LN OPINIÓN

Costa Rica, Lunes 22 de febrero de 2010

/OPINIÓN

Jean Maninat

Jóvenes, educados y desempleados

 Hay que adoptar medidas para generar más y mejores empleos para los jóvenes

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO
Director Regional de la OIT para América Latina y el Caribe

Hace algunos años era común increpar a los jóvenes con un “sal a la calle y encuentra un trabajo”. Ahora esa exhortación no sirve para nada pues hay 7 millones de jóvenes entre 15 y 24 años que, por más que lo intentan, no logran ocuparse en los mercados laborales de América Latina, y se ven obligados a pasar los días sin oficio alguno.

Entre quienes no consiguen trabajo cunde el desaliento, y aquellos que si cuentan con un empleo, en general lo ejercen en condiciones de informalidad, sin protección ni perspectivas.

Basta revisar los indicadores de escolaridad de cualquier país para darse cuenta de que, además, estamos ante una paradoja: estos jóvenes forman parte de la generación más educada que hayamos tenido, un buen porcentaje de ellos ha ido a la universidad, y tienen lógicas expectativas sobre su propio futuro en el mundo del trabajo.

Desafío. El empleo de los jóvenes es un desafío político, porque cuando esas expectativas se traducen desaliento y frustración, se hace más difícil la estabilidad de nuestras sociedades e incluso la representatividad y gobernabilidad democráticas.

Imaginemos un joven al que llaman a votar en situación de desempleado, y que años después, al repetir el proceso, sigue aún sin conseguir trabajo ¿Cómo afecta esto su vinculación con la democracia?

Además, existe el problema de la relación con la vida laboral, pues cuando los jóvenes no tienen oportunidades difícilmente lograrán romper el círculo de la pobreza e internarse en una senda de trabajo decente.

Estaremos desperdiciando un talento y una capacidad productiva necesaria para lograr el crecimiento económico.

Por si fuera poco, los jóvenes han sido el grupo más golpeado por la crisis del empleo de este último año. Indicadores recopilados por la OIT revelan que en 2009 su tasa de desempleo aumentó más que la de los adultos, mientras disminuyó su participación en los mercados laborales, lo que se atribuye en gran parte al desaliento.

Se estima que más de 600.000 jóvenes engrosaron las filas del desempleo a causa de la crisis.

En América Latina y el Caribe hay 104 millones de jóvenes que enfrentan el siguiente panorama: 34% de los jóvenes solo estudia; 33% de los jóvenes solo trabaja; 13% de los jóvenes estudia y trabaja y 20% no estudia ni trabaja.

Se sabe que la tasa de desempleo de los jóvenes duplica la tasa general y triplica la de los adultos, una realidad global que trasciende el espacio latinoamericano. Por otro lado, es práctica habitual que sean los primeros en perder su empleo en tiempos de crisis, y los últimos en volver a trabajar cuando llega la recuperación. Sin contar que son considerados mano de obra barata, y esto suele sumirlos en condiciones laborales precarias.

Para enfrentar este desafío es necesario adoptar medidas específicamente dirigidas a generar más y mejores empleos para los jóvenes. Invertir en formación profesional. Incentivar el espíritu de emprender para que puedan verse también como creadores de empleo. Aquí no actúan las fuerzas invisibles de ningún tipo, porque estamos frente a problemas estructurales que solo pueden ser abordados con acciones y políticas muy concretas.

Hay que colocar los planes de promoción del trabajo decente para los jóvenes como parte integral de las políticas públicas, se necesita fortalecer la institucionalidad que pone en práctica estas políticas, se requiere el diálogo social para hacerlas más fuertes y garantizar su éxito, es preciso el intercambio de experiencias entre las naciones.

No hay soluciones mágicas para un problema tan complejo. Por eso es importante que los gobiernos nacionales, regionales y locales, los sindicatos y los empresarios, conjuntamente con otros actores sociales, insistan en buscar la manera de torcer esta realidad, si es que de verdad queremos avanzar hacia el desarrollo. Sin los jóvenes no vamos a lograrlo.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS