Perfil de jugadores de la Selección Nacional

William Sunsing

Su fútbol alegre, cargado de jugadas de picardía y desequilibrio, lo ha convertido en uno de los consentidos de la afición.

Considerado un "relevo de lujo" en la Selección Nacional, William Sunsing Hidalgo ha sabido esperar su momento en la Tricolor, manteniendo claro en su cabeza que el ingresar de cambio significa que su capacidad permite imprimir un giro en el juego del equipo.

Nació el 12 de mayo de 1977 y desde pequeño le tomó gusto a lo que ahora es su profesión.

De niño empleaba su tiempo en patear el balón hasta la saciedad. Don Guido Peralta, su padrastro, era la víctima del inquieto Sunsing, quien nunca se daba por vencido y siempre pedía más horas de juego.

El ahora delantero del New England Revolution de la liga profesional de los Estados Unidos (MLS, por sus siglas en inglés), utilizaba el pasillo largo de su casa para pulir su dominio de la pelota. Ahí era cuando don Guido -un hombre mayor- sucumbía ante el cansancio y el pequeño terminaba golpeándolo para convencerlo de seguir.

Fue así como el carácter de este joven de 24 años se fue formando para aprender de las oportunidades y de la adversidad.

En su cuenta ya hay apuntados 14 partidos con la Tricolor, con la cual debutó en el 2000, y aunque sus remates no han alcanzado la red en partidos oficiales, sus jugadas han provocado buenos momentos para el equipo de todos.

Sunsing no solo se roba la atención del público en la cancha, sino también fuera de ella, con sus frecuentes cambios de apariencia en su cabello y los tatuajes que tiene en el brazo y en el pecho, donde sobresale la corona de espinas de Jesús, así como los clavos de sus pies y manos.

La música es buena compañera del veloz atacante, que cosechó muchos goles en Costa Rica en dos temporadas con el cuadro ramonense (1996-97, 97-98), cuando fue cedido en préstamo por el Club Sport Herediano, donde regresó para dejar su huella en la red y conquistar a los seguidores florenses.

De ahí saltó a la MLS y en la pretemporada del Revolution norteamericano regresó a las filas florenses para seguir vinculado con el futbol nacional y renovar sus votos en espera de ganarse un puesto fijo en la Tricolor.

Velocidad, toque de primera intención, circulación rápida de la pelota y desequilibrio, son algunas de las características que figuran en el libreto del carismático Sunsing.


© 2002. LA NACION S.A. El contenido de Nacion.com no puede ser reproducido, transmitido ni distribuido total oparcialmente sin la autorización previa y por escrito de La Nación S.A. Si usted necesita mayor información o brindar recomendaciones, escriba a webmaster@nacion.com