Volver a página principal de nacion.com


Una ayuda para seguir estudiando

Gracias a las becas, las limitaciones económicas no son un obstáculo para continuar los estudios

Pablo Fonseca

Nadie cuestiona que los estudios universitarios llevan consigo, además de un cambio de ambiente y de temática en el contexto académico, una inversión económica importante que en algunos casos el individuo o las familias dudan poder enfrentar.

La educación universitaria no es barata, pero las opciones para ganar por una beca son muchas y estas pueden convertirse en una buena salida para este dilema.

El primer título académico que se obtiene en una universidad es el grado, que en Costa Rica es tanto el bachillerato como la licenciatura y para obtenerlos se lleva de tres a cinco años, dependiendo del plan de estudios.

El posgrado puede ser una maestría y, posteriormente, el doctorado. Este título se obtiene entre los nueve meses y los cuatro años, dependiendo del ritmo de estudios, la cantidad de cursos y la investigación que se realice.

Usted puede obtener una beca tanto para los grados como para los posgrados, en universidades privadas y públicas, nacionales o extranjeras. Pregunte mucho, investigue más y navegue un buen rato en Internet para encontrar la opción que más le conviene.

Primero, el grado. En el caos de los grados, el Centro Cultural Costarricense Norteamericano es uno de los principales centros de información para obtener una beca parcial de estudios en el extranjero.

Ahí existe una base de datos actualizada de unas 4.000 universidades estadounidenses donde podrá revisar múltiples opciones en carreras, duración y precios. En la mayoría de estas oportunidades la beca es parcial y normalmente los estudiantes o su familia deben costear al menos un porcentaje de la matricula.

A la Oficina de Becas del Ministerio de Relaciones Exteriores también llegan ofertas para iniciar estudios de grado en países como la República Checa o Japón.

Aunque son muchas menos en comparación con las becas de posgrado, las becas de grado que llegan a esta oficina gubernamental usualmente cubren la totalidad del costo de los estudios, es decir, el pasaje aéreo, la estadía, la matrícula, los libros, la alimentación y un seguro médico.

Pero si piensa que aún no quiere dejar el país para estudiar en el extranjero, las becas de las universidades nacionales son la otra gran opción.

En las universidades públicas la inmensa mayoría de las personas que solicitan algún tipo de beca obtiene una ayuda.

En la Universidad de Costa Rica, por ejemplo, se gana una beca dependiendo de la situación socioeconómica de la familia, después de llenar un formulario.

Pero también, una vez ingresado a esta casa de estudios, se ganará una beca por excelencia académica cuando el promedio de notas semestrales sea sobresaliente (mayor a 9) o bien cuando se participe en alguno de los grupos deportivos o culturales de esta institución.

Del mismo modo, la Universidad Nacional y el Instituto Tecnológico de Costa Rica cuentan con sistemas de becas que le ayudarán a pagar sus estudios.

Algunas universidades privadas también cuentan con un sistema de becas o financiamiento para apoyar al estudiante que no puede enfrentar solo el oneroso pago trimestral o cuatrimestral de estos centros de estudios. Usted debe informarse directamente en cada una de ellas.

La Universidad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Ulacit), por ejemplo, ofrece las Becas Mérito a la Excelencia. La Universidad Interamericana tiene un sistema de becas corporativas para que funcionarios o asociados y familiares.

[ Puesta en línea: Adriana Quirós Robinson ] [ (506) 247 4349 ] [ webmaster@nacion.com ] [ ©2005 nacion.com ]
Volver a página principal de Escogiendo Carrera