• Volver a nacion.com
  •  
  • Portada
  •  
  • Inicio
  •    
      Menú
       
     
  • Noticias
  •  
  • Infográficos
  •  
  • MAPA: El poder de la influencia
  •  
  • Informes de la Comisión de Notables
  •  
  • Crónica de los hechos
  •  
  • Proyecto Finlandia
  •  
  • Historia de la CCSS
  •  

    Ir a nacion.com

    >> Noticias
     
    Ver Noticias: Por orden ascendente :: Por orden descendente

    FECHA DE PUBLICACIÓN: 05 DE SETIEMBRE DEL 2004

    Investigación de ‘Telenoticias’

    Sociedad de Calderón recibió $440.500 de grupo Fischel

    • Otros $300.000 entregados a amigos y funcionarios

    Mauricio Herrera U.
    Redactor La Nació
    n


    HOY EXPLICARÁ. Rafael Ángel Calderón emitió un comunicado para decir que hoy dará explicaciones al país.
    Foto: Archivo/LA NACIÓN

    Una sociedad de familiares del expresidente Rafael Ángel Calderón, y controlada por él mismo, recibió $440.500 (¢195,1 millones) provenientes de la Corporación Fischel, según informó anoche Telenoticias de canal 7.

    El dinero salió de la empresa que recibió una comisión de $8 millones (¢3.560 millones) pagada por la gestión de un crédito del Gobierno de Finlandia por $39,5 millones para la modernización de equipo médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

    El informativo no indicó cómo y quiénes se distribuyeron el dinero restante.

    En diciembre del 2001, el Congreso aprobó el préstamo por $32 millones, en solo tres días. Después la CCSS pidió ampliarlo a $39,5 millones.

    Según Telenoticias, dos altos jerarcas de la Fischel pidieron a la empresa finlandesa proveedora, Datex-Ohmeda, depositar el 20 por ciento del crédito en una sociedad domiciliada en Panamá.

    Notas relacionadas
    El camino del préstamo finlandés
    Ya contrató un penalista
    Afectado del corazón
    Repudio, conmoción y condena entre políticos

    Datex-Ohmeda transfirió parte de los $8 millones a la compañía Oscol, que luego hizo transferencias de dinero a O. Fischel R. y Cia. de Panamá, la cual a su vez giró otras sumas a la sociedad Harcourt Holding, presidida por Walter Reiche Fischel, presidente ejecutivo de Fischel.

    A su vez, Harcourt hizo dos transferencias a la firma Sultana de Panamá, el 20 de mayo del 2003 y el 9 de enero del 2004, por $300.000 y $140.500.

    Al momento de las transacciones, la presidenta de Sultana de Panamá era María del Rosario Calderón Fournier –hermana del exmandatario– y la vicepresidencia la ocupaba Alfonso Guardia Mora, primo hermano del exgobernante, y como tesorero fungía Carlos Zamora Guardia, esposo de María del Rosario y socio del bufete Calderón y Asociados.

    Apuntan a Calderón

    Carlos Zamora y María del Rosario Calderón explicaron ayer, en un comunicado a canal 7, que Rafael Ángel Calderón es quien maneja Sultana Panamá, empresa creada “hace unos años” en Panamá para administrar “intereses familiares”.

    “Poco tiempo después, el control de Sultana Panamá S. A. pasó completamente a manos de don Rafael Ángel Calderón”, indicó la pareja en el comunicado.

    “Desconocemos el giro de las operaciones mercantiles de dicha empresa” y “no hemos tenido participación alguna en la dirección de Sultana Panamá”.

    Ambos concluyeron que “don Rafael Ángel Calderón es la persona indicada para referirse a las operaciones de la sociedad Sultana Panamá S. A.”.

    La Nación intentó entrevistar en la tarde al exmandatario, pero en su casa en Cipreses de Curridabat dos de sus guardaespaldas dijeron que no estaba.

    “Mañana en horas de la tarde se entregará por parte del Lic. Calderón un comunicado al país a través de la prensa nacional”, decía un comunicado repartido por los escoltas.

    Calderón, abogado de 55 años, gobernó el país entre 1990 y 1994 y es el máximo líder del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), actualmente en el gobierno.

    Según Telenoticias, el 19 de febrero del 2003, Harcourt Holding también envió un cheque de gerencia de $300.000 (¢133,5 millones) al Banco de San José.

    De ese monto, el entonces gerente financiero de la corporación Fischel, Olman Valverde, retiró $30.000 en efectivo y los $270.000 restantes los convirtió en certificados al portador.

    Telenoticias dijo haber confirmado que al menos uno de tales certificados –cuyo valor no se conoce– fue cambiado por Gerardo Bolaños, exdiputado del PUSC, exdirectivo de la CCSS y socio del bufete Calderón y Asociados.

    Anoche no fue posible obtener la versión de Bolaños.

    Alfonso Guardia, primo de Calderón, cambió otro certificado. “Por nuestros vínculos fraternales, en febrero del año 2003 don Rafael Ángel me solicitó le hiciera efectivo un certificado de depósito al portador, emitido por el Banco de San José.

    “El Lic. Calderón Fournier puede dar fe de que la totalidad de esos fondos le fueron entregados a su persona”, aseveró Guardia.

    Como nota curiosa, Telenoticias mostró cómo el socio del bufete Calderón, exdiputado y exministro, Carlos Vargas Pagán, sacaba ayer sus pertenencias de su oficina en barrio Los Yoses para irse a otro sitio.

    Vargas alegó que tomó la decisión de salir del bufete hace 15 días y adujo “razones personales” que no explicó a canal 7.

    Estado asumió deuda

    El proyecto Finlandia se convirtió en la segunda compra más cuantiosa en la historia de la CCSS y en su tramitación fue clave Eliseo Vargas, entonces jefe de fracción del PUSC, que en mayo del 2002 se convirtió en el presidente ejecutivo de la CCSS cuando asumió Abel Pacheco.

    El cartel de licitación estaba condicionado a que las compañías participantes ofrecieran al menos un 50 por ciento de equipos construidos en Finlandia.

    La única empresa que pudo reunir los requisitos fue el consorcio Instrumentarium, representado en el país por la Corporación Fischel.

    En enero del 2002, el Estado asumió la deuda de la CCSS como pago parcial de las cuotas obrero-patronales que le adeudaba a la entidad de seguro social.

    La revelación de la transferencia de fondos finlandeses a una sociedad vinculada con Calderón es el último episodio de un escándalo por los nexos entre la Corporación Fischel y la CCSS, que dio a conocer La Nación en mayo pasado y ocasionó la renuncia de Eliseo Vargas.

    Por este caso, también están detenidos desde junio Walter Reiche y el abogado Randal Vargas, a quienes esta semana el Poder Judicial les amplió la prisión preventiva hasta el próximo 3 de diciembre.

    Colaboraron José E. Rojas, Irene Vizcaíno, Ismael Venegas, Sergio Arce y Berlioth Herrera.


    El camino del préstamo finlandés

    Diciembre del 2001

    La Asamblea Legislativa, con un trámite de tres días, aprobó el Proyecto Finlandia por medio del cual el país adquirió un préstamo por $39,5 millones en equipo para la CCSS.

    21 de abril de 2004

    La Nación revela que el entonces presidente ejecutivo de la CCSS, Eliseo Vargas, alquila una vivienda propiedad del entonces gerente financiero de la Corporación Fischel, Olman Valverde.

    22 de abril

    Eliseo Vargas renunció a la presidencia de la CCSS.

    7 de mayo

    El Ministerio Público allanó las oficinas de la CCSS, oficinas centrales de Fischel y la vivienda de Eliseo Vargas.

    3 de junio

    La Fiscalía detiene a Walter Reiche Fischel y a Rándall Vargas Pérez, presidente ejecutivo y abogado de la Corporación Fischel por la supuesta destrucción de documentos relacionados con las investigaciones.

    12 de julio

    Seis miembros de la Junta Directiva y el nuevo Presidente Ejecutivo de la Caja presentaron su renuncia, tras estar suspendidos por investigación por el aparente uso de dineros públicos en campos pagados de apoyo a Eliseo Vargas.

    4 de setiembre

    Trascienden supuestas pagos de la Corporación Fischel a una sociedad anónima en Panamá vinculada al expresidente Rafael Ángel Calderón.


    Ya contrató un penalista

    • Gonzalo Castellón asesora a Calderón

    Mauricio Herrera U.
    Redactor La Nación


    ASESOR. Diariamente el abogado penalista Gonzalo Castellón se reúne con Calderón en su casa.
    Foto: Carlos González/Archivo/LA NACIÓN

    Cuando en el país circulaban múltiples versiones acerca de posibles publicaciones periodísticas con revelaciones sorprendentes, el expresidente Rafael Ángel Calderón contrató desde el pasado martes al abogado penalista Gonzalo Castellón.

    Desde ese día, Castellón y Calderón se han reunido diariamente, según confirmó el abogado a La Nación.

    “No puedo decir para qué se me contrató porque eso violaría el secreto profesional. Por el momento soy un mero consultor porque no existe otra condición procesal que implique otra posición”, explicó el penalista.

    La contratación la hizo directamente el Expresidente desde el momento que regresó al país el martes, procedente de Miami.

    El exgobernante estuvo en esa ciudad estadounidense reponiéndose de un problema de salud.

    Según Castellón, en las reuniones de trabajo no ha participado ninguna otra figura del PUSC y se han limitado a analizar versiones de “terceras personas” que han circulado durante la semana.

    Las reuniones entre Calderón y Castellón fueron una manifestación más del clima de nerviosismo que abatió al Partido Unidad Social Cristiana en los últimos días.

    Desde el miércoles, altos funcionarios del PUSC protagonizaron diversos encuentros informales para comentar los rumores acerca de la posible aparición de noticias negativas acerca de Rafael Ángel Calderón, el máximo líder del partido.

    El viernes se reunió un grupo de diputados con el comité ejecutivo del PUSC a fin de analizar la reacción partidaria ante las noticias que serían emitidas. El PUSC dará un comunicado hoy.


    Afectado del corazón

    • Gonzalo Castellón asesora a Calderón

    Mauricio Herrera U.
    Redactor La Nación


    EN RECUPERACIÓN. Calderón guardó reposo en su casa durante la semana.
    Foto: Francisco Rodríguez/Archivo/LA NACIÓN

    Una “leve afección cardíaca” alteró la salud del expresidente Rafael Ángel Calderón la semana pasada, según confirmó su vocero de prensa, Rogelio Benavides.

    “Hace un año había tenido una enfermedad cardíaca y en los últimos días pudo haber tenido un preinfarto”, manifestó Benavides.

    Según el vocero, Calderón sufrió el quebranto de salud en Costa Rica y luego de ser estabilizado viajó a Miami varios días para hacerse un chequeo.

    Regresó el martes pasado a Costa Rica y los médicos le ordenaron guardar reposo. No fue posible conocer el nombre del especialista que atiende al exgobernante ni el tipo exacto de padecimiento que sufre.

    Benavides comentó que lo visitó el miércoles y el exmandatario lucía “afectado” pero normal.

    Según el vocero, Calderón minimizó la enfermedad y aseguró que está mejor de lo que muchos creían.


    Repudio, conmoción y condena entre políticos

    • Arias: es un golpe duro a un pueblo

    Ismael Venegas y Sergio Arce
    Redactores La Nación


    SORPRESA. Tanto Óscar Arias como Abel Pacheco se declararon sorprendidos por la noticia y esperan las investigaciones.
    Foto: Archivo/LA NACIÓN

    Dirigentes de los partidos políticos repudiaron ayer que una sociedad presidida por el exmandatario Rafael Ángel Calderón recibiera, supuestamente, $440.500 de la Corporación Fischel.

    El presidente, Abel Pacheco, dijo anoche a Telenoticias que ojalá Calderón tenga una buena explicación y que no “vivamos el profundo dolor que se confirme la sospecha de que es culpable de estos actos”.

    “Lo terrible es que este asunto no hubiera sido descubierto. Lo terrible es que siguiéramos en Costa Rica siendo victimados por una serie de personajes que se ponen de acuerdo para llevarse los dineros del Estado”, opinó.

    Pacheco dijo no recordar quién le presentó el préstamo finlandés como una maravilla cuando él fungió como legislador (1998-2002).

    El exmandatario y actual precandidato presidencial de Liberación, Óscar Arias, calificó de “golpe duro a un pueblo” que ha venido perdiendo la fe.

    “Creo que nada socava más la democracia o el sistema democrático que la corrupción y la impunidad. Ahora, nos queda esperar que la justicia siga su curso”, declaró Arias a La Nación.

    Desconfianza

    La diputada Epsy Campbell, del Partido Acción Ciudadana, afirmó que esos actos de corrupción provocan que la gente desconfíe todavía más de la clase política.

    “Es un asunto lamentable, sobre todo cuando la corrupción toca las esferas más altas”, sostuvo Campbell.

    Otto Guevara, presidente del Comité Político del Movimiento Libertario, dijo mostrarse consternado por el alcance del tráfico de influencias.

    “Este caso nos enseña que hay políticos que buscan negocios personales y que despilfarran los recursos de los costarricenses”, manifestó Guevara.

    Herida

    El presidente del Partido Liberación Nacional, Francisco Antonio Pacheco, expresó que lo sucedido “hiere la conciencia cívica de los costarricenses, debilita su participación y el sentido de pertenencia a una democracia”.

    Ayer se intentó recoger el criterio de los principales dirigentes del Partido Unidad Social Cristiana; sin embargo, resultó infructuoso.

    Se buscó la opinión de su presidenta, Lorena Vázquez, y del secretario general, Jorge Eduardo Sánchez, así como la del jefe de la fracción legislativa, Federico Vargas.

    El diputado socialcristiano Rolando Laclé se refirió escuetamente a lo sucedido.

    “Lo mejor es esperar a que se aclare y conocer. Es muy temprano (para las conclusiones)”.

    Juan José Vargas, vicepresidente de la Asamblea Legislativa, repudió que se juegue, de esa forma, con los dineros de los costarricenses.

    “Aquí ya no hay cara en qué persignarse”, destacó el jerarca legislativo.

    El defensor de los habitantes, José Manuel Echandi, dijo que la noticia lo llenó de sorpresa.

    “Creo que es un asunto que se tiene que manejar con mucha prudencia y realizar una investigación a fondo”, dijo el Defensor.

    Rafael Carrillo, miembro de una comisión de notables que investiga varios asuntos en la Caja Costarricense de Seguro Social, confirmó que la noticia lo “sorprendió muchísimo”.

    SUBIR
    © LA NACION S.A. 2005. Puesta en línea y diseño: Luis Edo. Díaz. El contenido de nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total o parcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com
    Ir a nacion.com