LN OPINIÓN

Costa Rica, Miércoles 24 de febrero de 2010

/OPINIÓN

Nacion.com

Página Quince

Johnny Meoño | jmeonos@ice.co.cr

Para un gobierno eficaz…

 Es imperativo evitar la improvisación en el ejercicio del poder

http://wvw.nacion.com
TAMAÑO
Politólogo y administrador público

Muerto el rey, viva la reina. A todos interesa que la nueva administración supere las muchas ocurrencias e improvisaciones administrativas, técnicas y jurídicas que hemos señalado durante tres décadas y que objetivamente han bloqueado el desarrollo del país que Constitución y leyes configuraron y permitían. Las ideas serias exigen entender y aplicar, no ignorar, el sistema normativo vigente.

¿Qué es lo que más nos mata en Costa Rica? Aparte de la envidia y mala sangre en tantas cosas, está la improvisación en el ejercicio del poder. Si nadie reconoce el modelo-país y las pautas de dirección gubernativa, planificación y rendición de cuentas enunciadas claramente en nuestra Constitución y en un sinnúmero de leyes –debidamente conceptualizadas y jerarquizadas– seguiremos con el mismo estilo aleatorio y conformista de gobernar y administrar.

Un buen gobierno. Hay algunas cositas que permitirían un gobierno de excelencia y, de paso, un mucho más efectivo control político legislativo, que generarían muchas mejores, integradas y más viables políticas y acciones que resolverían los problemas estructurales del país.

Veamos un muy apretado conjunto de esas ideas, aunque se nos quedan en el tintero otras buenas de menor rango.

k 1. La Presidenta obligadamente tiene que ajustar cuanto antes el Plan Nacional de Desarrollo –la partitura de Gobierno– y hacer de su Gabinete el órgano por excelencia para monitorearlo con visión integral, semana a semana.

Así, se resolverían muchos problemas de articulación entre lo social con lo económico y ambiental del desarrollo del país. De aquí surgiría el verdadero concierto que Costa Rica necesita para saltar al “Primer Mundo”, con los ministros como primeros violines… siempre y cuando lleguen entendiendo lo que es ser “ministros directores políticos” de sector, o sea rectores...

k 2. Para la integración superior de estrategia y políticas como antesala de las reuniones del Consejo de Gobierno, la Presidenta puede lograr muchísimo actuando en un consejo económico y social con los dos vicepresidentes y con los ministros de Planificación y de la Presidencia, los dos por excelencia coordinadores por competencia y por vocación.

k 3. Los afanes de tantos en el país por lograr una “coordinación” entre lo social, lo económico y lo ambiental por medio de “autoridades superiores”, son fáciles de resolver ya: intégrese a los ministros directores políticos de los sectores económicos, como un “pequeño gabinete” de la política económica bajo la coordinación de un vicepresidente; a los ministros “rectores” de los sectores sociales, en un pequeño gabinete de lo social bajo la coordinación del otro vicepresidente. Lo ambiental puede manejarse sentando al ministro rector del sector en ambos gabinetes, y se matan tres pájaros de un solo tiro.

k 4. Constituya la Presidenta un consejo nacional consultivo con representantes de “cúpula” de la sociedad civil y reúnalo consistentemente, mes a mes, con el consejo económico y social. Ello permitirá prevenir crisis y buscar en serio, y muy creíblemente, la concertación sistemática de estrategias y políticas gubernativas al más alto nivel.

k 5. Organice a sus ministros por sectores, pero en serio, donde cada ministro articule la labor de los entes y programas objeto de su dirección política, con apoyo de oficinas sectoriales de planificación según la Ley No. 5525, y active cada uno un mecanismo de concertación, también sistemática y continua, con los grupos de interés de cada sector.

k 6. Atrévase la Presidenta a desempolvar los viejos consejos regionales de desarrollo con apoyo físico real de Mideplan, concediéndoles autoridad de iniciativa en las decisiones gubernativas sobre el desarrollo de cada territorio, y ordene la proyección de ministerios y entes autónomos en las regiones también por sectores de actividad. Muestre además su voluntad, delegando autoridad real a los respectivos directores regionales pues estos conocen mejor los problemas locales que sus jefes centrales.

k 7. Piense en designar ministros sin cartera al menos para Guanacaste, Limón y Puntarenas por ahora y para experimentar, como mensaje claro de que esas provincias tendrán una novedosa representación directa en el Gabinete; a la vez, podrán ver cómo en nombre de la Presidenta y en debido concierto con los demás ministros rectores, ese líder regional generará una mucha mejor articulación operativa de ministerios y entes autónomos por sobre lo que hoy es su proyección regional desordenada e ineficaz. Todo, con el apoyo de indispensables oficinas regionales de Mideplan y en íntima articulación con cada consejo regional de desarrollo (lo cual significa con las municipalidades y las fuerzas “vivas” de cada región).

k 8. Decídase, doña Laura, finalmente, a activar bajo el liderazgo de Mideplan y de cada consejo regional de desarrollo y ministro regional, todos los mecanismos de participación civil que diversas leyes establecen desde hace años en casi todo campo de actividad, pero de manera ordenada bajo esta cúpula regional, pues de otra manera aquellos otros mecanismos se anularían entre sí si operaran al desgaire.

Sépase que todo lo anterior refleja procesos y actores que no dejan de existir solo porque el gobernante de turno los ignore. Lo sugerido, además, tiene pleno sustento en la Ley de Planificación Nacional de 1974 y en dos decretos que fueron abolidos por el actual Gobierno bajo supuestos nada serios: el No. 14184-PLAN de 1983 sobre el subsistema sectorial, y el No. 20432-Mideplan de 1991 sobre el subsistema regional, ambos con origen en el período 1975/76. En ellos está todo, amigos. Todo.

¿Contemplarán la presidenta Laura Chinchilla y sus asesores algo de esto sin los recelos político-partidistas o intelectuales tan propios de nuestra raza? Mi ingenua pero sincera convicción es que, si llegan a gobernar con conocimiento verdadero de la “cosa pública”, ejerciendo un liderazgo movilizador y con apego a las leyes, que sí permiten hacerlo todo bien, no con base en ocurrencias, todo será mejor para el país.

FOTOS

  • Nacion.com

ADEMÁS EN OPINIÓN
ARCHIVO COLUMNISTAS
EN VELA   EN GUARDIA
JULIO RODRÍGUEZ JORGE GUARDIA
LETRAS DE CAMBIO    OJO CRÍTICO
LUIS MESALLES RODOLFO CERDAS
ENFOQUE    POLÍGONO
JORGE
VARGAS
FERNANDO DURÁN
TAL CUAL    ENTRE LÍNEAS
ALEJANDRO URBINA ARMANDO GONZÁLEZ
SERVICIOS En tu Celular En tu PDA Noticias por email RSS Fax Horóscopo Cartelera de cine
QUIENES SOMOS | GRUPO DE DIARIOS DE AMÉRICA | ESTADOS FINANCIEROS | ANÚNCIESE | TARIFARIO | TRABAJE EN LA NACIÓN
© 2009. GRUPO NACIÓN GN, S. A. Derechos Reservados. Cualquier modalidad de utilización de los contenidos de nacion.com como reproducción, difusión, enlaces informáticos en Internet, total o parcialmente, solo podrá hacerse con la autorización previa y por escrito del GRUPO NACIÓN GN, S. A.
Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
Apartado postal: 10138-1000 San José, Costa Rica. Central telefónica: (506) 2247-4747. Servicio al cliente: (506) 2247-4343 Suscripciones: suscripciones@nacion.com Fax: (506) 2247-5022. CONTÁCTENOS