LN OPINIÓN

Costa Rica, Lunes 22 de febrero de 2010

/OPINIÓN

Nacion.com

Julio Rodríguez

En Vela

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

El Consejo Universitario (Universidad de Costa Rica) aprobó el 18 de febrero pasado y publicó ayer uno de sus más desafortunados acuerdos. Se trata de una oposición radical e irracional al proyecto de concesión de los puertos de Limón y de Moín.

Ninguno de sus 11 considerandos ni de sus 7 incisos referentes al acuerdo resiste el menor examen, al calor del interés público, de la economía nacional, del desarrollo de Limón, del genuino sindicalismo y de los principios básicos del pluralismo, del diálogo y del deber académico de escuchar a la otra parte, pasos previos esenciales para objetivar y argumentar. Tampoco ha tenido en cuenta el Consejo Universitario el largo y complejo itinerario, en sede administrativa y jurisdiccional, para encontrar una solución justa y eficiente en la modernización de los citados muelles, donde ha imperado una verdadera dictadura sindical, nutrida de privilegios, que le ha causado al país, por muchos años, enormes perjuicios económicos y sociales, que a dicho Consejo no le han importado ni desvelado.

El Consejo Universitario ni siquiera ha tomado nota de las numerosas denuncias y estudios, durante varios años, sobre los muelles, a fin de adoptar una posición racional ajustada al bien común. Se ha inspirado, más bien, en el interés ideológico de una minoría sindical y política, refractaria a la innovación, eficiencia y modernización de las instituciones y de la economía nacional. Una minoría que siempre actúa a punta de miedo y de confrontación. Es la misma que, hace unos meses, invitó a dos dirigentes sindicales a la Radio Universitaria a mentir y difamar sobre la concesión de los muelles, azuzados por su conductora. Bien lo sabe la Vicerrectoría de Acción Social.

No entiendo cómo un miembro de Conare, necesitado de recursos, aportados por trabajadores y empresarios, no advierta, imbuido de ideología, que el estado catastrófico de los muelles de Limón afecta, por intolerancia sindical, toda la economía nacional, también a Conare, y que esta situación no puede continuar.

Angustia, por ello, que, ahora, tras un proceso ajustado al Estado de derecho, se entrometa dicho Consejo in extremis para obstruir, sin argumentos válidos y en mengua del interés público.

Ha demostrado el Consejo Universitario un desconocimiento total de la realidad portuaria y de la prepotencia de los caciques sindicales, y ha incurrido en la peor de las desviaciones: en vez de convertirse en un lugar de encuentro, de diálogo y de racionalidad, para conocer los hechos y buscar “la luz” de su hermoso lema inspirador, ha actuado, como otras veces, con desdén de quienes, en forma mayoritaria, mantienen y defienden por el país posiciones diferentes.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS