LN OPINIÓN

Costa Rica, Martes 23 de febrero de 2010

/OPINIÓN

EDITORIAL

Puentes materiales y morales

 Siete puentes, al menos, necesitan una reparación inmediata para evitar una tragedia

 Igualmente grave es la falta de puentes entre el viceministro de Obras Públicasy Conavi

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO

La crisis de los puentes en el territorio nacional ha encontrado, en estos días, un rival o, quizá, un socio o cómplice: la crisis de los puentes de comunicación en el interior del Ministerio de Obras Públicas y Transportes(MOPT). Ignoramos si la primera se deriva de la segunda o viceversa, mas lo cierto es que, sea lo uno o lo otro, las divergencias entre el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y el viceministro de Obras Públicas, Pedro Castro, superior de la Dirección de Puentes, revelan no solo un serio quebranto de coordinación y de visión de los problemas del país, sino de sentido del interés público.

La actual administración invirtió hasta un 880% más en puentes. Se trata de un logro indiscutible, máxime si se tiene en cuenta que esta tarea esencial sufrió un abandono de cerca de 30 años en el pasado, lo que explica la magnitud de la crisis actual y la amenaza que se cierne sobre la población, como lo demuestra nuestra información de ayer. Aunque el Gobierno ha reducido el déficit considerablemente, pende una deuda muy elevada que, si solo fuera financiera, tendría solución. El problema es que una deuda en puentes en mal estado significa un atentado contra la vida y la integridad física de millares de personas. La probabilidad de una tragedia no es, por lo tanto, un ejercicio técnico o dialéctico. Es algo que puede ocurrir, en la situación actual, en cualquier momento.

¿Qué dicen los datos? De los 266 puentes inspeccionados y reportados en los últimos tres meses, la empresa encargada de esta labor en las rutas de Puntarenas identificó siete que exigen una atención inmediata. Cuatro de ellos se encuentran en la Interamericana Norte, la principal vía de acceso de turistas nacionales y extranjeros a Guanacaste y Nicaragua. Sus estructuras, “riesgo inminente de impedimento del paso vehicular por el mal estado”, como reza el informe correspondiente, se encuentran sobre los ríos Barranca, Aranjuez, Guacimal y Seco. Tras la caída de un puente colgante en Orotina, el 27 de octubre pasado, se examinaron los principales pasos en San Carlos. Diversos puentes muestran fallas graves. Estos, pese a la notificación de su estado, no han sido reparados. También claman por una atención inmediata algunos puentes en Pococí. Tampoco se escapa de este peligro generalizado la Gran Área Metropolitana.

A la luz de estos hechos, resulta incomprensible la respuesta del viceministro de Obras Públicas, del 28 de enero pasado, a una nota de Conavi que solicita ayuda por carecer de un departamento de puentes y de ingenieros especializados que sí tiene el MOPT. La respuesta de dicho funcionario es desabrida y, en vez de colaborar con el Conavi, le recuerda a este su responsabilidad y lo recrimina por remitirle informes sobre el estado de los puentes, que se negará a responder en el futuro. Aunque pueda parecer un asunto de menor cuantía, no lo es. Así no contesta un alto funcionario a otra dependencia que pide ayuda en una emergencia por carecer de los elementos técnicos básicos o suficientes y cuyo objetivo es evitar una tragedia.

En cuanto a la exigüidad o falta de recursos para atender estas necesidades perentorias, no debe el Gobierno escudarse en este argumento. Las modificaciones presupuestarias exigen tiempo. Sin embargo, se ha sugerido la posibilidad de echar mano de $15 millones del préstamo del Banco Mundial para atención de emergencias, máxime que el Conavi utilizó recursos propios en los últimos tres años, función de la Comisión de Emergencia. Es preciso tener en cuenta que el primer desembolso del crédito del BID contiene la intervención de 10 puentes. La Asamblea Legislativa debe actuar sin tardanza. Esta es una emergencia y hay que realizar cualquier esfuerzo, de coordinación interna y de anticipación para evitar males mayores. La creencia tan nuestra de que “nada pasará” es absurda e irresponsable.

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS