LN OPINIÓN

Costa Rica, Domingo 17 de enero de 2010

/OPINIÓN

Luis Fernando Aragón V.

¿A quién castigaremos esta vez?

 Democracia esser parte dela solución delos problemas

Catedrático UCR.

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

Le di mi voto a Cotico . Cuas-cuás. Carapacho. Danzas peculiares en paños menores. El sonido del caracol... Yo no pasaba mucho tiempo en el pretil, pero era prácticamente imposible ignorar a ese personaje. Era el año de 1976, y aunque yo apenas cursaba los Estudios Generales, desde la secundaria conocía bastante del ambiente universitario, habiendo acompañado varias veces a mi mamá (estudiante de Sociología) a conferencias y otros eventos. Cuando Fernando Coto Martén se lanzó a la presidencia de la FEUCR, no dudé en darle mi voto, en señal de protesta contra los políticos tradicionales.

Veinte y pico años después, para el horror de algunos buenos amigos venezolanos, yo estaba totalmente a favor de la elección de Hugo Chávez. “Los gobernantes convencionales están tan corruptos y desorganizados, y han cometido tantas injusticias con el pueblo venezolano, que se merecen esa derrota” –pensaba–. Chávez fue elegido democráticamente: el pueblo había castigado a los políticos irresponsables y egoístas.

Desencanto. Y ahora, a las puertas de las elecciones 2010 en nuestra querida Costa Rica, percibo en mí mismo y gran parte de la población una actitud similar a la de esas dos coyunturas: una actitud de desencanto, de ira, de rebeldía. Una sensación de que de todos modos las cosas nunca van a cambiar para bien; una fuerte tentación de usar el derecho al voto como herramienta de castigo. Pero... ¿a quién termino castigando? ¿De qué me sirve un voto a despecho? La administración de la FEUCR por Cotico y su grupo dejó mucho que desear. Las acciones armamentistas de Hugo Chávez, sus políticas autoritarias y totalitaristas, deben tener desencantados a muchos millones que lo ayudaron a subir al poder. Solamente dos casos en los que los castigados terminaron siendo muchos de los votantes que ejercieron un voto de castigo en su momento.

Independientemente de nuestra posición política, es muy peligroso que votemos con una actitud de venganza, teniendo como único fundamento nuestra reacción al pasado. Nuestro voto de hoy va a definir nuestro mañana. Por eso debemos averiguar cuáles son las propuestas concretas de los candidatos, cuáles son las soluciones, cuál es su perspectiva sobre cómo se debe actuar ante las crisis, cuál es el carácter personal de los principales líderes de cada partido, además de entender qué han hecho en el pasado. Habiéndonos informado lo mejor posible, debemos darle nuestro apoyo a quienes comulguen mejor con nuestra propia manera de pensar, con nuestras convicciones y con nuestros ideales.

Y no podemos quedarnos ahí. Democracia es ejercer el derecho al voto, y luego hablar regularmente con aquellos conocidos nuestros que quedaron en diferentes puestos políticos, para expresarles nuestras inquietudes y críticas. Democracia es presionar a nuestros líderes para que representen los verdaderos intereses y necesidades de la población. Democracia es hacer sentir y hacer valer la posición de la mayoría, no solo al elegir gobernantes, sino en el proceso de toma de decisiones. Democracia es ser parte de la solución a los problemas.

Pero es más fácil limitarse a castigar a los gobernantes de turno, aunque los que salgamos rascando seamos nosotros. ¿Podremos decirle NO al camino fácil este 7 de febrero y seguirlo haciendo cada día a partir de ese momento?

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS