La Quinta Estación es uno de los grupos pop más pegados en Latinoamérica y España. Viva habló con su vocalista, Natalia Jiménez, sobre la agrupación


 

Nota completa:

Sergio Arce A.
sarce@nacion.com

Desde el 2001, la escena musical del pop en español se vio enriquecida con la salida al mercado de un grupo que encantó con sus letras pegajosas y sencillas y, ante todo, por la voz excepcional de su cantante.

Este grupo es La Quinta Estación, que –para dicha de sus seguidores– estará en nuestro país este sábado 21 de julio en el Palacio de los Deportes, en Heredia, a partir de las 8 p. m.

De la mano de Natalia Jiménez, su vocalista, Ángel Reyero (guitarra) y Pablo Domínguez (guitarra y bajo), esta agrupación llegará aquí arropada del éxito, palabrita que no cualquier agrupación internacional se da el lujo de incluirla en su catálogo o biografía; ni siquiera los integrantes de este grupo, que prefieren contentarse con el alcance de la palabra reconocimiento.

La Quinta Estación –grupo que nació en un taller en Madrid, pero logra el boom internacional desde México– presentará su material más reciente, El mundo se equivoca , que salió a la venta en agosto del año pasado, pero también canciones de sus anteriores producciones: Primera toma (2001) y Flores de alquiler (2004).

¿Quién no se ha desgalillado en el cuarto, el baño o en un bar con temas como Perdición, No quiero perderte, Daría, Niña, El Sol no regresa , Algo más , Tu peor error , Me muero y Sueños rotos .

La promesa de Natalia Jiménez es que la gente en el concierto “se involucre con nosotros. Y que brinque, que se divierta y que se la pase increíble”. Así se lo contó a Viva , en entrevista telefónica desde el Distrito Federal, en México, donde la agrupación se prepara para una gira intensa por España y por otras latitudes más cercanas, como Puerto Rico.

¿Cuáles planes tienen para esta gira y, especialmente, en España, donde ustedes están logrando un reconocimiento muy ansiado?

Vamos a estar en 42 ciudades en un intervalo de dos meses (agosto y setiembre)... vamos a recorrer el país de arriba a abajo. Y después regresamos y vamos a visitar Estados Unidos, seguramente iremos a Puerto Rico y Centroamérica, y esperamos a ver si nos da tiempo para ir a Suramérica.

¿Qué se siente ir a tu país, donde no es fácil ser profeta en su propia tierra?

Para nosotros ha sido algo muy grande. No nos esperamos que fuera tan pronto. Somos un grupo relativamente nuevo: hace cinco años (en realidad son casi siete años, tras la salida del primer disco en el 2001 llamado Primera toma ) que comenzamos en esto, que nos empezó a ir bien, y en España nos ha costado un poquito, pero realmente no hemos tardado mucho en salir. Hay muchos grupos en España que viviendo allí, sacando discos allí y tardan más tiempo en pegar entre la gente, y nosotros tenemos mucha suerte de que hemos sido el hijo pródigo. Nos está yendo muy bien.

Ustedes se fueron a México: ¿qué se siente triunfar en un país muy difícil, que es la puerta para América Latina?

Para nosotros es un súper honor que aquí en México nos hayan dado la oportunidad de poder hacer lo que nos gusta, de poder hacer música, que es lo que mucha gente sueña y muy poquitas desgraciadamente lo consiguen. Ya México es nuestra casa. Allá en España nos preguntan si vamos a regresar y les decimos que no, que a México lo queremos muchísimo.

¿Cuál es el éxito de La Quinta Estación?

El éxito nadie lo tiene, lo que tenemos es mucho reconocimiento a nivel internacional de que le gente se divierte con nuestras canciones, se identifica con ellas; son cosas que te han pasado. La gente entiende de lo que estamos hablando. Este disco ( El mundo se equivoca) ha sido un poco más sentimental; estamos hablando mucho más de afectos y cosas que hemos estado viviendo acá en México.

¿Quién compone las canciones de ustedes?

Componemos todos; los tres somos compositores y también en las canciones se mete Armando Ávila, que es nuestro productor... es como si fuera el cuarto integrante de la banda. Ha sido un pilar fundamental en el grupo.

Retomo lo que decías sobre el este nuevo disco. ¿Qué es lo que La Quinta Estación está pasando o viviendo actualmente?

Estamos todos muy felices; nos está yendo muy bien. Estamos consiguiendo un sueño laboral; es un trabajo que muy pocos tienen, y que muy pocos pueden disfrutar y que, la verdad, tiene una vida muy corta si no lo sabes manejar bien. Estamos muy felices de que nos reconozcan en todas partes, de que se reconozca algo que nació en un local de ensayo en Madrid (valga decir que, entre ensayo y ensayo un productor musical escuchó la música de este grupo y les ofreció grabar su primer disco, pero en México. Fue así como se aventuraron a cruzar el Atlántico y, bueno, lo demás es historia). Y, sobre todo, a nivel personal estamos muy completos, de poder compartir con nuestras familias, quienes nos han visto sufrir y pasarla mal.

En este último trabajo echaron mano de sonidos y elementos de la música mexicana. ¿Han pensando en echar mano de esa influencia de otras regiones?

De momento no, no hemos viajado tanto. Hemos viajado a Estados Unidos y seguimos muy en contacto con la cultura mexicana, y cuando vamos a Suramérica y a Centroamérica tampoco nos da mucho tiempo de conocer la música de allá. Seguimos viajando para Suramérica, sobre todo Colombia y Argentina, que tienen una riqueza musical y yo creo que tenemos que aprovechar para conocer más todas las connotaciones musicales de otros países.

La escena musical ofrece un abanico muy diverso y rico de grupos de pop y rock . ¿Qué le podemos decir a los ticos, a los costarricenses que irán a tu concierto y que esperan de la La Quinta Estación algo en especial?

Se van a encontrar con un show bastante completo; llevamos metales, trompeta, saxofón y una banda con músicos increíbles y que la gente se sorprende de cómo suena en vivo. Realmente no llevamos mucho espectáculo visual; es más bien, simplemente, un concierto en el que hacemos que la gente se involucre con nosotros, que brinque, que se divierta y que se la pase increíble.

Ha pensado Natalia en incursionar como solista...

No que va, no... es una cosa muy complicada y primero tengo que andar con mi grupo y seguir con mi grupo mientras estemos bien, contentos y felices, y si algún día se comienza a torcer pues, ya, ya me voy. Hasta que no se ponga muy mal, muy mal, muy mal, muy mal, no me marcho... estoy muy contenta.

 

 

Créditos

Información, guión y entrevista: Sergio Arce. Producción de audio: Marfer Torres. Diseño y montaje web: Juan Pablo Carranza