza Fernández.

Las jóvenes sobrevivientes (ambas recibieron disparos a quemarropa) estuvieron ayer presentes durante la lectura del fallo.

Finalizado el debate, custodios del Poder Judicial tuvieron que emplearse a fondo para contener al padre de las hermanas Marín, Carlos. “Asesinos, pendejos”, les gritó mientras eran conducidos a las celdas del edificio de tribunales, en San José.

Mena, por su parte, forcejeó con oficiales de la sección de Cárceles, pero estos impidieron que se acercara al señor.

Manipuladores. La jueza Kattia Jiménez Fernández indicó que al Tribunal no le quedaron dudas de que los homicidas atacaron a las víctimas “en pleno uso de sus facultades mentales”.

A lo largo del debate, la defensora Miriam Bedoya intentó demostrar que Mora y Mena no estaban en sus cabales cuando interceptaron a las víctimas.

Las juezas creyeron más en las víctimas. “No se evidencia en las ofendidas un sentimiento de venganza, sino uno de búsqueda de la justicia”, destacó la jueza Jiménez

La funcionaria explicó que llegaron al convencimiento de que los acusados conservaban íntegras sus capacidades mentales, pese a que estos afirmaron haber bebido esa fatídica noche.

Para sustentar lo dicho, la jueza hizo hincapié en una serie de actuaciones de los sentenciados, tendientes a encubrir sus acciones.

Citó, por ejemplo, que Mena tapó con su mano la cámara del cajero automático en el que retiraron el dinero de una de las víctimas, mientras que Mora utilizó su gorra para abrir la puerta del motel al que fueron llevadas las hermanas Marín.

Para entonces ya habían disparado contra Peraza, a quien dieron por muerta.

La jurista destacó que los hoy sentenciados se raparon el pecho y sus partes íntimas con la intención de no dejar elementos pilosos (vellos) que los delataran.

“Aquí no se trata de que si hubo un plan previo o no. Aquí se trata de que los imputados fueron ejecutando una serie de hechos que, por lo menos, fueron planeados en el curso de la noche.

“Para mala suerte de los imputados y buena suerte de las víctimas, los disparos que le propinaron a Angie (Peraza) en la cabeza y a Arelis (Marín) en el cuello y en la cadera no las privó de su vida. De esa forma, no pudieron eliminar testigos”, enfatizó la jueza.

Más prisión. Los dos individuos seguirán encarcelados, de forma preventiva, hasta el 14 de abril. La sentencia aún no está en firme.

“Estoy satisfecho con la condena, pues la hipótesis del Ministerio Público se logró comprobar totalmente. Nosotros habíamos pedido el máximo de penas”, dijo el fiscal José Cabrera.

Los sujetos fueron absueltos de un delito de violación.

FOTOS

  • Nacion.com

    Christian Mora (camisa blanca) y Juan Carlos Mena (camiseta negra con ribetes blancos) permanecieron esposados mientras el Tribunal leía la sentencia. La seguridad fue estricta en la sala de juicios. Carlos León

  • Nacion.com

    Carlos Marín arremetió en contra de los hoy sentenciados tras conocer el fallo. Su hija Arelis Marín (sobreviviente) lo observó. Carlos León

  • Click para ver detalle de imagen
  • Click para ver detalle de imagen

VIDEOS

  • Condena y reacciones.

Clamor

Nacion.com

‘Siempre dije la verdad’

Nombre: Arelis Marín Salazar

Relación: Sobreviviente

“Primero, le doy muchas gracias a Dios. Yo sé que las juezas, la Fiscalía y mi abogado eran instrumentos que Dios usó. Él me ha dado la fortaleza y es mucho más grande que esas tres personas juntas (los dos sentenciados y su abogada). Lo que dije es cierto; yo no mentí”.

Nacion.com

‘Jamás puede haber desahogo’

Nombre: Carlos Marín

Relación: Padre de víctimas

“No hay desahogo; jamás puede haber desahogo. Estoy satisfecho con lo que hizo el Tribunal. Ellos (los sentenciados) trataban de burlarse. A mí también me puede llegar la mano hasta allá (la cárcel). Duerman con un ojo abierto, que esto no ha terminado. Yo no les tengo miedo”.

Nacion.com

‘Ese cobarde mató a mi hija’

Nombre: Lilliana Umaña

Relación: Madre de Pamela Chaves Umaña

Caso: Víctima de homicidio (los acusados son investigados por ese crimen)

“Ese hombre... ¡cobarde! Agarró a una chiquita, la encañonó y se la llevó a un terreno donde la mató sin que mi hija le hiciera nada. Yo no le pido al pueblo algo que no me corresponde. Lo que pido e s justicia”.

ADEMÁS EN SUCESOS
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS