Especial Cumbre Iberoamericana. La Habana, Cuba, noviembre de 1999

Antiguo compañero de Fidel Castro entre conocidos disidentes

La Habana, 16 noviembre (EFE). Un antiguo compañero de lucha de Fidel Castro, un exprofesor de filosofía marxista, un técnico médico y un periodista independientes son los disidentes cubanos más conocidos y que en el marco de la IX Cumbre Iberoamericana han recibido el mayor respaldo internacional en los cuarenta años de régimen socialista.

Gustavo Arcos Bergnes, Elizardo Sánchez Santa Cruz, Oswaldo Payá Sardiñas y Raúl Rivero han mantenido entrevistas con seis delegaciones de las 21 que asisten a la Cumbre, entre ellas con el presidente del Gobierno español, José María Aznar y el jefe del Estado de Uruguay, Julio María Sanguinetti.

También se entrevistaron con representantes de Nicaragua, México, Portugal, Costa Rica y Panamá.

Fueron acompañados por el también disidente Héctor Palacios, del Comité de Estudios Sociales.

El más veterano es Gustavo Arcos Bergnes, de 73 años, quien en 1953 acompañó a Fidel Castro, presidente de Cuba, en el asalto al cuartel Moncada, el hecho que se considera el detonante de la Revolución.

Arcos Bergnes fue herido en aquella acción y fue rescatado por el actual comandante de la Revolución y exministro del Interior Ramiro Valdés.

El líder del Comité Cubano Pro Derechos Humanos fue nombrado embajador en Bélgica en los primeros años del régimen revolucionario hasta que fue encarcelado acusado de "actividades contrarrevolucionarias".

Tras cumplir una condena de tres años, fue detenido junto con su hermano Sebastián en 1981 por intentar salir ilegalmente del país y y encarcelado de nuevo hasta su liberación en 1988, cuando sustituyó a Ricardo Bofill como presidente del Comité Cubano Pro Derechos Humanos.

Otro hermano de Arcos, Luis, acompañó a Castro en la expedición del "Granma" y fue asesinado tras ser apresado por los soldados del dictador Fulgencio Batista.

Elizardo Sánchez Santa Cruz, nacido en 1944 en la antigua provincia de Oriente, realizó sus primeros estudios en un colegios bautistas y siendo estudiante, en la época en que gobernó el general Fulgencio Batista, se integró a la Juventud Socialista y al partido Socialista popular, organizaciones que existieron hasta 1960.

Sánchez comenzó en 1961 estudios de Ciencias Sociales y derecho Público en la Universidad de La Habana, donde también cursó estudios de planificación, economía y filosofía.

Entre 1962 y 1965, al tiempo que estudiaba, estuvo trabajando como analista en un departamento del Ministerio de Relaciones Exteriores Departamento y después trabajó como profesor de filosofía marxista en la Universidad de La Habana hasta el año 1968, cuando fue expulsado del claustro de profesores por motivos políticos.

En 1976 fue uno de los fundadores del movimiento no gubernamental por los derechos humanos en Cuba.

En 1987, participó en la fundación de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) cuyo Consejo Ejecutivo preside desde entonces.

Elizardo Sánchez ha sido detenido en varias ocasiones y en tres de ellas, en 1980, 1987 y 1989, fue condenado y cumplió en total ocho años y medio de cárcel. La última de las condenas por "difundir noticias falsas contra la paz internacional"-de dos años de prisión- la cumplió en 1991.

Osvaldo Payá Sardiñas, de 46 años, trabaja como técnico de electromedicina en una dependencia del ministerio de Salud Pública, es católico practicante fundador del "Movimiento Cristiano Liberación", un grupo de derechos humanos de tendencia moderada creado a principios de los años noventa.

Payá ha sido retenido durante varias horas en diversas oportunidades por las autoridades pero nunca ha sido encausado por sus actividades políticas.

La organización ilegal que encabeza ha realizado varias propuestas de diálogo y proyectos con los que ha solicitado al gobierno cubano una apertura política en el país.

Raúl Rivero, de 54 años, nació en Camaguey (centro de la isla) y perteneció a la primera promoción de la Facultad de Periodismo de La Habana.

Fue fundador de "El caimán barbudo", una crítica revista literaria, y comenzó a destacarse en la poesía hasta recibir en 1969 recibió el premio David por su obra "Papel de hombre".

Asiduo colaborador de las revista "Unión", "Verde Olivo" y "La Gaceta de Cuba", Rivero fue entre 1973 y 1976 corresponsal de la agencia oficial de noticias de Cuba, "Prensa Latina", en Moscú.

Desde finales de 1980, Rivero comenzó a romper con el régimen apartándose primero de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y firmando en 1991 la "carta de los diez intelectuales", una petición para la liberación de los presos de conciencia dirigida a Castro.

En 1995 fundó la agencia independiente "Cuba Press", de la que es director. Colabora habitualmente con el diario "El Nuevo Herald", de Miami, donde se concentra la mayoría del exilio cubano, y ha sido detenido en numerosas ocasiones aunque por breve tiempo.

El mes pasado no pudo recoger un premio "María Moors Cabot" que le otorgó la universidad de Columbia (EE.UU.) porque las autoridades le negaron el permiso de salida del país.

En una intervención televisada en directo, Fidel Castro citó la semana pasada por primera vez por sus nombres a Arcos, Sánchez Santa Cruz, Payá y Rivero, calificándolos de "cabecillas contrarrevolucionarios".

Ninguna de las organizaciones disidentes tiene estatuto legal y para el Gobierno de La Habana son "microgrupúsculos al servicio de Estados Unidos".