LN OPINIÓN

Costa Rica, Domingo 21 de febrero de 2010

/OPINIÓN

EDITORIAL

Dialogar, negociar y decidir

 La democracia necesita que gobernantes y opositores discutan y resuelvan

 Los encuentros de la Presidenta electa con la oposición son esperanzadores

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

Tan pronto regresó de unas breves vacaciones, la presidenta electa, Laura Chinchilla, inició una serie de contactos personales con sus contendores más directos y los líderes de los partidos de oposición, con el propósito de abrir caminos y facilitar instancias para la negociación política. Su decisión, anunciada desde la campaña y acogida con receptividad por sus interlocutores, revela un estimulante grado de madurez política por parte de todos los involucrados, y abre esperanzas sobre la posibilidad de forjar acuerdos que redunden en beneficio del país.

Hasta ahora, las reuniones, entre las que destacan las celebradas con los excandidatos presidenciales Otto Guevara, del Movimiento Libertario (ML), el martes, y Ottón Solís, del Partido Acción Ciudadana (PAC), el miércoles, y que continúan con otros dirigentes, se han asentado un sano principio metodológico. Se trata de identificar temas sobre los que existan criterios coincidentes, para trabajar conjuntamente sobre ellos, en aras de llegar a puntos de encuentro que puedan convertirse en decisiones legislativas.

Gracias a estos diálogos, ha quedado de manifiesto que, a pesar de diferencias sobre detalles, no solo existe una total coincidencia con los excandidatos Guevara y Solís sobre la importancia de mejorar la seguridad ciudadana, sino que, también, y aunque con énfasis diferentes según cada partido, abundan las similitudes sobre los instrumentos a desarrollar para alcanzar tal objetivo. Además, existen ideas que, desde cada uno de los dos principales partidos de oposición, pueden complementar y enriquecer las iniciativas del PLN sobre lo que se convirtió en el tema central de la campaña.

En las conversaciones se han explorado otras áreas de coincidencia y, también, discrepancia. Esto último es particularmente importante, porque las diferencias y hasta los enfrentamientos son consustanciales con la política democrática. Lo esencial es que no se conviertan en obstáculos insalvables para avanzar y que, a fin de cuentas, y dentro del marco del Estado de derecho y el respeto a las minorías, las decisiones puedan tomarse a partir de los criterios mayoritarios.

Para avanzar en este último sentido, no es solo importante que el Gobierno se abra, dialogue y sea respetuoso y propositivo. También es necesario que la oposición, sin cejar en su deber de control político y defensa de sus ideas o propuestas, actúe con responsabilidad y sin afán de obstaculizar el flujo de las decisiones legislativas. En este sentido, celebramos que Guevara haya considerado cosa del pasado la presentación de mociones masivas para frenar procesos legislativos por parte de los libertarios, y que Solís propusiera ideas sobre cómo agilizar proyectos en los que el PAC coincide con la Presidenta electa.

Dialogar, negociar y decidir siempre han sido esenciales en democracia. No son un fin en sí mismos, pero sí procedimientos sin los que resulta imposible avanzar. Su trascendencia y complejidad crecen cuando, como ocurrirá a partir del 1.º de mayo, con la nueva Asamblea Legislativa, la tónica será la heterogeneidad de fuerzas. Con 23 diputados, Liberación Nacional tendrá la mayor fracción, con gran diferencia sobre los partidos que le siguen: el PAC y el ML. Sin embargo, estará a seis votos de distancia de la mayoría, y deberá tomar en cuenta no solo a esas dos fuerzas políticas, sino a las fracciones más pequeñas de la Unidad y Accesibilidad sin exclusión, y a las unipersonales del Frente Amplio, Renovación Costarricense y Restauración Nacional.

Tras los contactos iniciales de estos días, deberán venir las verdaderas negociaciones, en las cuales los detalles serán tan importantes –y, a veces, difíciles de superar– como los objetivos; los enfrentamientos surgirán con mucha más frecuencia de lo que, ahora, podríamos suponer, y las frustraciones no estarán ausentes. Sin embargo, este comienzo, en el que la iniciativa de la Presidenta electa ha recibido la acogida de sus excontendores, al menos establece bases mucho más propicias para el avance. Si la actitud que se ha manifestado hasta ahora en los encuentros se mantiene en buena medida, será posible mejorar nuestra gobernabilidad democrática, algo esencial para el bienestar de todos.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS