LN OPINIÓN

Costa Rica, Viernes 19 de febrero de 2010

/OPINIÓN

Carlos Cordero | carloscorderov@hotmail.com

Exigimos acciones concretas

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO
Abogado, MÁster en Justicia Constitucional

Finaliza un proceso electoral y los costarricenses nos encontramos en la obligación de elevar nuestra voz, con el fin de que todas aquellas promesas de campaña tomen un nuevo camino que desemboque en soluciones y proyecciones inmediatas.

Para muestra un botón: en un pasado reciente los especialistas en la materia han dicho y reiterado que el tema de la inseguridad ciudadana no es más que una idea colectiva o proyección acrecentada que no corresponde a la realidad. Lo anterior quiere decir que los habitantes del país viven con un temor generalizado a la criminalidad; sin embargo, esto no correspondería en la práctica.

No obstante, los medios políticos no han valorado debidamente la verdadera dimensión del problema. En la campaña electoral que recién termina, una de las promesas de mayor relevancia para el ciudadano común fue el combate al crimen organizado y también a la denominada criminalidad común, aquella que en muchas ocasiones es más palpable para la ciudadanía y por lo general para los más humildes. Son estas personas comunes que como usted o como yo, nos podemos ver privados en cualquier momento de nuestros bienes y hasta de nuestra propia vida o de la vida de nuestros parientes y familiares más cercanos debido a asaltos a mano armada, que muchas veces se realizan con gran violencia y sin ningún respeto por la vida.

El ejercicio de la democracia debe ser un llamado de atención a las clases dirigentes, quienes no deben dejar de lado, ni menos obviar que nuestro país necesita un cambio de dirección que debe ser inmediato. Exigimos respeto y protección de las autoridades, si nos mostramos orgullosos de ser la democracia más antigua de América Latina, debemos tomar las decisiones que sean necesarias para que se salvaguarde de tal honor.

Debemos entender que nuestro pueblo depende de acciones concretas que busquen un cambio real y efectivo en las políticas sociales, no basta con tener una mano dura contra el delincuente, sino existe una política integral que estudie y analice los cambios que como sociedad debemos hacer para beneficiar a las clases más desposeídas.

Cambio en la educación. No existe sociedad a través de la historia de la humanidad que haya podido sobresalir y avanzar hacia un nivel de desarrollo, sin un proceso educativo que haya sido continuo y en beneficio de la generalidad de la población.

El verdadero cambio de nuestro querido país inicia exactamente en aquello que por lo general muchos gobernantes no miran adecuadamente o con el debido esmero que merece. Es la educación primaria, secundaria y hasta técnica o universitaria, la base de una sociedad más equitativa e igualitaria.

La promesa del incremento en el presupuesto de la educación es una necesidad apremiante y de irrevocable cumplimiento. Nuestro pueblo exige acciones y realidades, no es necesario que transcurran otros cuatro años para que las promesas de los políticos de turno vuelvan a la mesa de discusión.

Indiferentemente de la afinación política de cada quien, de por medio se encuentran los valores del verdadero ser costarricense; por esto, la solidaridad con los más necesitados es una medida de urgente implementación.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS